Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA i

Niña. Mujer. Guionista

El audiovisual es educación disfrazada de entretenimiento y no podemos ni educar ni entretener mirando hacia otro lado y evitando a las mujeres currantas y luchadoras

Las protagonistas de la serie 'Señoras del (h)ampa', cocreada por Abril Zamora.
Las protagonistas de la serie 'Señoras del (h)ampa', cocreada por Abril Zamora.

Yo jugaba con muñecas.

Sí. Hasta muy mayor, pero mayor rollo 13 o 16… Y como por aquel entonces no estaba muy bien visto que quien pensaban que era un niño tuviera una Chabel Cenicienta o una Barbie (falsa o verdadera), me las hacía yo. Las cosía y las tenía escondidas en una caja de zapatos debajo de la cama. Tenía… buah, un puñado. El proceso era maravilloso. Elegirles un pelo, unas relaciones y un puñado de conflictos. Muchos, muchos conflictos. Pero mis muñecas no eran tontas que iban a bailes y ya está. Eran tías que molaban, porque tenían trepidantes aventuras, desgarradores amores, discusiones memorables y un poco de sexo guarro propio del imaginario de una niña de 13 o 16.

Me llamo Abril, tengo putos 37 años y sigo jugando con muñecas, pero ahora es diferente... Solo un poco. Es que soy guionista y es una profesión, que por lo menos para mí, parte del juego, si no me lo paso bien mientras lo hago y me aburro, lo borro y vuelvo a empezar. Mis muñecas de ahora se construyen solitas en una página en blanco. Luchan constantemente para no ser relegadas al banquillo de secundarias guapas y floreros, porque ellas saben que pueden ser protagonistas, porque tiene una voz fuerte y un chocho enorme y eléctrico que poner encima de la mesa para que se sepa que han llegado. Pueden aguantar el peso de la historia, claro que sí, y saltan a la mínima de cambio, porque llevaban mucho tiempo silenciadas y no les gusta un pelo. Pueden tener 40, 50, 80 años y no pasa nada… porque sus palabras y sus vivencias son igual de entretenidas y salen como dardos para hacerse oír. El audiovisual es educación disfrazada de entretenimiento y no podemos ni educar ni entretener mirando hacia otro lado y evitando a las mujeres currantas y luchadoras, que por lo menos a mí me han servido (y me sirven) como referente.

¿Sabes? A veces invento las historias de amor que me gustaría vivir a mí o escribo las palabras que nunca dije porque soy una floja, pero que me quemaban en la punta de la lengua. A veces fue terapia y a veces no. A veces fue fácil y fluido y a veces me quise arrancar los ojos al ver lo maravilloso que vomité desde el corazón a las 3 de la mañana y a las 10 se convirtió en basura, pero basura de la mala. Y fue frustrante. Me preguntaron si los hombres y las mujeres escriben diferente. ¿Yo qué se? Cada persona escribe como puede, ¿no? Da igual si tienes pito o vagina… porque tu imaginario es tuyo, tus miedos también, tus ilusiones y aspiraciones son incomparables. Creo que con formación o sin ella, si hurgas dentro de ti habrá alguien que habría querido (seguro) seguir jugando con He-Mans, Pocas Pecas o con G.i. Joes y que a veces se imagina historias cuando va en el metro, cuando hace caca, cuando friega los platos o simplemente cuando ve otras historias. Y eso, poco tiene que ver con el género.

Abril Zamora es actriz y guionista. Señoras del (h)ampa, que Telecinco estrenará próximamente, será su primera serie como creadora.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información