Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sentimientos encontrados de Gael García Bernal

El actor y director mexicano estrena en Canneseries 'Aquí en la tierra' y lamenta el fin de ‘Mozart in the Jungle’

El actor mexicano Gael García Bernal durante un pase de presna de la serie 'Aquí en la tierra' en Cannes.
El actor mexicano Gael García Bernal durante un pase de presna de la serie 'Aquí en la tierra' en Cannes. AFP

Un viejo conocido del festival de cine de Cannes, Gael García Bernal, pasó por la ciudad francesa, pero no para presentar una película. El actor mexicano estaba en Cannes como creador, productor y director de la serie Aquí en la tierra, uno de los shows en competición del certamen Canneseries. Y junto a él, su cocreador Kyzza Terrazas y parte del reparto, Paulina Dávila, Ariadna Gil, Sofía Sisniega y Alfonso Dosal.

“Es una sorpresa estar aquí”, reconoció García Bernal después de una aplaudida proyección. “Y tiene que ver con la pregunta de por qué he hecho televisión y es porque hace 10 años cuando la empezamos no había plataformas como esta donde pudiéramos poner estas historias, entonces se llamaba televisión y ahora no sé si es justo llamarlo así porque se consume en muchos más sitios”.

En el caso de Aquí en la tierra, se verán los ocho capítulos de la primera temporada en Fox Premium en Latinoamérica a partir del 20 de abril. Y, además, el estilo y estructura con el que el actor ha rodado el primer episodio, absolutamente cinematográfico, es difícil encajarlo en la televisión hasta ahora conocida. Bernal volvió sobre la metáfora literaria como otros invitados del festival antes que él para hablar del boom seriéfilo: “Con una película, de alguna forma, tratas de organizar un poema, y con una serie intentas organizar una novela. Hay más oportunidades para intentar distintas cosas”.

Aquí en la tierra comenzó para García Bernal y Terrazas hace 10 años cuando acabaron la ópera prima del actor, Déficit, y empezaron a darle vueltas a la posibilidad de profundizar en los dos estereotipos que representaban los personajes protagonistas. “A través de ellos intentamos explorar la clase social, la impunidad, la herencia, todos los temas que ahora están en la serie”, dice Terrazas. “Son dos personajes que vienen de distintos entornos, pero la vida les ha cruzado y son buenos amigos”.

Adán (Tenoch Huerta) y Carlos (Alfonso Dosal) son esos dos amigos, los dos personajes principales que destacan en una serie muy coral, de complicados lazos familiares y muchos secretos. “Va sobre lo que heredamos en el mundo”, dice Terrazas, señalando que en el título, en esa “tierra”, ya está la clave. “¿Qué pasa con la gente que no solo hereda dinero sino clase social, problemas?”, añadía Gael García Bernal.

Es lo que les ocurre a Adán y Carlos, el primero es el jefe de seguridad del segundo, pero también su amigo, viene de una clase social baja, de un barrio en el que las Autodefensas están luchando contra la construcción de un aeropuerto. Carlos, en cambio, viene de familia acomodada, de esas que construye esos aeropuertos. “Se cree muy poderoso, se pasa el día de fiesta hasta que se entera de que su padre biológico ha sido asesinado”, explica Dosal. “Empieza a mirarse a sí mismo de verdad y empieza la destrucción”. Como cuenta Bernal, “esos personajes que intentan encontrarse a sí mismos, que intentar romper el molde en el que se supone que tienen que estar, plantean muchas preguntas incómodas sobre nuestro país, sobre cómo funciona el mundo…”.

Porque sí, “Aquí en la tierra es un thriller en su corazón”, explica Terrazas, con drama familiar psicológico, pero también es muy político. “Está bien no tener miedo a la política”, dice el actor para el que Aquí en la tierra es su primer proyecto con la nueva productora que ha montado con Diego Luna. “Ahora hay gente que dice que mejor no meterse mucho en política porque si no será difícil conectar. No, ahora es el momento de ser muy político”. Y la serie, de hecho, se estrena en plenas elecciones mexicanas.

Partiendo de la realidad, de sucesos reales, pero exagerándolos hasta convertirlos en cómicos, a veces, y en algo muy teatral y shakespereano, otras; y extrapolables a todo Latinoamérica, se encontraron en ocasiones superados por la realidad. “Lo loco es que algunas de las situaciones que nos inventamos, tres meses después estaban pasando de verdad. Como la familia del personaje de Ariadna Gil, que es de un grupo constructor español que trabaja en Latinoamérica, y de repente saltó el escándalo de Odebrecht”, cuenta Bernal. “Es un lugar común, pero la realidad supera a la ficción”. Y con una serie para la que ya tienen segunda temporada, se verán muchas veces sueprados.

Adiós, Mozart

Tras hablar entusiasmado de este nuevo proyecto, preguntado por EL PAÍS por la cancelación reciente de Mozart in the Jungle, la serie que protagonizó durante cuatro temporadas y por la que, en parte, no pudo dirigir más que el piloto de Aquí en la tierra, el rostro de Gael García Bernal cambió a una sincera tristeza. “Qué lástima, ¿verdad?”, dijo. “Me siento triste. Quería que siguiera. Pero qué le podemos hacer”, dijo, explicando que el anuncio le había sorprendido tanto como a los fans. “No sé ni siquiera las razones”, aseguró. Estaban convencidos de seguir y de haber sabido de la cancelación hubieran hecho “una última temporada con un gran final”. “Y, de repente, cancelado. ¿Qué ha pasado? Es muy fuerte”. ¿Y si otro canal o plataforma recogiera la batuta? “Eso pasa, que cambien canales”. Y ante la esperanza de volver a meterse en uno de los papeles que más ha querido, el del director de orquesta Rodrigo de Souza, vuelve a sonreír.

Más información