Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

El Ayuntamiento reclama 57.000 euros al responsable del vertido del parque Berlín

El líquido es un anticongelante diluido en agua, similar al que usan los coches

Manchas verdes, originadas en un vertido de anticongelante, en el parque de Berlín el sábado 25 de enero, dos semanas después de que fueran identificadas por los vecinos.
Manchas verdes, originadas en un vertido de anticongelante, en el parque de Berlín el sábado 25 de enero, dos semanas después de que fueran identificadas por los vecinos.

El vertido de líquido anticongelante en el parque de Berlín costará a sus responsables 57.300 euros. Esa es la cuantía que el Ayuntamiento dice que reclamará a la Asociación Madrileña de Feriantes, organización que instaló durante las fiestas navideñas la pista de patinaje sobre hielo, que formaba parte del programa municipal navideño.

“Los técnicos han valorado que no es tóxico, que está todo bien. No entro en valoraciones”, explicó este martes por teléfono a EL PAÍS el responsable de la pista, Ángel Fra. El feriante, que sostiene que la fuga de monoetilenglicol “es una chorrada”, no ha querido revelar cuándo le notificaron el vertido. Tampoco por qué se demoró en la retirada de la atracción.

La atracción, que funcionó entre el 4 de diciembre y el 6 de enero, debía ser retirada el día 9, pero ha permanecido ahí hasta hace dos días.

A escasos metros de la pista, el 11 de enero aparecieron unas brillantes manchas verdes que alarmaron a los vecinos del barrio de Prosperidad. La policía acudió, envió un informe a la Junta de Distrito y contactó con los responsables para que limpiara la zona. No lo hicieron. El Ayuntamiento movilizó entonces varios operarios municipales para retirar la sustancia y renovar la tierra. Las manchas aparecieron de nuevo, por lo que se tuvo que repetir la operación.

Unas actuaciones que, según el Ayuntamiento, correspondían a los feriantes. Su obligación era “mantener en un estado adecuado la pista de hielo y proceder a su retirada”, declaró el delegado de Movilidad y Medio Ambiente Borja Carabante. “Hemos renovado las tierras y vamos a repercutir el coste al feriante”, agregó Carabante.

El Consistorio reclama más de 57.000 euros a Fra. La mayor parte de esa cantidad (52.300 euros) como pago por los trabajos de limpieza. El resto (5.000 euros) como sanción por omisión del deber. Además, la Junta de Distrito de Chamartín abrirá un expediente informativo a los responsables. “Soy un currante, un trabajador que intenta hacer las cosas bien”, dijo ayer Fra, que no quiso valorar la sanción municipal. “Es una mancha verde, solo agua. Pueden pasar cosas peores”, insistió.

Según las muestras enviadas al Instituto de Toxicología, el líquido vertido es monoetilenglicol, un anticongelante diluido en agua similar al que usan los vehículos. Aunque fuentes municipales señalan que no es peligroso ni tóxico, varios vecinos se han quejado de que sus mascotas se han intoxicado con el líquido. La ingeniera química Andrea Fernández aclara que esta sustancia puede ser nociva en caso de ingestión y en función de la cantidad.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información