Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revolución digital no llega a la Justicia

El presidente del TSJM, Celso Rodríguez Padrón, asegura que la falta de jueces, las nuevas formas de litigios y el desfase tecnológico imposibilita la rapidez en la resolución de las causas

Documentos acumulados en uno de los juzgados de Madrid.
Documentos acumulados en uno de los juzgados de Madrid.

La evolución socioeconómica de la población española no parece que vaya pareja con la de la Justicia en Madrid, eso es lo que se deduce de las palabras del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Celso Rodríguez Padrón, y del informe anual que ha presentado hoy de 2018. La carga de trabajo que soporta un órgano jurisdiccional en la región está muy por encima de la que le corresponde por la plantilla que tiene asignada actualmente. El número de jueces asignados por cada 10.000 habitantes en 1988 era prácticamente el mismo que en la actualidad, si hace 30 años era de un juez, ahora es de 1,1 para los mismos habitantes y con problemas diferentes de los que tenían los españoles hace tres décadas. No había cláusulas suelo, preferentes, hipotecas en diferentes monedas o viajes que no se cumplen por tierra, mar o aire. "Esto no es de recibo", ha asegurado Rodríguez, que considera que la primera causa de la lentitud de la Justicia deriva de contar con "una planta judicial radicalmente insuficiente y absolutamente desfasada".

En Madrid, hay 736 jueces y magistrados para los 540 órganos judiciales que existen en la región. Con esa plantilla parece difícil que el sistema sea capaz de hacer frente al número de litigios que tiene que responder. El pasado ejercicio se presentaron 836.684 asuntos y quedaron sin resolver 328.395 casos. En el mapa judicial de toda España esta es la tercera comunidad en la que más casos se presentan."Es urgente de contar con 127 nuevos órganos judiciales para hacer frente una situación "desfasada" que solucione la lentitud de la Justicia.

Muchas veces se registran imágenes de jueces con grandes maletines con ruedas para un lado y para otro como si siempre estuviesen permanentemente de viaje. ¿Por qué? La respuesta está en el desfase tecnológico que arrastran las dependencias judiciales. "Es muy difícil acceder por remoto a los documentos de una causa y por ello no es extraño ver a un juez llenar los maleteros de los coches con legajos, los mismos que se acumulan en los juzgados. El papel cero es imposible de eliminar a corto y medio plazo". afirma el presidente del TSJM quien se muestra escéptico ante un desarrollo tecnológico rápido en los órganos judiciales.  "El papel cero es un horizonte lejano", ha dicho Rodríguez, que ha dado una imagen de los tribunales y juzgados "con tomos y tomos de papel, estanterías colgadas hasta el techo de papeles y tomos que se arrastran de los maleteros de los coches a las casas" para continuar con el trabajo allí. En ese sentido, sentenció que "en España no existe una Justicia del Siglo XXI" y lo dijo tras recordar que en 2016, estando al frente del Ministerio de Justicia Rafael Catalá se aprobó la ley que establece que las administraciones judiciales tienen que operar de forma digital.

La crisis económica de 2008 y determinadas cuestiones bancarias que antes no existían han provocado que tanto en la jurisdicción civil y contencioso se haya percibido un clamoroso incremento de litigios en masa. "No es posible atender con rapidez este ingente modelo de asuntos, lo que desemboca en una lentitud que no es deseable ni para los jueces ni para los ciudadanos", indicó el presidente del TSJM. Por jurisdicciones, la civil y la contencioso administrativa son las que experimentaron un mayor incremento de asuntos ingresados con un 12,7 % y 16 % respecto al pasado año, respectivamente. En el orden penal, continúa la tendencia a la baja de los últimos años y en 2018 se ha reducido un 2 %, mientras que en la Social también han caído los asuntos un 3,6 %.

El actual panorama político, en el que las cámaras tanto nacionales como la autonómica están paralizadas, no posibilita un cambio. Para 2019 solo está prevista la creación de nueve plazas de jueces, lejos de los 127 que Madrid solicitó al Consejo General del Poder Judicial: 88 nuevos juzgados y 39 plazas de magistrados. Desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se reclama un incremento en las partidas presupuestarias desde el Gobierno de Madrid y una mejora en la plantilla del personal funcionario que trabaja en la Administración de Justicia. De los 6.577 funcionarios, 1.665 son interinos "una cifra muy elevada", explica Celso Rodríguez Padrón.

En términos estadísticos respecto a la situación de los órganos judiciales, continúa el "volumen desorbitado" en los juzgados de los mercantil con un 28,5% más de asuntos que se explican nuevamente por la "cantidad ingente de asuntos de tráfico aéreo" y aquellos de materia concursal que derivan de los ecos de la crisis económica.Una "litigiosidad en masa" ha manifestado el presidente que, al margen de lo acontecido en los juzgados de lo mercantil, "es una consecuencia de los fenómenos económicos".

Aumentan los litigios en 2019

En el primer trimestre de 2019, lo órganos judiciales de Madrid han registrado 219.889 asuntos. Esta cifra supone un incremento de un 7,7 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior. En el mismo periodo, los tribunales de Comunidad de Madrid resolvieron 214.575 asuntos, un 5,8% más, y han quedado en trámite al final del trimestre un total de 311.327 asuntos, con un incremento del 6,6% respecto al primer trimestre de 2018.

En la jurisdicción civil madrileña han ingresado 97.004 asuntos, con un incremento del 11,9 por ciento respecto a los ingresados en el primer trimestre de 2018. En esta jurisdicción se resolvieron 87.859 asuntos, un 9,6 por ciento más, y quedaron en trámite 201.975, un 17,3% más que al final del primer trimestre de 2018. En la penal han tenido entrada 100.882 asuntos, con un incremento del 3,6 por ciento, habiéndose resuelto 104.842 asuntos, un 2,8 por ciento más, y quedando en trámite 73.983 asuntos en los órganos judiciales de la Comunidad. En contencioso-administrativa madrileña se han registrado 5.379 nuevos asuntos, con un incremento del 6,5 por ciento. Se resolvieron 5.395 asuntos, un 2,3 por ciento más que el año anterior, y quedaron en trámite 12.083 asuntos. La jurisdicción social ha ingresado 30.830 asuntos, un 11,1 más que en el mismo trimestre de 2018. Se han resuelto 16.479 asuntos, un 7,2 por ciento más, y han quedado tramitándose 30.353 asuntos en los juzgados de la región.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >