Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesionales de los servicios sociales cargan contra ‘Entre todos’

Acusan al programa de TVE de promover la caridad y no respetar a los menores

Toñi Moreno, presentadora del espacio de Televisión Española ``Entre todos
Toñi Moreno, presentadora del espacio de Televisión Española ``Entre todos

Entre todos, el programa por el que TVE ha apostado para salvar la franja de la tardes de su parrilla, no deja de levantar ampollas entre los profesionales de los servicios sociales que lo acusan de amarillista, de promover la caridad más rancia y de no respetar el derecho al honor e integridad de los menores. El espacio pretende apelar a la solidaridad de la audiencia para recaudar dinero y ayudar económicamente a personas que atraviesan por situaciones de dificultad.

El abuso en la instrumentalización de los menores “con el recurso fácil de la lástima y la compasión con el débil” es tal, a juicio de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, que esta entidad ha denunciado el espacio al Defensor del Pueblo para que considere la posibilidad de remitir la queja a la Fiscalía General del Estado. “Casi todas las tardes se utiliza a los menores para una mejor puesta en escena y despertar la solidaridad y generosidad de los telespectadores”, censuran los profesionales que integran esta organización, lo que supone “un aprovechamiento inadecuado de los sentimientos de piedad y ternura que la infancia genera en todos nosotros”. Ello, “implica una vulneración de la privacidad y seguridad de los menores; así como su normal desarrollo” debido a la exposición a la que se ven sometidos. “Su dignidad resulta perjudicada cuando se les utiliza para recaudar favores en beneficio los mayores que se aprovechan de su explotación”, añade la asociación.

El espacio que lleva Toñi Moreno ha sido denunciado ante el Defensor del Pueblo

Semanas antes, fue el Consejo General de Trabajo Social quien denunció el “periodismo amarillo y rancio” de un programa que “vulnera la dignidad de las personas” por llamar “al llanto y la lágrima” y potenciar “la lástima hacia la persona necesitada”. Los trabajadores sociales ven en el espacio que presenta Toñi Moreno “un claro ataque al Estado de Bienestar y a la universalidad de las ayudas” . El Consejo sostiene que en los últimos meses se está acelerando el desmantelamiento orquestado del Estado de Bienestar con la eliminación de partidas sociales o el endurecimiento de los requisitos para obtener ayudas. Frente a ello, el Gobierno, está promoviendo “el sistema de beneficencia preconstitucional que con tanto esfuerzo se superó”. Y este programa de la cadena pública es otro ejemplo “de esta nueva dinámica”.

Alejandro Flórez, director del área de televisión del TVE, apunta que la intención del espacio se limita a poner en contacto a personas que necesitan ayuda con otras que pueden o tienen voluntad de ayudar. “Pensar que el programa pretende cubrir el espacio del sistema de protección social resulta raro; no es más que un grano de sal al lado del trabajo de los trabajadores sociales”, añade. Además, subraya que el trato a los menores se ciñe a la legislación: “siempre se pixela su rostro, se respeta su imagen”.

El formato de Entre todos es una réplica del espacio Tiene arreglo que la propia Toñi Moreno presentaba en Canal Sur, donde obtuvo un notable éxito. De momento, los datos de audiencia también están acompañando al programa en su versión en TVE. El jueves obtuvo su mejor registro hasta el momento con una cuota del 10,7% y 1,153 millones de espectadores. En solo dos semanas, el número de televidentes ha crecido en 150.000.