Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De los faunos del cine a los elfos de la televisión

La actriz española Ivana Baquero protagoniza la serie de fantasía ‘Las crónicas de Shannara’

Ivana Baquero solo tenía 12 años cuando protagonizó El laberinto del fauno. Gracias a la película de Guillermo del Toro, la jovencísima intérprete barcelonesa se convertía en la ganadora del Goya como actriz revelación más joven de los premios del cine español —Andoni Erburu se mantiene como el galardonado más joven en la categoría masculina, al lograrlo con solo 10 años por Secretos del corazón—. Ahora, con 21 años, Baquero vuelve a un género, el fantástico, en el que asegura sentirse muy cómoda como parte del trío protagonista de la serie Las crónicas de Shannara, que esta noche (22.30) estrena TNT.

Esta producción estadounidense adapta el universo creado por Terry Brooks, uno de los novelistas de literatura fantástica más leídos. Tras ella se encuentran nombres como Jon Favreau (Iron Man) o Alfred Gough y Miles Millar (Smallville, Spiderman 2), productores de una ficción que contó con gran parte del equipo de El señor de los anillos y El hobbit. De hecho, el rodaje se realizó en Nueva Zelanda, donde también se grabaron las taquilleras sagas cinematográficas.

Ivana Baquero, en 'Las crónicas de Shannara'.
Ivana Baquero, en 'Las crónicas de Shannara'.

Como en El señor de los anillos, aquí también hay elfos y otras criaturas fantásticas, paisajes naturales de ensueño, aventuras y acción.

Las crónicas de Shannara, con un tono más juvenil, sigue una vía diferente a Juego de tronos como fantasía épica televisiva para seguir las andanzas de una princesa elfa, una ladrona y un joven medio elfo que tienen la misión de detener la destrucción del mundo.

Baquero se mete en la piel de Eretria, criada entre ladrones y acostumbrada a valerse por sí misma. La actriz tuvo que seguir un entrenamiento diario durante un mes antes de empezar el rodaje. “Tuvimos que aprender equitación, lucha con armas, boxeo… Es una serie muy exigente a nivel físico”, dice. La actriz llegó a tener un gran control de las dagas, armas con las que es especialmente habilidoso su personaje. Pero lo que más disfrutó fue el entrenamiento de equitación. “Ya me gustaba montar, pero aquí se usa una técnica distinta; tienes que saber hacer que el caballo se mueva cuando dicen ‘acción’ y parar justo en la marca”, explica.

La presencia de Baquero en una producción de este nivel no es una casualidad. “Tenía mánager en Los Ángeles y había trabajado ya en EE UU. No es fácil acceder a los castings, pero grabé para este, y meses después me pidieron viajar a Los Ángeles para una prueba de compenetración con Austin Butler [el protagonista masculino]. Cuando estaba en el aeropuerto para volver me dijeron que me habían cogido”, recuerda la actriz, que en la serie luce su perfecto inglés.

Los tres protagonistas de 'Las crónicas de Shannara'.
Los tres protagonistas de 'Las crónicas de Shannara'.

Después llegó el rodaje en la otra punta del mundo, en el que compaginó la grabación con el seguimiento de sus estudios de Derecho. “La carrera me ayuda a evadirme y pensar en otras cosas, no solo en la interpretación”, explica. El ritmo de grabación (unas 15 horas diarias de lunes a sábado) no dejaba tiempo a los actores para mucho ocio. “Venían a las tres de la mañana a buscarnos porque teníamos tres horas de preparación antes del rodaje”, cuenta a EL PAÍS una actriz que en su currículo ya puede presumir de haber trabajado con faunos y elfos.

Primera incursión en la televisión

Las crónicas de Shannara es la primera incursión de Ivana Baquero en la televisión. Sin embargo, no encuentra muchas diferencias entre sus trabajos en el cine y el que ha realizado en esta serie.

“Al ser una megaproducción tan cuidada, para mí era como estar rodando cine. Además, rodaban con una sola cámara, como en el cine. Eso sí, todo va muy rápido; te llega el guion de un capítulo cuando todavía estás trabajando en el anterior”, explica la actriz, quien en su próximo trabajo cinematográfico, Demonios tus ojos, se adentra en el drama de la mano del director Pedro Aguilera.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información