Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Poética de lo intimista

El cuerpo y el espacio vertebran la exposición de Julia Spínola en la galería Heinrich Ehrhardt

Detalle de la pieza 'Sin título', de Julia Spínola.
Detalle de la pieza 'Sin título', de Julia Spínola.

Julia Spínola traslada los movimientos corpóreos al plano plástico, bien a través de collages realizados con diferentes elementos con los que logra construir una poética de lo intimista, una especie de registro de las acciones que no pasa por el vídeo ni la fotografía, sino por la construcción de un componente manual y que recuerdan a cadencias sonoras o a grafismos musicales. O bien, mediante el uso de diferentes objetos como fruta, periódicos, cuerdas o zapatos. Hay algo en toda su producción de secreta seudociencia y riguroso gusto por los materiales sencillos y reciclados. Pero también alberga un misterioso cripticismo que complica el discurso de su narrativa.

En cualquier caso, Spínola lleva, desde hace años, trabajando sobre la idea del cuerpo y el espacio como evidencia en esta muestra titulada Uno zurdo y uno diestro, y uno zurdo y uno diestro, a través de una rotunda instalación compuesta por una rampa de planchas de madera que según se perciba de un lado o de otro varía la tonalidad del amarillo con que está pintada y que se relaciona directamente con la idea del movimiento de su propio cuerpo al recorrer diariamente, siempre a pie, el trayecto entre su casa y su estudio. En este gesto cotidiano y reiterado se encierra esta investigación sobre las diferentes percepciones según el lugar desde el que miremos. Y son en esas idas y venidas del paseo repetido, las que además tienen que ver con el propio título de la exposición, donde se ha gestado el equilibrio de estas piezas. Al igual que los distintos tipos de manzanas amarillas esparcidas por el suelo que junto a una hilera de 14 cajas, aparentemente similares y consecutivas, conforman esta composición sobre el suelo de la galería. En realidad traslada el plano mental al corpóreo, a través de su propia experiencia física, deteniéndose en gestos que encadenan distintas acciones. Julia Spínola recompone así, entre el rigor y lo intuitivo, las formas y procesos en que se relacionan unos objetos e imágenes con otras en buena parte de su obra hasta desembocar en la poética más intimista y la reivindicación más salvaje.

Julia Spínola. Uno zurdo y uno diestro, y uno zurdo y uno diestro. Galería Heinrich Ehrhardt. San Lorenzo, 11. Madrid. Hasta el 8 de junio