Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBROS

El precio del honor

Miguel Martorell ofrece una placentera lectura sobre la sociedad española del novecientos en Duelo a muerte en Sevilla

El barrio de Triana, en una imagen de finales del siglo XIX.
El barrio de Triana, en una imagen de finales del siglo XIX.

La tarde del 10 de octubre de 1904, el marqués de Pickman murió de un tiro en el corazón que le disparó el capitán de la Guardia Civil Vicente Paredes Maroto. Ocurrió en un duelo a pistola en la Hacienda del Rosario, cerca de Sevilla. El marqués tenía su título por haberse casado con María de las Cuevas, marquesa de Pick­man, en una ceremonia que ofició en 1891 el arzobispo de Sevilla, máxima autoridad eclesiástica de la ciudad. María de las Cuevas era hija bastarda de Ricardo Pickman y Pickman y de una obrera de su fábrica de la Cartuja. Su marido, el fallecido marqués, se llamaba Rafael de León y Primo de Rivera. Descendía de dos héroes militares, pero la Iglesia le denegó sepultura eclesiástica por haber muerto en duelo. Le condenó al erial del cementerio civil, pero los obreros de la Cartuja que portaban el féretro decidieron, en medio de un público amotinado, depositarlo a la entrada del panteón familiar en el cementerio católico de San Fernando.

El precio del honor

En su libro, Miguel Martorell cuenta esta historia, real aunque no lo parezca, que arranca a comienzos del siglo XIX, con la llegada a Cádiz y más tarde a Sevilla de Carlos (Charles) Pickman Jones, nacido en Londres e hijo de un fabricante de loza. Sigue una sucesión de muy breves capítulos, de dos o tres páginas cada uno, que bien podrían ser escenas de una película, escritos con extrema elegancia y sostenidos en una detenida investigación, que no excluye sino que explota a conciencia las fuentes literarias, españolas y de otros países. Martorell va presentando a los protagonistas y urdiendo la trama, para presentar el cuadro de la sociedad sevillana y española del novecientos, y si me apuran, de la Europa de la época, de aquella “comunidad internacional de elegantes caballeros”: aristócratas devenidos en rentistas, arruinados y endeudados; sus casas y palacios, sus viajes a Madrid y sus veraneos en París y San Sebastián; sus aficiones y su ocioso tren de vida; hombres y mujeres de la alta sociedad y de la baja, con sus códigos de conducta. Por sus páginas desfilan el mundo rural, sus servidumbres y sus crímenes; los obreros de la fábrica y sus primeros conflictos; la política de los notables y sus instituciones; los militares y la Guardia Civil, y el rearme de la Iglesia católica contra aquel siglo liberal. Y precipitándolo todo, el significado y los rituales de los lances de honor, del duelo, que fue ya una pieza importante en el anterior libro de Martorell: José Sánchez Guerra. Un hombre de honor (1859-1935) (Marcial Pons; Madrid, 2011).

Este también es un libro de historia y, por tanto, no evita sino que convierte la sucesión de escenas en un fino análisis político del choque de poderes en la España del novecientos: el poder civil, el poder militar y el poder eclesiástico. La cuidada y bella edición convierte su lectura en un placer.

Duelo a muerte en Sevilla. Miguel Martorell. Ediciones del Viento / Centro de Estudios Andaluces. A Coruña, 2016. 349 páginas. 21 euros