Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por JORGE MORLA Y ÁNGEL SUCASAS

‘Runner Heroes’ o la voluntad de redefinir un género

El juego de IKIGAI Play huye de las propuestas gratuitas y generalmente simples que caracterizan a los juegos 'runner'

Lo que uno piensa cuando piensa en un runner es a un jugador casual enfrascado en su móvil o tableta. Con una sana (y quijotesca) vocación de cambiar de arriba abajo ese concepto, fue presentado hoy en Madrid Runner Heroes, juego del estudio IKIGAI Play que pretende llevar el (sub)género de los runners a otro nivel.

Establezcamos las bases. Un runner es, hablando en plata, un juego en el que el jugador no controla el movimiento principal del personaje, esto es, el muñeco se mueve hacia delante y el jugador solo puede echarlo hacia los lados, agacharse, saltar… O sea, movimientos secundarios en otro tipo de juegos y que sin embargo aquí constituyen una mecánica principal. Una mecánica que ha derivado los objetivos de este subgénero hacia tareas de recolección, fintas, driblajes… en contraposición a las tareas clásicas del videojuego (enfrentamientos, estrategias frontales).

Imagen del 'gameplay' del juego. ampliar foto
Imagen del 'gameplay' del juego.

Pues bien, Runner Heroes tiene la obsesión de cambiar eso. Los personajes siguen corriendo a lo largo de los niveles, sí, pero lo que hay detrás es una historia sólida de clásico RPG, un mundo de fantasía. No es la única novedad. Los runners suelen ser juegos free to play enfocados a dispositivos móviles. Runner Heroes se atreve a jugar en la liga mayor: un juego que se compra como cualquier otro y que está pensado para jugar con mando en PS4, Switch… Aún sin fecha fija, está previsto que Runner Heroes salga al mercado a lo largo de este 2019.

“Somos conscientes del reto”, confesó Diego Vargas, líder de IKIGAI, que desgranó la historia del príncipe Coldwin y la princesa Lisa, él atrapado en el día abrasador, ella en la noche perpetua, ambos protagonistas de la historia y de un juego en el que el jugador controla (he aquí otra mecánica novedosa) a los dos personajes a la vez. Vargas habló del uso de la cámara, del tono épico que ha querido aportar al juego, de los 15 personajes que conoceremos a lo largo de la trama, de sus 40 niveles... pero, sobre todo, de "la oportunidad innovadora de abrir un nuevo camino". No será fácil. Por volumen de jugadores, este tipo de juegos se juegan, valga la redundancia, primero en dispositivos móviles y luego en la plataforma digital Steam. 

Imagen del 'gameplay' del juego. ampliar foto
Imagen del 'gameplay' del juego.

La de ayer en Madrid fue, además, la presentación en sociedad de otro proyecto. La industria del videojuego mueve en España unos 700 millones de euros al año. Aunque parezca mucho, hechas las cuentas nos sale que el decimocuarto país del mundo por PIB debería mover unos 2.100 millones. Es ahí donde entra PlayZen, empresa formada por iniciativa de dos históricos de la industria del videojuego en España: Pablo Ruiz y Luis Rodríguez Soler (que ya trabajaron desde 1982 en Dinamic Software durante la que ha venido en llamarse “Edad de oro del software español”). Ellos apadrinan el nacimiento de Runner Heroes.

“Aunque hay talento en el sector de los videojuegos en España, no se monetiza bien”, aseguró ayer Luis Rodríguez, que tras su paso por el mundo del videojuego lleva 20 años trabajando en consultoría y banca privada. Fue en esos sectores donde conoció “el verdadero dinero”, y donde se dio cuenta de las ingentes cantidades que gente no especialmente interesada en el mundo del videojuego pero que quiere una inversión rentable, está dispuesta a entregar al sector. Con una vocación de "captar talento e integrarlo" en el ecosistema económico mundial nació PlayZen hace seis meses.

El príncipe y la princesa corriendo parejos por los diferentes niveles casi parecen una metáfora de la aceleración de un sector ya sin duda alguna global que busca hacerse camino entre los flujos de dinero. El sueño de una industria, otra vez. Un nuevo intento de dar con la fórmula precisa. Corramos detrás de la innovación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >