Vídeo: El entrenamiento de un lince ibérico para aprender a vivir en libertad

Este es un viaje desde los centros donde se cría en cautividad a estos felinos hasta la suelta y posterior seguimiento en el campo de los ejemplares con los que se quiere salvar la especie

Videorreportaje 'La cadena del lince'. V. MARTÍNEZ, J. CASAL, E. ORTIZ, C. MARTÍNEZ, N. RAGUA
Zarza de Granadilla (Cáceres) | Montes de Toledo (Toledo) | Castellar de Santiago (Ciudad Real) - 23 nov 2020 - 23:30 UTC

El lince ibérico salió del peligro crítico de extinción en 2015, pero sigue amenazado. Este es un recorrido en vídeo desde los centros donde se cría en cautividad a estos felinos hasta la suelta y posterior seguimiento en el campo de los ejemplares con los que se está tratando de volver a expandir la especie.

La cría de los cachorros

JAIME CASAL

Hay cuatro centros de cría en cautividad de lince ibérico en la península: El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, Matalascañas (Huelva); La Olivilla, en Santa Elena (Jaén); Silves (Portugal), y en Zarza de Granadilla (Cáceres). La coordinadora del centro extremeño, Rebeca Grande, explica cómo es su funcionamiento.

El entrenamiento

JAIME CASAL

Los cachorros necesitan de 10 meses a un año de entrenamiento en los centros de cría para aprender a cazar y valerse por sí mismos en el medio natural. Veterinarios y cuidadores se encargan de que los linces crezcan sanos y preparados para la reintroducción dentro de las propias jaulas y desde el centro de videovigilancia.

La suelta

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible

Las sueltas de los linces en el medio natural se realizan en los primeros meses del año. Las administraciones cuidan que las poblaciones se distribuyan según criterios genéticos y de viabilidad del hábitat.

Los primeros pasos

JAIME CASAL

Los linces, previamente nombrados, se identifican con collares para monitorizar su ubicación y desarrollo. Tienen que seguir chequeos veterinarios periódicos y evaluaciones sobre su crecimiento. Paco Sánchez, biólogo de la consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Castilla-La Mancha, localiza a uno de los ejemplares en la finca de El Castañar (Montes de Toledo).

El seguimiento

Carlos Martínez

El censo del lince ibérico en 2019 en la Península es de 855 ejemplares. Los principales obstáculos que enfrentan son los accidentes, el furtivismo, la falta de alimento o enfermedades. Ramón Pérez, coordinador del Programa del Lince Ibérico de WWF España, explica cómo se estudia la vida en libertad de los felinos en el Refugio Fauna Chico Mendes de Sierra Morena, en Ciudad Real.

Un futuro conectado

WWF España

Las ocho poblaciones de lince ibérico que hay actualmente en España necesitan una interconexión de los ejemplares para evitar la consanguinidad genética y la aparición de enfermedades. El nuevo proyecto Life Lynx Connect, dotado con 18,7 millones de euros en cinco años y que ahora se pone en marcha, tiene como reto mezclar estas poblaciones.

Para conocer las noticias más importantes de Clima y Medio Ambiente de EL PAÍS apúntese aquí a nuestra newsletter semanal.

Siga la sección de Clima y Medio Ambiente en Twitter y Facebook

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50