Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Activismo para niños

'Barrio Sésamo', que cumple ahora 50 años, no te enseñaba a sacar mejores notas sino a soñar despierto

Barrio Sésamo no te enseñaba a sacar mejores notas sino a soñar despierto. La pedagogía del programa estaba enfocada a la inteligencia emocional de sus pequeños espectadores y eso le otorgaba ese aire new age donde las únicas conquistas importantes eran la felicidad y la aventura. Se hablaba de racismo, de aceptar a los demás como eran, de ser buena persona y no sufrir si tu familia era diferente a las otras. Ser raro era lo normal en Barrio Sésamo.

En noviembre de este año se cumple medio siglo de la primera emisión en Estados Unidos de un programa infantil que tiene pocos rivales dentro de la historia de la televisión. En España, se estrenó ocho años después y su impacto fue, como en el resto del mundo, incontestable. Es muy sencillo, varias generaciones crecieron unidas por el cordón umbilical de un programa que, gracias a sus entrañables personajes tan peludos como estrafalarios, les hizo sentir que crecían bajo el paraguas de un solidario hogar común.

El plato fuerte de la efeméride ocurrió hace unos días en Nueva York, donde se inauguró la calle entre Broadway y la 63 que a partir de ahora lleva el nombre del programa (Sesame Street). La siguiente parada fue este jueves con la celebración de una gala benéfica con Michelle Obama de invitada central. La ex primera dama, además de posar radiante al lado de Coco, el Monstruo de las Galletas y Elmo, recordó los valores —"la honestidad, la tolerancia y el respeto por los demás"— de un programa que ha estado a su lado durante su infancia, su maternidad e incluso en la Casa Blanca. Medio siglo después de su nacimiento, Barrio Sésamo (que se ha emitido en 150 países, 70 idiomas y que ahora forma parte del catálogo de HBO) sigue practicando contracorriente su colorido activismo social.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información