Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Todo por la audiencia

Las imágenes sensacionalistas y morbosas que Cuatro difundió en la promoción de su programa presagiaban lo peor: Palabra de gitano se anunciaba como una docuserie que mostraría a los gitanos "más allá de los estereotipos y clichés". Lejos de dar a conocer la cultura gitana, el programa perpetúa unos tópicos que dañan gravemente la imagen de los españoles gitanos, una comunidad heterogénea que no puede ser representada en su totalidad por los comportamientos y costumbres de algunas familias. Muchas de las imágenes del capítulo emitido el pasado domingo han herido sensibilidades de miles de gitanos. Y la cadena anuncia más... Son numerosos los precedentes de programas cuyo tratamiento de lo gitano denigra y estigmatiza nuestra cultura: los reporteros de Callejeros, que deben de haber visitado ya todas las chabolas de nuestro país, han conseguido grandes audiencias con reportajes descontextualizados y faltos de rigor; Conexión Samanta dobló su audiencia cuando emitió su inevitable capítulo sobre una boda gitana…

Todo por la audiencia: con Palabra de gitano, Cuatro duplicó su share de la semana anterior. Más de dos millones de espectadores y muchos minutos de publicidad previa contentarán a directivos y productores. Pero no todo vale. Esta emisión debería generar un serio debate deontológico en el que debe escucharse al movimiento asociativo gitano y a los colegios profesionales y asociaciones de periodistas. Ojalá el atractivo mediático que parece que suscitamos los gitanos sirviera para que se mostrase la realidad de la gran mayoría de las familias gitanas españolas, porque esta sí que es muy desconocida por unos espectadores que deben estar cansados de tanto poblado, tanta papelina y tanto pañuelo.

Hay tratamientos televisivos que ayudan a superar los enquistados tópicos que reducen al pueblo gitano a la marginalidad o al folclor. Confiemos en que los medios de titularidad pública, sostenidos con los impuestos de payos y gitanos, puedan contrarrestar este tratamiento sensacionalista que perjudica la imagen social de las minorías en general y, con especial reiteración, la de los gitanos.

Joaquín López Bustamante es codirector del programa Gitanos: arte y cultura romaní, de Radio Exterior de España.