Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ellas también conquistaron América

Antena 3 estrena ‘El corazón del océano’ para sustituir a la aclamada ‘El tiempo entre costuras’

Hugo Silva e Ingrid Rubio capitanean el reparto, junto a Clara Lago y Álvaro Cervantes

Hugo Silva e Ingrid Rubio en una escena de la serie 'El corazón del océano'
Hugo Silva e Ingrid Rubio en una escena de la serie 'El corazón del océano'

Sevilla. 1550. 80 mujeres embarcan en tres naves rumbo al Nuevo Mundo. El emperador Carlos V pretende casarlas con los conquistadores españoles para frenar el creciente mestizaje en sus filas. Ellas, jóvenes e inocentes, solo buscan una vida mejor. Así comienza El corazón del océano, "una aventura comandada por mujeres en plena época de conquistadores", como la definen sus productores de Globomedia. Llevaba tres años en un cajón, pero, el próximo lunes, las aventuras de Mencía de Calderón y el capitán Salazar, interpretados por Ingrid Rubio y Hugo Silva, llegarán finalmente a la pantalla en Antena 3 (22.30).

"Para mí, lo más importante es la historia y esta es única", opina Manuel Valdivia, productor ejecutivo de la ficción. "Cuando leí la reseña del libro me encantó, pero no me planteé proponer la idea porque pensaba que era imposible realizarla con los presupuestos que manejamos". Tiempo después, recibió una llamada de la cadena para comunicarle que habían adquirido los derechos para adaptar la novela homónima de Elvira Menéndez. "Venga ya’. Eso es lo único que pude responder", relata Valdivia, entre risas. "En día y medio acabé el libro y confirmé dos cosas: uno, la historia era tremenda, y dos: no podíamos hacerla". 

“Ha sido un viaje asombroso al siglo XVI”

Pablo Barrera, director

"Cuando comenzamos a preparar la serie", relata el director, Pablo Barrera, "decíamos que este proyecto era como si fuéramos plácidamente en una barca por un río rodeado de selva. Todo muy bonito. Pero de fondo se oía un runrún. Un ruido cada vez más fuerte que resultaba ser una gran catarata por la que caíamos todos". Después de dos meses de intensa grabación en la Amazonia colombiana y tres semanas a bordo del único barco del siglo XVI en el mundo que aún puede navegar, nadie resultó herido. Al menos de gravedad. "Un caballo casi tira a Ferrán [Vilajosana] por un barranco; un caimán casi se come a Dani [Holguín]; a Álvaro [Cervantes] se le metieron unas larvas por los pies; a Hugo [Silva] casi se lo lleva la marea; Víctor [Clavijo] casi no sale de un manglar; y a Clara [Lago] e Ingrid [Rubio] casi les da una lipotimia por los 15 kilos de ropa que llevaban diariamente a la selva". Casi. "Creo que me perdonan porque yo tampoco me libré. Casi me pica una serpiente", relata el director, buscando las miradas cómplices de sus compañeros de aventura.

Las adversidades aumentaban a medida que avanzaba la producción. "No nos habíamos dado cuenta de que en Colombia no tuvieron Siglo de Oro y no hacen películas de este tipo, así que tuvimos que trasladar todo el atrezo". 360 trajes, platos, vasos, espadas e incluso los caballos. "Los que tienen allí no son tan grandes como los que vemos aquí". Todo el equipo presente en la rueda de prensa se gira hacia Hugo, que se remanga la chaqueta de su traje gris. Algunos le dan palmaditas en la espalda. Los que están más lejos, ríen. Él también. Más tarde, explica la broma privada. "Me dieron un caballo espectacular. Negro y enorme. Grabamos tres tomas, pero después no sé qué le dieron de comer porque empezó a enfadarse. Pablo, el director, dijo que me montase. Miré al caballo. Estaba atado a una palmera y la tenía destrozada de darle coces. Y dije: 'No me monto ni de coña'. Vino el tipo que cuidaba a los animales y no fue capaz de tranquilizarlo". Tuvieron que dar de baja al equino.

"Ha sido un locura de producción, pero, creo que ha merecido la pena", comenta el director. "Como me dijo una vez Víctor Clavijo, esta serie transmite alegría de vivir. Y eso es así porque trata de personajes muy apasionados que tienen tanta necesidad de cumplir sus sueños que son capaces de dejarse la vida en el empeño". Mencía de Calderón es una mujer de provincias, esposa y madre que se convierte en la líder de la expedición a raíz de la muerte de su marido. Respetable y responsable, con un gran sentido del deber, contrasta el carácter del capitán Salazar, aventurero y mujeriego. "Hugo e Ingrid son tan diferentes como sus personajes", aclara el director. "Ella es analítica, él visceral. Aparece como un torrente. Un día, Hugo agarró a Ingrid nada más llegar y le dio un morreo. Ingrid me miró con sus ojitos y me dijo: 'esta escena no era así'. La carcajada se propaga entre el extenso público que asiste a la presentación de la serie. "Me encanta encontrarme con formas de trabajar tan distintas. Enriquece el resultado. De pronto emerge la magia de la ficción: te olvidas de los actores y ves a los personajes".

"Esta historia sucedió realmente y es nuestra", explica la escritora con toque de orgullo en su voz.. Ataques de piratas, tempestades y el azote de la peste son algunos de los peligros a los que se enfrentan a lo largo de los seis años que duró una travesía que se suponía de meses. "Fue un drama asombroso. Y estuvieron a las órdenes de una mujer, algo raro para el siglo XVI. Imaginaos lo que era ir a América en aquella época… Sería como ir a la luna ahora". "Ha sido una locura de producción”, anota el director, "pero, hoy por fin llegamos a Asunción —la meta de la expedición— y ha sido un viaje asombroso".

 

FICHA ARTÍSTICA

Ingrid Rubio

Mencía Calderón es una dama respetable y perfecta esposa, que se ve envuelta en una aventura histórica tras la muerte de su marido, el Adelantado Juan de Sanabria. Su objetivo es cumplir la misión que la Corona le ha encomendado y por ende su promesa con las mujeres que tiene a su cargo. Mencía tendrá que ganarse el respeto de los hombres al mando, especialmente el del Capitán Salazar.

Hugo Silva

El Capitán de la expedición se llama Juan de Salazar. Líder, valiente y práctico, descubre en Mencía a la primera mujer que le hace frente, algo que le irrita y le gusta a partes iguales. Es un gran conocedor del Nuevo Mundo y encuentra en esta misión la oportunidad que le debe la vida para pasar a la historia.

Clara Lago

Ana de Rojas es una mujer soñadora, valiente y con carácter. Una adolescente inconformista e inteligente con una mentalidad más propia de este tiempo que del siglo XVI. Influirá en las chicas y en la propia Mencía a la que admira profundamente. Su corazón se debate entre el Capitán, el hombre de sus sueños, y Alonso, un joven con sus mismas inquietudes pero sin oficio ni beneficio.

Álvaro Cervantes

Alonso es un héroe a su pesar. De ascendencia muy humilde, es inteligente y sabe leer, lo que llama la atención de Ana, de quien se enamora nada más verla. Es trabajador y atento, jamás mataría a una mosca, pero es incapaz de quedarse quieto ante las injusticias. Precisamente ese afán por defender toda causa que se precie le irá pasando factura a lo largo de este viaje.