Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Musical BLOGS Por FERNANDO NAVARRO

La elegancia espiritual de The Secret Sisters

Apadrinado por Brandi Carlile, el dúo de hermanas cautiva en la actual música norteamericana por su soul blanco empapado de folk, bluegrass y country

Con la muerte de la insustituible Aretha Franklin todavía reciente, conviene recordar la importancia de la música norteamericana de raíces en todos sus géneros protagonizada por mujeres. Más cuando, además, esta música viene de lugares que ya fueron determinantes en la carrera de Aretha Franklin, pero también en la historia de la música popular estadounidense. Lugares como Muscle Shoals, en Alabama, centro de operaciones de los grandiosos estudios FAME de Rick Hall. Allí se coció parte del soul más sabroso y embriagador de todos los tiempos, con Aretha en estado de gracia en la grabación de álbumes imbatibles como I never loved a man the way I love you, Lady Soul o Aretha Now.

Apenas son conocidas más allá de sus fronteras, pero tienen un talento más que reseñable. Se llaman The Secret Sisters. Son hermanas y vienen de Muscle Shoals y de una tradición familiar rodeada de música. De hecho, su participación en las matinales de la iglesia llevo a las hermanas a desarrollar una gran habilidad para cantar a capella canciones de todo tipo, algo que se deja notar en su música actual.

The Secret Sisters tienen un aire espiritual en su cancionero. Es tal vez su mejor virtud dentro de sus buenas formas para coger el folk o el country y llevarlos a un terreno íntimo. Sin perder la referencia de Muscle Shoals, se podría decir que estas dos jóvenes chicas desarrollan un soul blanco empapado de folk, bluegrass o country. Y lo hacen con una elegancia impagable, jugando a dos voces. A veces, haciendo duetos intensos, otras intercambiándose palabras o turnándose en versos como dos narradoras en estado de gracia.

Se dieron a conocer en 2010 con un album en el que versionaban canciones de Frank Sinatra y Nancy Baron mezcladas con composiciones propias. En ese disco demostraban su talante fino para tener un estilo propio impregnado de espiritualidad. Tras otro trabajo notable como Put Your Needle Down, ese estilo fue el que llamó la atención de Brandi Carlile, una de las voces más personales y fascinantes del folk norteamericano contemporáneo. Se llevó de gira a las hermanas al tiempo que firmaban por el sello New West, casa fundamental de la americana del siglo XXI al contar con gente como John Hiatt, Jason Isbell, Niki Lane, Buddy Miller o Sara Watkins, entre otros muchos.

Su tercer y último disco, publicado el año pasado, es You Don't Own Me Anymore. Con diferencia es la mejor obra facturada hasta la fecha por estas chicas, que estéticamente se fijan tanto en el clasicismo country. Un álbum especialmente emotivo en ese estilo de folk espiritual o soul blanco con aroma a carretera secundaria. Qué más dan las etiquetas cuando se guardan canciones tan bellas como Tenessesee River Runs Low, Carry Me, Little Again, You Don't Own Me Anymore o Till It’s Over. Es normal que fascinaran a Brandi Carlile, a la que recuerdan en su punto más sentimental y que además ayuda en las labores de producción. Pero también recuerdan en el latido místico de sus canciones a alguien de la talla de Patty Griffin.

La música norteamericana actual siempre repleta de regalos. The Secret Sisters es uno de ellos. Deliciosa elegancia espiritual.