Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PODCAST

El peligro de la lectura

La lectura es tan amenazante que, en ocasiones, los líderes mundiales se ven obligados a censurar libros y quemar hojas

©De las ilustraciones: agencia Player, 2016
©De las ilustraciones: agencia Player, 2016

Existe una viñeta de Mafalda en la que Felipe reflexiona diciendo que resulta monstruoso que se impriman más billetes que libros. Felipe, firme, añade: algún día se dará más valor a la cultura que al dinero. Mafalda le pregunta si no son algo ingenuas sus ideas a lo que Manolito recrimina rápido y furioso: ¡Ingenuas no! ¡Son peligrosas!

La lectura es tan amenazante que, en ocasiones, los líderes mundiales se ven obligados a dejar de abrazar, durante unos segundos, sus imponentes montañas de dinero para censurar libros y quemar hojas. Suponemos que algo inocente no les turbaría de esta manera.

Digamos, entonces, que los lugares más hostiles son las bibliotecas y las librerías. El refugio en el que se protegen las ideas peligrosas. Allí, el escritor y periodista Jesús Marchamalo y el escritor, crítico y profesor Jorge Carrión charlan sobre la evolución de estas guaridas, de su digitalización y modernización y de las curiosidades de las bibliotecas particulares. Y es que en las estanterías de las casas puede uno descubrir el tipo de pensamientos que custodian sus dueños.

En ‘Los Búfalos Nocturnos’ hemos intentando averiguar qué hay en la mente del actor Eduardo Noriega fisgoneando en su biblioteca. De momento, hemos visto que clasifica los libros por fecha de nacimiento del autor. Si quieren saber cuán de peligroso es este tipo de orden pongan atención a la terapia libresca de este nuevo episodio.

Las traductoras María Teresa Gallego y Marta Sánchez-Nieves nos hablarán de la dificultad que entraña mantener la esencia de una obra, de que la idea se mantenga lo más parecida posible a la original.

Terminamos “juzgando el libro por su portada”, hablando con Diego Areso, director de arte de El País nos habla del rediseño de Babelia. Sólo por la fachada podríamos decir que leer ‘Babelia’ es de los actos más peligrosos que existen.

Todo esto con la selección de rock londinense de Fernando Navarro sonando de fondo. Porque los búfalos no sienten el peligro. Son ingenuos y a la vez valientes y es, precisamente eso, lo que les hace tan libres.