Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómicos sin guion

'Me resbala' regresa este viernes a Antena 3

El programa pone a prueba la capacidad de improvisación de los humoristas

Carlos Latre, Edu Soto y Florentino Fernández en el plató de 'Me resbala'. Ampliar foto
Carlos Latre, Edu Soto y Florentino Fernández en el plató de 'Me resbala'.

"¡Prevenidos! 3, 2, 1 ..." Sentados en el banco ubicado a la izquierda del plató, ocho cómicos. En el centro, frente a un atril, Arturo Valls. Y enfrente una grada repleta de público expectante. El regidor hace una señal al presentador. Comienza el show. Comienza la grabación de la segunda temporada de Me Resbala, que se estrena esta noche en Antena 3.

Rebobinamos un poco. Camerinos, interior, día. El formato de guion no cabe en este programa. Al menos para los humoristas, que tienen que demostrar cada semana sus dotes para la improvisación. Flo, Edu Soto, Anabel Alonso, Xavier Deltell, El Monaguillo, Carlos Latre y dos de las nuevas incorporaciones, Eduardo Aldán y Goizalde Núñez, se colocan en círculo. Unas cabezas pegadas con otras. Todas boca abajo. Latre saca el móvil y hace un selfie (autofoto) que cuelga inmediatamente en Twitter. Risas, anécdotas y algo de nerviosismo preceden la entrada al plató. "Hay muy buen rollo", repiten uno tras otro los ocho cómicos. ¿Y no hay lucha de egos? "En absoluto", sentencia Latre. "Lo que ves es lo que hay. Mucho compañerismo. Todos muy abrazados y muy juntos". "Venimos a sumar, a que la gente se lo pase bien", dice El Monaguillo y añade: "Es una maravilla. Como diría Bisbal..." "Eh increíble", completa Latre con la voz del cantante. "Como ves, unos sirven los chistes y otros los rematan. En eso consiste", concluye El Monaguillo, seudónimo de Sergio Fernández.

"Es un lujo trabajar con todos ellos", asegura Latre. "Y sobre todo con Flo, que es mi hermano". "¿Ya está hablando de mí?", interrumpe el susodicho, que sale de la sala de maquillaje. "Este es el programa para Flo. Para mí es el mejor de todos. Tendría que ganar siempre", continúa Latre. "Nos complementamos. Cada uno tiene su humor y de esa forma podemos llegar a todos los públicos", opina Florentino Fernández.

La segunda temporada ha incorporado concursantes —como María Esteve, Luis Piedrahita o Pablo Puyol— y contenidos nuevos. "Al principio poníamos a prueba su capacidad de improvisación. Ahora pensamos en cómo fastidiarlos para que hagan más gracia", explica Arturo Valls entre risas. "Hemos incorporado una silla que gira 360 grados a las palabras prohibidas. Y lógicamente, ¿quién hace esa prueba? Pues el que tiene más miedo", bromea Ana Riva, productora ejecutiva del programa. "Pero lo hacemos por ellos, para que se ahorren el psicólogo", ríe.

"Es difícil saber cuándo intervenir. Si te pasas o no llegas", opina Edu Soto preparado para entrar en el plató vestido de monje. "Pero ya nos conocemos más y vamos midiendo el termómetro. Esta temporada va a ser más divertida", augura. Un compañero pone un vaso en su mano y le arrastra al corro improvisado. "Ueee", gritan. Brindan y beben de un trago. "Esto es como cuando los cristianos saltaban al circo con los leones", apunta Goizalde Núñez, antes de entregarse a los aplausos del público y la luz intensa de los focos.