Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nuevos retos de la Cadena SER

Un programa especial ha mostrado a los oyentes las propuestas de la temporada

Foto de grupo de las principales voces de la Cadena SER.
Foto de grupo de las principales voces de la Cadena SER.

Una pieza de Juan Carlos Ortega que narró la llegada a la emisora de las estrellas de la SER, a bordo de varios helicópteros (“Pepa Bueno y Gemma Nierga viajan en aparatos diferentes, por seguridad”, bromeó Ortega), abrió un programa especial, conducido por Marta González Novo, en el que la Cadena SER repasó su programación para 2016-2017.

Una temporada marcada por la salida de José Ramón de la Morena, tras 27 años al frente de El Larguero, y por la llegada de Manu Carreño como su sustituto (“llevo dos semanas y tengo a la espalda 27 años de historia del programa”, afirmó con humor). En conversación con EL PAÍS, Carreño asegura que vive el relevo “desde la tranquilidad. Igual que Casillas ha dejado la selección después de tantos años, lo ha hecho De la Morena. Solo quiero pensar en el programa de mañana y en que el oyente perciba que está bien preparado”. Carreño apuesta por un Larguero “creativo” y se reafirma en la importancia de la audiencia. La firma que cerrará el programa será la del oyente: “Lo pensamos mucho y decidimos que quien nos oye, que es muy sabio y nos conoce muy bien a todos, es el mejor termómetro de lo que ha sido el programa”. En el terreno de los deportes, Dani Garrido dirigirá Carrusel deportivo: “Mi Carrusel es el de la locura por contar cosas, respetando el ADN del programa”.

La SER afrontará otro reto fundamental, “el reto digital”, como señaló el director general de la cadena, Vicente Jiménez. “La gente joven no compra transistores. Internet es el tercer poste de la SER tras Radio Madrid y Radio Barcelona. Tenemos más de 10 millones de descargas en consumo bajo demanda, así que lo digital es un reto de presente y de futuro”, señaló.

En el programa, a menudo se insistió en el valor de la audiencia, en especial Macarena Berlín, que sigue al frente de Hablar por hablar, “el espacio hipergeneroso de la SER. Los oyentes nos escuchan durante el día y por la noche nosotros los escuchamos a ellos”, afirmó Berlín.

Los contenidos informativos siguen como seña de identidad de la cadena. En horario matinal, con Pepa Bueno en la primera parte de Hoy por hoy. Bueno afirma a EL PAÍS que el reto de esta temporada es “hacer compatible lo importante con lo interesante y manejar la sensación de fatiga que se percibe ante la política”. En un espacio casi mítico como Hoy por hoy, Bueno asume que “su columna vertebral es la credibilidad y que los oyentes deben saber que ofrecemos una información honesta sin hurtar ningún punto de vista”. También incide en la importancia de la audiencia: “La radio siempre ha sido interactiva, incluso antes de la irrupción digital ha vivido de la bidireccionalidad”. Àngels Barceló continúa como responsable de Hora 25 y el decano de la SER, José Antonio Marcos, con 20 años en antena, liderará Hora 14. Por otro lado, el segundo tramo de Hoy por hoy estará encabezado por Gemma Nierga, que anunció la incorporación de Javier Sardá en una sección realizada junto con Juan Carlos Ortega.

Las tardes son el territorio de Carles Francino: “La ventana tiene sus prioridades: cine, libros y música”, aseguró. Y los fines de semana pertenecen a A vivir que son dos días, con Javier del Pino, quien afirmaba que los primeros meses se centrará mucho “en las elecciones americanas y en abrir las miras”; “tengo la sensación de que escucho el mismo informativo muchas veces”. Por descontado, el humor no faltará en la SER, de la mano, entre otros, de Buenafuente y Berto en el espacio semanal Nadie sabe nada en el que ambos insistieron en su trabajo “sin guion”, así como por Oh My LOL!, con David Broncano, y Las noches de Ortega, que aseguraba que “hay hostias” por ocupar el horario de madrugada; “¡Lo que se puede decir a esas horas!...”, bromeó.

Líder y referente radiofónico

En la pasada temporada, los datos de la segunda oleada del Estudio General de Medios (EGM) certificaron el liderazgo de la SER en la radio española. La cadena del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS) revalidó su primer puesto con una media de 4.353.0000 oyentes, con lo que alcanzó un 37,4% de cuota. La segunda posición correspondió a Cope, con 2.666.000 oyentes y la tercera a Onda Cero, con 1.849.000.

En la oleada de primavera se percibió un descenso de la audiencia y se aseveró que la radio es seguida en España en formato analógico por 39,7 millones de personas, mientras que 1,6 la sintonizan por Internet.