'True Detective' | Series

Nic Pizzolatto: “Solo puedo escribir de hombres retorcidos”

El creador de ‘True Detective’ desgrana las claves de la segunda temporada

Le llaman autor y le tratan como un dios o le llaman arrogante y confían que su ascenso imparable concluya con una dura caída. Ambas pertenecen a un mismo hombre, Nic Pizzolatto, estadounidense, 39 años y el último héroe de la televisión, creador, guionista y showrunner de ese fenómeno llamado True Detective cuya segunda temporada llega a Canal + Series, que emitirá cada capítulo de forma simultánea a Estados Unidos (en la madrugada del domingo al lunes a las 3.00 en versión original subtitulada) y repetirá cada episodio los lunes a las 22.30. 

Pizzolatto es huidizo con la prensa pero con tal de no hablar de la serie, de no destripar la nueva temporada de uno de los fenómenos televisivos más comentados del pasado año, prefiere hablar de sí mismo con EL PAÍS. “No soy un buen escritor. Soy alguien que solo puede escribir de hombres, de hombres retorcidos. Y eso es todo”, admite el novelista tirando por tierra los argumentos tanto de aquellos que besan la tierra que pisa como de los que quieren derribarle del pedestal.

Más información

Sus hombres retorcidos siempre toman la forma de un detective, profesión en el título y en el centro de las dos temporadas de una serie construida a modo de antología, con entregas independientes entre ellas. No es que le obsesionen los detectives pero sí le intrigan porque son hombres, como explica, que tienen acceso a todos los estratos de nuestra sociedad “desde los más aristócratas a los más rastreros”, el perfecto vehículo para una historia. “Además, su metodología es la mejor personificación del existencialismo del ser humano”, dice con esa profundidad casi pretenciosa que le gana adeptos y detractores. Quizá porque ha pensado lo mismo, se explica: “Un detective construye una narrativa utilizando sólo pistas y detalles con los que cuenta la historia de lo que pasa en el mundo”.

En esta ocasión su historia no tiene nada que ver con la de los detectives Cohle y Hart que interpretaron Matthew McConaughey y Woody Harrelson, respectivamente, pero no quiere dar detalles. También han desaparecido los aires sureños y la cámara de Cary Fukunaga, que dirigió toda la primera temporada. Esta vez son cuatro los protagonistas —Colin Farrell, Rachel McAdams y Taylor Kitsch como policías y Vince Vaughn, al otro lado de la ley— y varios los realizadores, entre ellos Justin Lin y el danés Janus Metz Pedersen. Aunque, como declaró Vaughn a este diario, el verdadero director fue Pizzolatto.

Rachel McAdams, en 'True Detective'.
Rachel McAdams, en 'True Detective'.

No lo niega. “Te puedo decir las cosas que hago. Trabajo con los actores, en el set o entre tomas. Repaso sus diálogos con ellos y sí, soy muy meticuloso en lo que se refiere a los encuadres. Por ejemplo, prefiero los primeros planos, la proximidad, la inmediatez de la interpretación del actor en la que muestre su complejidad. Y me fijo mucho en las palabras”, detalla quien escribió el guion buscando la soledad en la localidad californiana de Ojai, ciudad refugio del Hollywood acomodado y holístico.

También es metódico cuando escribe, utilizando un gran tablero incluso cuando trabaja solo donde va colocando en líneas horizontales notas de los diferentes personajes otorgándole a cada uno un color, y marcándose un número de páginas a diario. Alguien tan preciso en todo su trabajo que hubo rumores de choques durante el rodaje, especialmente entre Pizzolatto y Vaughn, aunque el autor escribió el papel de Frank Semyon, un gánster que intenta limpiar su imagen como hombre de negocios, pensando en el actor.

El actor Taylor Kitsch.
El actor Taylor Kitsch.

Ninguno de los dos dice nada sobre las tensiones pero mientras la prensa habla de un posible renacimiento de la carrera de Vaughn al estilo McConaughey gracias a este trabajo, Pizzolatto, el autor criticado por la misoginia de su primera temporada, sólo tiene halagos para McAdams. “Me obsesioné con ella y quise escribir para ella. Nadie la ha visto así antes”, recalca alguien que además de tipos retorcidos dice que escribe de mujeres duras.

True Detective ha cambiado en esta temporada el calor húmedo y pegajoso de Luisiana por el brillo seco y cegador de California. Un cambio de ubicación que afecta directamente a lo que ha escrito porque, como dice, sus historias nacen de los lugares con los que sueña. “Uno absorbe el mundo que respira y le sorprende pero también influimos en él con nuestra propia proyección. De ahí que mucho de lo que escribí este año venga de mis experiencias en California, de mi estudio de este estado”, explica. Un estado que considera una gran fuente de inspiración y por siempre considerado la última frontera. “El oeste siempre ha sido el lugar de la eterna reinvención, donde llegas para empezar una nueva vida. Pero ¿qué ocurre cuando ya has agotado esa posibilidad?”, lanza la pregunta que, sin decirlo, fue el germen de esta nueva aventura televisiva en la que ahora nos embarca.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50