_
_
_
_
_

Cierra los ojos y escucha ‘La voz’

El concurso de talentos llega a Telecinco tras pasar por una treintena de países Lo conduce Jesús Vázquez y participan David Bisbal, Malú, Melendi y Rosario Flores

Silvia Hernando
Melendi, Malú, Jesús Vázquez, Rosario Flores y David Bisbal.
Melendi, Malú, Jesús Vázquez, Rosario Flores y David Bisbal.

“Va a ser el acontecimiento musical de la temporada”. Nada menos promete Jesús Vázquez, el encargado de conducir La voz, un concurso de talentos cuyo eco llega de rebote tras haber pasado ya por una treintena de países (otra decena está, como España, preparando el estreno), y que retumbará en los televisores que sintonicen Telecinco en algún momento aún por determinar de septiembre. Con David Bisbal, Malú, Rosario Flores y Melendi en el papel de coaches (entrenadores, que no jueces), el programa, producido por Boomerang TV, se dedicará afanosamente, como ya hicieran otros antes, a buscar al cantante que remueva las entrañas del público catódico. Pero con una peculiaridad: no importará el estilo, la apariencia o la edad. Solo el chorro vocal. “Va a ser sofisticado y divertido”, asegura Vázquez. “No buscamos a una soprano o un barítono, sino una voz que enamore”.

De los más de 12.000 aspirantes que han intentado entrar en el programa, unos 3.600 fueron seleccionados para participar en los castings. De estos, más de un centenar resultaron elegidos para colocarse frente a las espaldas de los cuatro famosos e intentar encandilarlos con sus habilidades vocales. Porque en eso consiste la primera fase del programa, las “audiciones a ciegas”. “Los coaches escuchan sin ver y sin saber nada de los candidatos. Cuando a uno de ellos le llega una voz, pulsa un botón, su silla se da la vuelta y le ve”, explica el presentador. Una vez seleccionado, el concursante entra a formar parte de uno de los cuatro equipos, de 14 miembros cada uno. Si varios entrenadores se decantan por un mismo aspirante, será este quien decida a qué grupo quiere ir. “Eso da lugar a una doble competición, la de los artistas y la de los coaches, así que será muy emocionante”.

Los participantes se seleccionan a ciegas: solo importan sus habilidades vocales

Pasados los cinco programas de audiciones, durante los que Vázquez permanecerá en una habitación junto con las familias, que darán a conocer parte de la biografía del aspirante (“va a haber de todo: llantos, risas, mareos…”), llegarán tres episodios dedicados a “duelos”, en los que dos concursantes de un mismo equipo se batirán entre ellos. Hasta que, uno a uno, vayan cayendo. El colofón llegará con cinco galas en directo en las que el público decidirá a quién otorga el calificativo de La voz. Y con él, un contrato con Universal para grabar un disco. Paralelamente, los famosos actuarán, habrá invitados estelares, “y muchas sorpresas”. “Respetamos el formato original, porque no puede ser mejor, pero le damos ese puntito español”, cuenta el presentador gallego. “Nosotros tenemos nuestra propia música, como el flamenco o la copla, aunque cada cual defiende su estilo”.

De la ópera al heavy metal pasando por los cantos regionales, en La voz, que se presentará el 4 de septiembre en el FesTVal (el festival de televisión de Vitoria), hay sitio para todo el mundo. “Ellos tienen que pensar que si su estilo es muy extremo a lo mejor no se va a entender, pero yo he visto de todo”. Para conocer las reacciones de la audiencia e interactuar con ella, se reservará un espacio presentado por Tania Llasera. “Las redes sociales serán muy importantes en el programa”, adelanta el conductor.

“Se respeta el formato, pero con un puntito español”, dice el presentador

Ducho en el arte de capitanear talent shows, Vázquez ve esta franquicia, nacida de la productora holandesa Talpa, como “una evolución, un paso más, una vuelta de tuerca”. Pero sin renegar de Operación Triunfo. “Me ha aportado mucho en lo personal y en lo profesional. No me gusta compararlo”, dice. De allí salió precisamente el coach David Bisbal, que además llega con tablas a La voz tras haber colaborado en sus versiones mexicana y portuguesa.

Si esta propuesta alcanzará o no el mismo éxito dependerá, como siempre, de los designios del público. “Ha sido como un embarazo: las más de 200 personas que estamos en ello llevamos trabajando desde enero y se estrena ahora en septiembre. Espero que la audiencia le dé una oportunidad, y no por mí, sino porque el programa lo merece”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Silvia Hernando
Redactora en BABELIA, especializada en temas culturales. Antes de llegar al suplemento pasó por la sección de Cultura y El País Semanal. Previamente trabajó en InfoLibre. Estudió Historia del Arte y Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y tiene dos másteres: uno en Mercado del Arte y el otro en Periodismo (UAM/EL PAÍS).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_