Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA A JESÚS VÁZQUEZ

“A los niños hay que recordarles siempre los valores del trabajo”

Entre grabaciones del nuevo 'talent show' para niños de Telecinco, el presentador critica el sistema educativo en España

Jesus Vazquez en el plató de 'Pequeños Gigantes'.
Jesus Vazquez en el plató de 'Pequeños Gigantes'.

Jesús Vázquez (Ferrol, 1965) intenta limpiar la boca de su lata de refresco mientras explica las características del nuevo programa de Telecinco, Pequeños gigantes, que se estrenará en otoño. Ayer fue el primer día de grabación, del que Vázquez salió muy satisfecho: “Estoy sorprendido de que sigan apareciendo tantos críos con tanto talento”. Entre ensayos y rodajes el presentador tiene tiempo para hablar del programa y de otros temas de actualidad relacionados con la infancia.

Pregunta. ¿Qué encierra Pequeños gigantes?

Respuesta. Este programa encierra la suma de muchos otros. Se ha cogido un poquito de aquí y de allá. Los mexicanos han hecho un formato muy completo que está teniendo mucho éxito en todos los países donde se ha vendido. El equipo de casting ha seleccionado a 40 niños. El jurado [Angy Fernández, Melody y Jorge Cadaval] elegirá en la primera emisión a 20 para formar cinco pandillas con un padrino [Lucas González, Joaquín Prat, Marbelys Zamora, Adrián Rodríguez y Lili Hergueta] cada una. En los grupos habrá un cantante, una pareja de baile y un pequeñín, de cuatro o cinco años, que nos regalará lo que tiene: el desparpajo, la naturalidad y la simpatía. A diferencia de La voz kids, los críos igual te hacen un monólogo, que te cantan una canción o hacen magia.

Estoy sorprendido de que sigan apareciendo críos con tanto talento

P. ¿En qué países se emite?

R. En México, donde lleva tres temporadas seguidas. Se ha vendido a 12 o 15 países de Latinoamérica y en EE UU ha sido, nos dicen, el programa latino de más audiencia el año pasado.

P. ¿No teme usted que algunos de estos chavales que se descubren en televisión acaben tomándose la experiencia como un atajo para ganar dinero y hacerse famoso, y olviden sus estudios?

R. Siempre tenemos muy presente, en la medida de lo posible —porque no somos ni sus padres ni sus educadores—, que hay que enfocarles la experiencia. A los pequeñitos les hacemos creer que es un juego, porque es la forma en la que ellos se relacionan con el mundo. Y a los otros, que ya empiezan a tomárselo en serio, creo que hay que recordarles siempre los valores del trabajo, el sacrificio y la constancia.

Haré todas las ediciones de 'La voz kids' que la gente quiera ver

P. Ha pasado la mayor parte de su carrera profesional metido en las pantallas de los españoles, ¿nació para el mundo del espectáculo?

R. Haciendo memoria, yo era un niño muy tímido, siempre lo he sido. No era el niño que destacaba en clase, pero sí era el que siempre levantaba la mano cuando llegaba el momento de decir quién quiere hacer la función de Navidad, quién quiere hacer la obra de teatro de fin de curso... Durante todo el año estaba calladito, sacaba buenas notas y, cuando llegaba ese momento, me venía arriba. Me sentía a gusto enfrente de todo el mundo, vestido de príncipe o de payaso, lo que me tocara.

P. Ha hecho una película, un disco y una obra de teatro. ¿Por qué nunca repitió en ninguno de los tres géneros?

R. Probé el cine y me di cuenta de que no era buen actor; probé el teatro y ahí sí te digo que con mucho esfuerzo podría haber quedado; me ofrecieron un disco y lo mismo. Después de esto y alguna aventura más, me dije: “Oye, tienes claro lo que sabes hacer en la vida, dedícate a eso”.

Jesús Hermida me dijo: 'Nunca dejes un programa mientras vaya bien'

P. ¿Hasta cuándo dura su contrato con Telecinco?

R. Mi contrato actual, que era de cuatro o cinco años, termina justo este año. Pero yo confío en que, como tenemos muy buenas relaciones, se suele ir prorrogando de una forma casi automática. Espero que me renueven más que nada porque quiero hacer La voz el año que viene y La voz kids.

P. ¿Le seguiremos viendo en ambos programas?

R. Haré todas las ediciones de La voz kids que la gente quiere ver. Una vez Jesús Hermida, que es un gran maestro, me dijo: “Nunca dejes un programa mientras vaya bien. Nunca, porque no sabes cuándo va a volver otro”. Además no puedes dejar algo que le gusta a la gente, porque puede sentirse engañada.

P. Volviendo a los niños, ¿por qué suspenden tantas materias los jóvenes españoles en los informes PISA?

Me entristece que estemos siempre tan atrás en los informes PISA

R. Es la gran pregunta que nos hacemos todos. A mí me sorprende y me entristece que estemos siempre tan atrás. No sé si es por el cambio sucesivo de leyes de educación, porque los diferentes Gobiernos han utilizado la educación como un arma arrojadiza e ideológica. En ese camino hemos perdido el rigor que tienen otros países para convertir la educación en un asunto de Estado.

P. Es usted embajador de ACNUR desde 2008, ¿cómo está viviendo la muerte de niños palestinos y la huida de Gaza de decenas de miles de familias con sus hijos?

R. Lo vivo como todo ser humano con corazón: con una enorme conmoción y a veces con indignación. Deberíamos tener una vez más los instrumentos para intervenir y frenar la guerra. Por mucha legitimidad que tengan las reivindicaciones de Israel, el hecho de que han matado ya a cientos de niños les deslegitima. Las imágenes son atroces y lo peor es que nos acostumbramos a que haya muertes de primera y muertes de segunda. Si muere un niño en EE UU, el mundo se conmociona; si mueren un centenar de niños en Palestina, solo hay tibias respuestas.