Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres meses de parálisis en la Asamblea de Madrid

Los 80 días empeñados en formar gobierno, las vacaciones, y la discusión sobre el número de comisiones, vacían de actividad a la Cámara, que se constituyó en junio

Pleno de investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, el pasado 14 de agosto.
Pleno de investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, el pasado 14 de agosto.

Tres meses después de su constitución, la Asamblea de Madrid sigue paralizada. Las largas negociaciones para fraguar el pacto de investidura que ha hecho presidenta a Isabel Díaz Ayuso, las vacaciones de verano, y los desacuerdos entre los partidos a la hora de constituir las comisiones han hecho que la Cámara quede vacía de toda actividad, con la única excepción de los plenos dedicados a la investidura y de las peticiones de información de los diputados. Representantes de todos los partidos, que siguen cobrando un sueldo base de 3.500 euros al mes, muestran su desesperación. Las peticiones de comparecencias se agolpan sin que nadie las tramite en las distintas comisiones. Y no hay ningún pleno programado hasta el 3 de octubre.

“Así no vamos a recuperar la credibilidad para la política, es batalla perdida, la gente dirá: ‘aquí están cobrando sin hacer nada”, dice un diputado del PP que pide el anonimato. “Con el Gobierno de España en funciones, Madrid debería estar tirando del carro”.

No es una queja individual. Diputados de todas las formaciones lamentan la situación.

“Que la legislatura siga sin echar a andar significa un periodo injustificadamente largo en el que el control al gobierno no existe, y eso es muy grave”, dice José Manuel Freire, del PSOE. “En gran medida significa también un periodo en el que la administración está paralizada, porque aunque gobierna el PP parece que hay varios PP”, sigue. “Cada una de las comisiones abarcan áreas a controlar, y mientras no se ponen en marcha, no se controlan”

“En la totalidad de los parlamentos en España no empieza la actividad parlamentaria hasta que no está constituido el Gobierno, y esto no debería ser así”, afirma Jacinto Morano, de Unidas Podemos Madrid en Pie, en referencia a las largas negociaciones para formar Ejecutivo en la región, que consumieron del 26 de mayo al 14 de agosto. “Julio y agosto son inhábiles, pero septiembre debería haber sido normal[EL RETRASO]”, afea. “Da la sensación de que no se trabaja. Y es injusto, porque hay un trabajo continuado, con preguntas al Gobierno, informes...” Y destaca: “Se queda todo como latente. Pese a que trabajamos, eso da una imagen de parálisis”.

“Nosotros hemos trabajado en este periodo, por ejemplo hemos presentado todo lo de Avalmadrid, pero las comisiones y el pleno están sin actividad”, retrata Purificación Causapié, del PSOE. “Como se retrasó el gobierno, lo adecuado hubiera sido trabajar en septiembre. Pero en septiembre no va a haber nada. Acostumbrada al Ayuntamiento, creo que esta maquinaria es muy lenta”, sigue. “Los diputados intentamos actividad de otro tipo, no estamos en casa cruzados de brazos”, defiende.

El último escollo se ha vivido esta semana. Los partidos no se han puesto de acuerdo sobre el número de comisiones, su nombre o la cantidad de diputados que deben integrarlas. Queda, además, que alcancen un pacto global para repartirse las presidencias de estos organismos. Juan Trinidad, el presidente de la Asamblea, ha urgido a los portavoces a que logren un pacto para el lunes. Si se alcanza ese consenso, las comisiones podrían constituirse en la última semana de septiembre. Salvo sorpresa, no habría pleno hasta octubre, casi cuatro meses después de la constitución de la Cámara.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información