EL PAÍS supera en solo dos años los 200.000 suscriptores

Del total, 164.200 son abonados exclusivamente digitales

Una suscriptora consulta la web de EL PAÍS.
Una suscriptora consulta la web de EL PAÍS.Jaime Villanueva

Dos años después del lanzamiento de su modelo de suscripción digital, EL PAÍS ha superado ya los 200.000 suscriptores. El diario, que mantiene un crecimiento sostenido muy por encima del de otras cabeceras, lidera ampliamente el sector en España.

En total, 204.295 personas, procedentes de diferentes países, están suscritas a EL PAÍS. De ellas, 164.200 corresponden a la suscripción exclusivamente digital y el resto a los abonados a la edición impresa y a plataformas como Kiosko y Más.

La directora de EL PAÍS, Pepa Bueno, valora estos datos: “Es emocionante ver cómo crece la comunidad que se está construyendo alrededor de EL PAÍS. Eso nos da fuerza para afrontar el momento excepcional que estamos viviendo. El diario está realizando el mayor despliegue en un conflicto internacional en su historia: una decena de reporteros y fotógrafos ha informado desde el terreno en los primeros dos meses de invasión rusa en Ucrania. Después de una pandemia agotadora en la que EL PAÍS se enfocó en ofrecer el mejor servicio público, el compromiso del periódico y sus periodistas está más vivo que nunca, ahora para explicar el impacto en nuestras vidas de esta guerra y, también, ser testigos y relatores del drama que vive la población ucrania”.

El modelo de suscripción digital se implementó en 2020, en un momento en el que, debido a la crisis sanitaria del coronavirus, la información de calidad era más necesaria que nunca. Siguiendo con esta línea, EL PAÍS ofrece cada día el máximo nivel de profesionalidad y rigor, las herramientas más eficaces en la lucha contra las noticias falsas, y refuerza su compromiso por contribuir a una sociedad más y mejor informada, en línea con las mejores prácticas de sostenibilidad instauradas en el mundo. Por ello, el nivel informativo no ha cesado.

Durante los primeros meses del año, el diario ha encarado la compleja cobertura de la guerra en Ucrania, en la que no solo han participado periodistas, sino también profesionales especializados, como los de la sección de Narrativas Audiovisuales e Infografía. Este equipo ha desplegado todas las herramientas a su alcance para detallar los avances de las tropas de ambos bandos o el armamento que se está utilizando. Además, se han sucedido otros grandes acontecimientos que han requerido de coberturas especiales, como las elecciones francesas; y se han lanzado nuevas apuestas, como el podcast diario Hoy en EL PAÍS, que ha superado los dos millones de escuchas en menos de dos meses.

Carlos Núñez, presidente ejecutivo de PRISA Media, unidad de negocio en la que se integra EL PAÍS, señala que “la empresa es plenamente consciente del momento que vive el mundo con la guerra en Ucrania y el fin de la pandemia y está respondiendo con toda su fuerza y recursos para ofrecer a su audiencia el mejor producto y el mejor servicio público”. Y añade: “Nuestros lectores están agradeciendo y valorando ese esfuerzo: el crecimiento de los últimos meses nos coloca en la línea de los ambiciosos objetivos establecidos por la compañía para el año 2025″.

Para seguir acompañando a los lectores y acercándoles la actualidad, también se han sumando nuevas firmas a la sección de Opinión, como son el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; el escritor Fernando Aramburu, la politóloga Estefanía Molina, la periodista y experta en redes sociales Carmela Ríos y el ensayista Ignacio Peyró.

Las novedades no cesarán, pues el próximo miércoles se inaugura el boletín de EL PAÍS Fem, coordinado por la corresponsal de Género del diario, Isabel Valdés, y de periodicidad semanal. Y en esta primera semana de mayo también se estrenará una miniserie sobre los abusos en la Iglesia española, producida por el equipo de EL PAÍS Audio y narrada por Íñigo Domínguez, periodista del diario y premio Ortega y Gasset de Periodismo por la investigación sobre estos casos.

Los lectores del diario tienen disponibles cada vez más historias propias y en formatos más diversos: artículos multimedia, narraciones en audio, videoanálisis, boletines... Además, los suscriptores cuentan con un programa de actividades exclusivas que les permite acceder a contenidos antes de su publicación o participar en encuentros con los periodistas de la casa.

Este trabajo, que persigue la más alta calidad periodística, es posible gracias a los más de 400 redactores, fotógrafos y profesionales de diversa índole que se reparten en sus cuatro principales Redacciones: Madrid, Barcelona, Ciudad de México y Bogotá. A ellos se suma la red de corresponsales más amplia del mundo hispanohablante.

Las motivaciones de una comunidad global

Samuel Fernández (Lugo, 21 años), estudiante de Derecho, se hizo suscriptor de EL PAÍS por las firmas. “Me parece el periódico digital con mejores articulistas de España”, resume. Javier Marías, Javier Cercas y Guillermo Altares están entre sus favoritos. Ahora que se encuentra de Erasmus y no puede comprar el periódico en papel, prefiere asomarse a la aplicación y la web. 

El informático Pablo Arribas (Valencia, 39 años) es consciente de la importancia de apoyar el periodismo: “Entiendo que un periódico necesita ingresos”. Por eso, cuando el diario abrió su suscripción digital en 2020, no dudó en hacerlo. Cada día repasa lo más destacado de la portada, especialmente en las secciones España e Internacional. El papel lo reserva para el domingo.   


También es suscriptor digital el consultor Fernando Tudela, de Ciudad de México (México, 76 años). “Sé que es un periódico profesional”, asevera. Le interesa especialmente la ciencia, la tecnología y el medio ambiente, y valora positivamente la apuesta por los contenidos gráficos: “El diario me ofrece cosas que no me dan otros”. 


Angela Girbés (Palencia, 60 años), es secretaria y también suscriptora de un diario de la competencia. “Me gusta contrastar tendencias ideológicas”, asegura. Usa una plataforma de agregación de diarios para acceder a EL PAÍS desde su tableta. 
Quien sí está suscrita a la edición impresa es Marta Castán, de 64 años. Cada día se acercaba a comprarlo al quiosco, así que “por comodidad” optó por abonarse.


Roberto Rostin, un consultor de Medellín (Colombia) de 65 años, dice que en su empresa todos leen EL PAÍS para seguir de cerca la actualidad política, económica y social de Europa. “Me gustan sus contenidos y orientación”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS