Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las voces femeninas que cantan los goles

Los partidos de la selección española en el Mundial promedian los 800.000 espectadores en GOL, donde son pioneras en la narración de fútbol Danae Boronat y Sara Giménez

Danae Boronat y Sara Giménez en la sala de realización de GOL en Barcelona.
Danae Boronat y Sara Giménez en la sala de realización de GOL en Barcelona.

“¡Goool! El rebote favorece a Koke y sube el primero para el Atlético”. Así contó Danae Boronat (Tarragona, 33 años) su primer gol como narradora en televisión de un partido de fútbol el 12 de mayo. Era la penúltima jornada de la Liga y para ella el principio de un nuevo camino profesional que compaginará con seguir presentando programas deportivos. Ese día se convirtió en la primera mujer en llevar la voz cantante en una retransmisión de fútbol televisiva. Poco antes lo había hecho Sara Giménez (Girona, 28 años) en la radio con un Girona-Espanyol en la cadena SER. Ambas narran estos días en GOL, junto a otros compañeros, el Mundial femenino de fútbol que tiene lugar en Francia.

"Es un gesto importante que la primera oportunidad no fuera en un partido femenino, sino uno de máximo nivel de Primera División, con cosas en juego", cuenta Boronat. "El periodismo deportivo va muy en consonancia con la sociedad. En los últimos años hemos vivido en una sociedad mucho más machista y ahora se está dando un paso al frente, algo que se ha hecho al mismo tiempo en este ámbito", cuenta Giménez.

El fútbol femenino ha tenido esta temporada en España un gran despegue de cara al público. Estadios como el Metropolitano en Madrid o San Mamés en Bilbao se han llenado para ver partidos de la liga, el Barcelona ha jugado la final de la Champions y la final de la Copa de la Reina entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad fue retransmitida en abierto en Telecinco. La victoria de la Real fue seguida por 1.655.000 espectadores (con un excelente 14,8% de cuota de pantalla). En GOL en el Mundial, el partido de debú de España ante Sudáfrica, un sábado, tuvo 859.000 espectadores de media (8,6% de cuota), mientras que el duelo ante Alemania, un miércoles a las seis de la tarde, fue visto por 675.000 espectadores (7,5%). El tercer partido, contra China y que supuso la clasificación para octavos por primera vez en su historia, fue seguido el lunes por 714.000 espectadores (7,8%). Las retransmisiones de los partidos de otras selecciones están teniendo en GOL una respetable media entre los 200.000 y los 300.000. espectadores.

"Esto ya no tiene marcha atrás, no puede ser una moda pasajera, no lo es", apunta Boronat. Uno de los factores de este auge ha sido que los clubes de fútbol han empezado a tomárselo en serio. "Ha tardado demasiado en explosionar, pero también porque los propios clubes en España no se creían a sus equipos femeninos, como el Real Madrid, que ni siquiera tiene. Cuando han empezado a creérselo, la rueda ha empezado a andar", comenta la narradora.

Giménez coincide con su compañera en que el actual interés por el fútbol femenino en España no se puede quedar como una anécdota o una moda. Ambas creen que el siguiente paso es mejorar las condiciones de las futbolistas, una lucha también abierta en el resto de ligas femeninas internacionales. "Lo siguiente tiene que ser los convenios colectivos, que las jugadoras puedan desarrollar su trabajo en las mejores condiciones. Tienen que tener esa oportunidad, más allá de que se abran estadios o no. Si rinden mejor, ofrecen mejor espectáculo y eso hace que la gente en su casa esté siguiendo más de cerca el fútbol femenino", dice Giménez. "Hay que empezar por los gestos y después se tiene que convertir en una rutina y en una apuesta firme por parte de los clubes de igualar condiciones, no igualdad de salarios, sabemos que eso está a años luz por lo que genera el fútbol femenino y el masculino, pero sí igualdad de condiciones, de entrenamiento, de viajes y de instalaciones", añade Boronat.

Con independencia del Mundial y de la prosperidad del fútbol femenino, ¿por qué se ha tardado tanto en tener mujeres narradoras?  "Hay dos factores, por una parte que los responsables no han visto ni la necesidad ni la idoneidad de que una mujer narrara. Por otra, ha faltado dar ese paso al frente por parte de las mujeres", responde Boronat. "Llevo en esto desde los 17 años y no he conocido a ninguna compañera que me haya dicho, 'yo quiero ser narradora'. y quizás si lo han querido o no se lo han planteado por el hecho de que no había referente", añade. Por iniciativa propia y pensando en el Mundial, Boronat se preparó durante semanas y se ofreció a los responsables de GOL como narradora. No tuvo que esperar hasta el campeonato mundial, la oportunidad le llegó en la liga masculina mucho antes.

¿Y en el futuro? Boronat, que está al frente del programa Xtra en BeIn y es presentadora en Vamos Y Movistar Liga de Campeones, dice ser consciente de que queda mucho camino por abrir. "Soy cautelosa y respeto mucho a los profesionales compañeros míos que llevan veinte años haciendo esto. Entiendo que no puedo pasar por delante de gente que lleva un bagaje, una experiencia y un nivel que yo no puedo conseguir en un año, por mucho que yo me pasara un año, por ejemplo, narrando la liga, que ojalá", cuenta. "Necesitas horas de vuelo, cuanto más tiempo llevas es más fácil hacerlo bien. Sé que habrá gente que dirá, por qué no pueden, ¿por qué a ellas no? Bueno, porque ellas todavía están por detrás de los que llevan mucho tiempo haciéndolo, es lógico y ha sido así toda la vida. No me lo tomaré como una cuestión machista ni de discriminación", finaliza Boronat. "Con tiempo, paciencia y practicando, por qué no", opina Giménez, "la narración es un tema que no puedes hacer un partido y dejarlo ahí, tiene que tener una constancia, porque si no al final todo lo que has aprendido es como si retrocedieras".

Boronat cree que poco a poco habrá más mujeres narrando competiciones deportivas: "Dentro de diez años habrá en todas las cadenas una narradora habitual. Ya no se hablará de esto". Giménez se muestra más optimista: "Espero que la temporada que viene ya esto se normalice, que sea lo habitual. Esta temporada todo ha sido nuevo. No tendría que ser noticia, puedo entender que ahora lo sea, pero a partir de aquí va a ser más habitual. La gente se va a acostumbrar a que las mujeres narren o hagan cualquier tipo de trabajo dentro del periodismo deportivo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información