Lucía Abellán: “Esta guerra obliga a ver el mundo de otra manera”

La redactora jefa de la sección de Internacional analiza la invasión rusa sobre Ucrania y sus posibles desenlaces en un encuentro con suscriptores del diario

La guerra en Ucrania casi ha monopolizado las horas de trabajo de la sección de Internacional de EL PAÍS. Así lo confesó su redactora jefa, Lucía Abellán, que la semana pasada se reunió con un grupo de suscriptores para compartir cómo se está gestionando la información que llega desde la región y también para analizar las claves de este conflicto. El encuentro, celebrado de manera virtual, se produjo en el marco del programa de experiencias exclusivas de EL PAÍS+.

Abellán explicó cómo el despliegue de periodistas del diario en la región proporciona una fuente continua de información a la que hay que sumar la que circula por redes sociales y la que emiten los gobiernos de Rusia y Ucrania. Estos dos últimos canales requieren de una labor continua de verificación, pues no solo ha de ponerse en tela de juicio los comunicados del Kremlin, sino también los de Kiev, que también pugna por ganar la guerra del relato.

Los suscriptores se interesaron por cómo y cuándo va a terminar esta guerra, una inquietud fácilmente extensible a la ciudadanía europea. La redactora jefa advirtió de la dificultad intrínseca de vaticinar un desenlace ante tal conflicto al que, además, se deben sumar ciertas particularidades. “La guerra, por cruel que sea, tiene su lógica”, apuntó para a continuación evidenciar que, vistas las acciones de Putin, “no nos podamos regir únicamente por los parámetros lógicos”.

El escenario que el presidente ruso barajaba antes de la ofensiva, una caída rápida de Kiev, no se ha cumplido y Abellán considera que en este punto de destrucción de Ucrania ambos países deberían estar dispuestos a negociar, tal y como parece que podría ocurrir a juzgar por las últimas declaraciones de ambas partes. El acuerdo pasaría probablemente por la anexión de la región del Donbás a Rusia y el anuncio por parte del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, de neutralidad frente a la adhesión a la OTAN.

La redactora jefa reconoció que antes del estallido de esta guerra pocos fueron los analistas que creyeron en una invasión real, pero con el actual escenario no se puede descartar ninguna acción rusa, incluida el uso de armas químicas o nucleares. “No podemos ser tan ingenuos como para descartar este escenario”, señaló tras las advertencias de EEUU de que este tipo de ataque se podrían llevar a cabo.

Las posibilidades de incorporación de Ucrania a la Unión Europea o a la OTAN fueron otras de las preguntas más repetidas por los suscriptores. La periodista descartó ambas posibilidades. En el primer caso lo justificó, entre otras cuestiones, en la lejanía de los estándares de vida de los ucranianos frente a los de los países miembros de la UE.

Sobre la adhesión a la OTAN señaló que, a pesar del miedo latente a que esta guerra se extienda a otros países, la posición en la que se encontraría esta organización sería muy incómoda, teniendo que atacar directamente a Rusia para defender a los ucranianos. No obstante advirtió: “Nadie ahora mismo piensa en que Putin sobrepase la frontera de Ucrania ni que la OTAN se involucre en el conflicto, pero aquí están cambiando muchas cosas y esta guerra obliga a ver el mundo europeo y occidental de otra manera”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS