Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego prende en las cuatro provincias y supera las 1.300 hectáreas

Grandes y pequeños fuegos se repiten ante la ausencia de lluvias y el fuerte Nordés. En Ourense, los agentes llegaron a sofocar llamas intencionadas sobre pacas de paja

Agentes de extinción de incendios trabajan el pasado jueves en el fuego forestal de Porto do Son.
Agentes de extinción de incendios trabajan el pasado jueves en el fuego forestal de Porto do Son.
Santiago de Compostela

El fuego ha prendido ya en las cuatro provincias y en su conjunto supera ya las 1.300 hectáreas arrasadas, alentado por el fuerte viento del Nordés que azota insistentemente la comunidad estos días. Todo ello en un escenario general de falta de lluvias y un aumento de las temperaturas anunciado para hoy. Los medios terrestres de extinción trabajan de día y noche, cuando ya no pueden actuar los sistemas aéreos, acudiendo a sofocar grandes y pequeños incendios forestales, además de conatos y llamas claramente intencionadas, como las que se declararon ayer en el ourensano Val da Rábeda, donde tuvieron que intervenir la brigada de San Cibrao y la autobomba de Allariz. El fuego había sido prendido en unas pacas de hierba seca.

Mientras tanto, el incendio que afecta al municipio coruñés de Ribeira (A Coruña) y al ayuntamiento vecino de Porto do Son se ha dado por estabilizado después de arrasar 175 hectáreas de superficie, según las estimaciones provisionales de la Xunta. Además, la Consellería de Medio Rural ha publicado un último parte de la situación de este domingo en el que informa de que un fuego surgido en Zas-Muíño está bajo control, tras quemar 20,9 hectáreas.

En el caso del incendio estabilizado en Ribeira, el departamento ha explicado que presenta "una evolución favorable" y que los servicios de extinción movilizados han contado con 22 agentes, 36 brigadas, 23 motobombas, dos pas, nueve helicópteros, cinco aviones y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Otros grandes focos que siguen bajo control son los de Monforte de Lemos (Lugo), con 465 hectáreas afectadas, y el de Lobeira (Ourense), que se ha llevado por delante 150 hectáreas dentro del Parque Natural de O Xurés. Ayer también se declaró un nuevo incendio en Cangas. En cuanto a los incendios de Fisterra (A Coruña) y Cenlle (Ourense), la Consellería los ha dado por extinguidos, afectando a 134,1 y 45,91 hectáreas respectivamente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >