Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MI PELÍCULA ITALIANA CRÍTICA i

Deshuesando pollos

'Mi película italiana' es un drama familiar que emociona por su sencillez y la interpretación de sus actrices

Una escena de 'Mi película italiana'.
Una escena de 'Mi película italiana'.

Cuatro hermanas discuten en un velatorio cómo deshuesar correctamente un pollo. El tipo de cuchillo que debe usarse, por dónde cortar o cómo hacerlo para no desperdiciar carne. De fondo pulula su madre, anciana y excéntrica, que expresa su devoción por el pollo relleno de ciruelas y manzanas. Y también dos nietas. Tres generaciones de mujeres de una familia. Es el funeral del patriarca y en realidad lo que están deshuesando son sus vidas.

Este es el punto de partida de Mi película italiana, un drama familiar de tintes autobiográficos escrito con gran delicadeza por la dramaturga Rocío Bello, inspirada sobre todo por la figura de su abuela: una mujer que se soñaba dentro de alguna de aquellas canciones románticas italianas de los cincuenta, pero que en cambio no salió de su pueblo. La obra desmenuza su vida y la de sus hijas con saltos entre pasado y presente. El argumento es modesto, pero eso es lo de menos. Lo interesante aquí son los personajes, cómo se relacionan, cómo se quieren y se odian. Y cómo todo eso se va desvelando en un cruce entre realidad y fantasía: el mundo tangible se trenza en esta obra mágicamente con el mundo soñado. Un mundo en el que los hombres cantan como Jimmy Fontana y las mujeres no deshuesan pollos.

El montaje, dirigido por Salva Bolta, comienza con un tono algo afectado que hace temer una deriva hacia lo melancólico, pero enseguida cobra vuelo. Esta es una obra de personajes y Bolta sabe ceder todo el protagonismo a las actrices. Siete estupendas actrices, entre las que brilla especialmente Teresa Lozano en el papel de la abuela, que logran emocionar sin caer en el sentimentalismo. No hay más pretensión que esa en este espectáculo. Que no es poco si se consigue.

Mi película italiana. Texto: Rocío Bello. Dirección: Salva Bolta. Reparto: Elena González, Teresa Lozano, Vicky Luengo, Mona Martínez, Nerea Moreno, Inma Nieto, Camila Viyuela. Teatro Español. Madrid. Hasta el 26 de mayo.