OPINIÓN
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

LSNLS

Juanra Bonet, presentador de 'Lo sabe/no lo sabe'
Juanra Bonet, presentador de 'Lo sabe/no lo sabe'

Por 3.000 euros. Busque a alguien que NO sepa los nombres de los Reyes Católicos. Sin dudarlo, el concursante recurrió como ignorante total a su hermana. La sorpresa televisiva del verano se llama Lo sabe/no lo sabe, un programa diario por el que Cuatro ha apostado fuerte, pues lo emite en hora de máxima audiencia.

En principio el concurso es de lo más tópico: responder a unas preguntas (un máximo de seis). La primera novedad es que al concursante se le pilla por la calle; la segunda, que no tiene que responder, sino que lo hacen las personas que pasan por allí y que él selecciona. La tercera sorpresa es que a veces se premia, sin que lo sepa el que responde, el fallo, lo que origina los mejores golpes del programa y obliga al concursante a ser, más que sabio, perspicaz con la gente que elige.

Como sucede con Carlos Sobera en Atrapa un millón y con Arturo Valls en Ahora caigo, también aquí es clave el gancho del conductor. En LSNLS, Juanra Bonet tiene la ventaja de que la calle da más juego que un estudio cerrado y la desventaja de su posible descontrol. No le ocurre a Bonet, que le da al concursante el cuartelillo que se merece, a la vez que va desplegando con los días una variedad de recursos personales, imprescindible para que no decaiga el ritmo de pregunta-respuesta.

Todo lo agradable y natural de la gente que capta LSNLS se convierte en bazofia en Me cambio de familia, el programa que le sigue los viernes. Su objetivo es convivir con las manías y costumbres de la otra familia. La primera temporada discurrió por cauces normales, con esfuerzos sinceros por tratar de integrarse. En este año se trata de confrontar al torero con el animalista, al carnicero con la vegetariana, al legionario con una inmigrante negra. Por si no fuera suficiente con el choque extremo, se ve que hay algo artificial que instiga a las familias a poner mas carnaza en las conversaciones, a insultarse y casi a llegar a las manos, seguramente buscando el magro beneficio de la audiencia y la renovación del contrato de la productora. Sin embargo la incitación al odio solo la secunda el 4,4% de publico. La gente es más cabal que Bing Bang Media, productora de tal bodrio. Respecto al agradable LSNLS, la hermana, efectivamente, ignoraba los nombres de los Reyes Católicos.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS