Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ser el protagonista de ‘Doctor Who’ es el mejor trabajo posible en la televisión”

24.000 seguidores celebran en Londres los 50 años de la serie más longeva de ciencia ficción

10,2 millones de espectadores vieron en Reino Unido el capítulo especial

Tom Baker, Peter Davison, Colin Baker, Sylvester McCoy y Matt Smith.
Tom Baker, Peter Davison, Colin Baker, Sylvester McCoy y Matt Smith. BBC

Frank Smith tiene más años que la serie que adora. Era un niño pequeño cuando descubrió a aquel misterioso hombre que respondía al nombre de Doctor que viajaba en una máquina del tiempo todos los sábados por la tarde. Aquella ilusión de sentarse delante del televisor para quedar fascinado y a veces aterrado con historias que lo mismo incluían cavernícolas, como robots, monstruos o personajes históricos como Marco Polo o Shakespeare, la ha recuperado 50 años después en la convención que la BBC organizó este último fin de semana en Londres para celebrar las bodas de oro de Doctor Who, una institución televisiva británica que ha conquistado a medio mundo.

Smith, el seguidor, no Matt, el actor que encarna hoy en día al protagonista de la serie, apareció el viernes por la mañana en el centro de convenciones Excel y se ofreció como voluntario. La organización le agradeció el gesto y le puso a ayudar con los objetos de atrezo de la serie y ponerlos en su sitio. “¡Lo primero que hice fue colocar la Tardis (la famosa nave-máquina del tiempo azul) en su sitio!”, dice entusiasmado. Durante los tres días ha ayudado de forma incansable y sin perder la sonrisa a los 8.000 seguidores que cada día, del viernes al domingo, han acudido a la convención.

Unas 24.000 personas han pasado por allí el fin de semana para celebrar las aventuras en el espacio y en el tiempo de Doctor Who, la serie de ciencia ficción más longeva de la historia, que cuenta hasta la fecha con 33 temporadas y casi 800 capítulos. Uno de los más importantes de ellos es el que se emitió el sábado por la noche en 94 países, The day of the doctor (que en España se podrá ver en el canal Syfy a principios de 2014, cuando acabe la emisión de la séptima temporada) y que marca el futuro de la serie para la próxima temporada, cuyo rodaje comienza en enero con un nuevo actor protagonista, Peter Capaldi. Según la BBC, la emisión simultánea del capítulo en casi un centenar de países es la mayor de la historia de un programa de estas características.

En la convención, los seguidores de Doctor Who han tenido encuentros y charlas con los protagonistas actuales, Matt Smith y Jenna Coleman, con el productor ejecutivo y guionista, Steven Moffat, y con parte del reparto antiguo, actores cuya interpretación ha dejado huella en la cultura británica, como Peter Davis, Colin Baker, Sylvester McCoy, y en especial el mayor de ellos, Tom Baker. Las actividades organizadas han contado con los profesionales que trabajan durante casi todo el año en la grabación de los capítulos, que han impartido talleres de efectos especiales, de sonido, de maquillaje, de vestuario o enseñar a los fans a caminar como los monstruos más famosos de la serie. Y, por supuesto, la posibilidad de comprar cientos de juguetes, Dvds, ropa, carteles o sellos relacionados con estos 50 años de mitología seriéfila.

Steven Moffat, Jenna Coleman y Matt Smith, en la convención. ampliar foto
Steven Moffat, Jenna Coleman y Matt Smith, en la convención. bbc

Moffat, amo y señor de los últimos años de la serie, es el artífice de que Doctor Who, pese a sus limitaciones de presupuesto, haya alcanzado la apariencia de superproducción. Y asegura que así seguirá en el futuro por los años que haga falta, pero como es habitual en él, no quiere avanzar nada: “Nunca adelanto mis planes” asegura durante un descanso entre actos, “porque entonces tendría que pensar en planes nuevos y dispararte, y eso sería maleducado”, dice entre risas. Entra en la conversación el productor Marcus Wilson: “Se ha hecho muy largo [desde que se acabó la última temporada hasta la emisión del capítulo especial] y hemos estado guardando todos estos secretos, que es un alivio que por fin salgan”.

Respecto al presente, Moffat sí habla, y explica qué están tratando de hacer con la serie y el giro que ha dado desde el último capítulo de la séptima temporada y con el capítulo especial: “La oportunidad que teníamos era que había un hueco de 16 años [desde que fue cancelada]. ¿Qué ha hecho el Doctor en todo ese tiempo? Es un hombre que no te dice su nombre, que no habla de su familia, de sus hijos, de por qué viajaba con su nieta…”. Ese viaje con la nieta es el origen de todo. En 1963, el Doctor era un hombre mayor interpretado por William Hartnell. En las siguientes décadas actores más jóvenes fueron interpretando al personaje, hasta que fue cancelada en 1989. En 1996 hubo un intento de regenerarla, con una película que no funcionó. Y no se supo más sobre él en la pantalla (aunque sí en decenas los libros y seriales de audio) hasta que el productor y guionista Russel T. Davies la recuperó en 2005. Moffat insiste en el parón entre 1989 y 2005: “¿Qué estaba haciendo cuando no estábamos mirando en esos 16 años? Esa es la historia que hay que contar”.

Por los pasillos del centro la mayor parte de los asistentes ha venido disfrazada. Tienen mucho donde elegir, pero los trajes favoritos son los relacionados con Tom Baker, el cuarto doctor, famoso por su larga y colorida bufanda y los que adoran a Matt Smith, el undécimo, con su chaqueta morada y pajarita. A Smith le queda un capítulo para dejar la serie, el capítulo especial anual de Navidad, cuando dará paso a Capaldi. “No me costaría volver a la serie si me llaman, me plantaría en un santiamén”, dice Smith. El actor, el más joven que ha interpretado nunca a este Señor del Tiempo de 900 años de edad, llegó hasta Doctor Who tras participar en el casting de otra serie de Moffat, Sherlock. Se presentó para ser Watson, pero Moffat asegura que “le veía más como un Sherlock” (papel que ya estaba adjudicado a Benedict Cumberbatch), un personaje del que el Doctor tiene cierto aire.

Matt Smith “tendrá un final grande, como se merece la historia que estamos contando del undécimo Doctor desde su primera aparición”, asegura Moffat. Y, ¿cómo cree que se van a sentir los seguidores cuando vean el capítulo especial del aniversario? “Enfadados [ríe]. Enfadados tipo La jungla de cristal [vuelve a reír]. La verdad es que ni idea, espero que muy felices. Hablando como seguidor de Doctor Who, que es una experiencia que he tenido toda mi vida, creo que va a levantar emociones y que va a ser celebrado”. El capítulo especial es un homenaje continuo a todos los doctores y a gran parte de la abrumadora mitología de la serie. Según Colin Baker, el sexto Doctor, el personaje principal es “el mejor trabajo posible en la televisión”.

“La escritura de Moffat es soberbia”, dice Baker, pero, al igual que parte de los demás doctores clásicos, prefiere hablar sobre T. Davies: “Se puso a sí mismo la tarea de hacer la ronda por despachos para decir ‘hagamos de nuevo Doctor Who ’.Quién sabe cuántos meses de aporrear puertas. Y ese es el trabajo más difícil en el mundo de la televisión, conseguir que alguien decida que lo va a producir y emitir”. Un arduo trabajo por el que miles de seguidores de todas las edades, como el voluntario Frank Smith, se han reunido durante tres días en Londres y millones, 10,2, según la BBC, delante de la televisión en todo Reino Unido.

El futuro de Peter Capaldi, según tres doctores clásicos

Á. P. R | Londres

Rodeados de periodistas y bandejas de sándwiches, tres de los doctores clásicos de Doctor Who atendieron el domingo por la tarde a la prensa tras un fin de semana de hacerse fotos con los seguidores y de participar en varias charlas. Peter Davison, Colin Baker y Sylvester McCoy son reconocidos por gran parte de la población británica por ser, respectivamente, el quinto, sexto y séptimo Doctor. Su aportación tuvo lugar entre 1982 y 1989 y hoy en día siguen grabando audiodramas interpretando a sus versiones del Doctor en diferentes aventuras. “No echo de menos nada realmente, porque sigo haciéndolo, con estas grabaciones, que en algunos casos es mejor que volver a salir en la serie, porque ahí no hemos envejecido”, dice McCoy.

Aunque no han contado con ellos de forma directa para el episodio especial del 50 aniversario, algo que les molestó en un principio, han sabido hacerse un hueco en los fastos no solo con su presencia, alimentada con el cariño de los seguidores que eran niños en los años 80 del siglo pasado, sino también con la grabación de un corto de media hora en el que varios de los actores que han interpretado al doctor manifiestan, con humor y con el beneplácito y participación de la BBC y del productor Steven Moffat (en el que hace de villano), su malestar por no haber sido invitados a la grabación.

Y los tres tienen palabras de admiración no solo para el actor que interpreta actualmente al personaje que ellos hicieron, Matt Smith, sino para el que tomará las riendas a partir de la próxima temporada, el escocés Peter Capaldi. “Lo que es único en la experiencia de Doctor Who es que cada actor que lo interpreta trae su singularidad. He escuchado que es un gran fan del programa, y eso ayuda”, dice Baker. “Tiene un gran rostro y presencia y una ferocidad maravillosa cuando es requerida”, concluye.

Esa ferocidad es recalcada también por McCoy (conocido también por interpretar a Radagast en El Hobbit), que mientras habla, no desperdicia ni un segundo para demostrar sus dotes de clown: “Tiene unos ojos aterradores. Los Daleks (los villanos más conocidos de la serie) se van a mear encima y a oxidar cuando se acerque a ellos. Y además tiene mucho humor. Es fundamental para el personaje mezclar humor y seriedad”. “Lo que es único del Doctor es que nunca te deja. En el buen sentido, no te mueve de ahí. Siempre serás el quinto doctor o el que te toque, lo que no significa que no pueda hacer otras cosas. Es un gran trabajo para tener”, apuntilla Davison.

Más información