_
_
_
_
_
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

‘Great News’, ¿quién quiere a su madre de becaria?

La comedia producida por Tina Fey es entretenida y simpática, pero no arriesga

El reparto de 'Great News'.
El reparto de 'Great News'.

¿Y si tu madre, además de ejercer como tal, fuera tu becaria? No solo hablarías con ella por teléfono sobre lo mundano y lo divino, escucharías consejos para las cosas más inverosímiles e irías a comer con ella los domingos. No, la verías todos los días, en tu horario de trabajo. Y mandándole hacer cosas. Y, sí, te pondrá en evidencia delante de tus compañeros. Este es el punto de salida de la comedia Great News, recién estrenada en COSMO, producida por Tina Fey (una de las grandes estrellas cómicas estadounidenses de la última década) y creada por su colaboradora en otras comedias Tracey Wigfield.

Great News tiene el sello de Fey, con diálogos rápidos y personajes con personalidad. Pero, al menos en su principio, no ofrece nada nuevo, ni tan punzante como 30 Rock (Rockefeller Plaza). Que nadie espere una continuación de esta última comedia. Esto es algo más ligero. Al menos no es una sitcom familiar al uso. El padre, por ejemplo, es totalmente secundario, nunca se le ve bien, siempre de fondo y borroso. Lo importante es la relación hija-madre. Y la relación madre becaria – jefe mayor insoportable, que también es jefe de la hija, claro. Y el enfrentamiento entre la veteranía y la juventud.

Si pueden, véanla en versión original (como debería ser con todo). Tras visionar el primer capítulo tanto traducido como en su versión original, los matices en algunas bromas se quedan por el camino. Y el acento británico de uno de los personajes. Pero sobre todo, en la versión doblada se perderán el trabajo de Andrea Martin, buena cómica y veterana actriz de voz desde los años ochenta.

Great News es una comedia normal, de las de pasar veinte minutos entretenido, viendo algo simpático, sin pretensiones. Que no arriesga. Y ya. Pero para eso son (gran parte de) las comedias, ¿no? Si quieren algo diferente, véanla con su madre al lado, a ver si le hacen gracia a ambos los mismos chistes...

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_