Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Para tomar decisiones de cariz político, un 4,5% de participación me parece poco”

El presidente en la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, considera que "es mentira que se hayan ido 4.500 empresas de Cataluña"

El presidente de la Cámara de comercio, Joan Canadell.

Joan Canadell (Barcelona, 51 años) ha dejado sus responsabilidades en el secretariado de la Asamblea Nacional Catalana para convertirse, desde lunes, en el presidente en la Cámara de comercio de Barcelona, el primero de reconocido perfil independentista que ha conseguido ganar en unas elecciones con sólo un 4,5% de participación. Recibió EL PAÍS el pasado miércoles, casi 52 horas después de asumir el cargo, con un discurso en el cual llamaba el empresariado a defender el derecho a la autodeterminación ante el Gobierno central.

Pregunta. ¿Qué ha pasado en las elecciones para que venciera una candidatura secesionista?

Respuesta. La realidad es que el empresariado es más independentista que la sociedad. Lo digo en base a tres encuestas diferentes que se hicieron en 2012 [en referencia a las que hicieron las patronales Pimec y Cecot y la propia Cámara de Comercio]. Más del 50% de los empresarios pensaban eso. Si examinas bien esos resultados con las encuestas del CEO [Generalitat], cuanto más nivel de formación, más independentista es la sociedad. En general, el empresariado está más formado que la media de la sociedad. Esa es la explicación.

P. ¿No han ganado simplemente porque el independentismo está más movilizado?

R. La movilización es importante, pero ha habido cuatro candidaturas y, ¿entre las cuatro no han movilizado tanto como nosotros?

P. ¿En qué ocupará los primeros cien días en la Cámara?

R. Uno de los temas que más nos preocupa es la financiación de la Cámara. Es una desventaja competitiva. También queremos poner en marcha un plan estratégico de la economía catalana con el horizonte de 2030-2040. Nosotros creemos que en ese periodo Cataluña será una república. Tarde o temprano en Cataluña se celebrará un referéndum y el mundo empresarial deberá tener claro las repercusiones.

“Si para defender el interés del empresariado tenemos que pactar con ministerios españoles, lo haremos”

P. ¿Su proyecto para la Cámara es empresarial o político?

R. Cien por cien empresarial. Si fuera cierto que el potencial económico de Cataluña, siendo comunidad autónoma puede pasar del 80% al 90% y, en cambio, siendo un Estado puede llegar al 120%… ¿qué tiene que hacer el empresariado? Tenemos que poder explicarlo y ellos decidir. Eso es defender el interés de las empresas. Todas las instituciones hacen política y mi antecesor, también. Pondremos en marcha un sistema de consultas, no solo políticas. Preguntaremos al empresariado si quiere que la Cámara trabaje para la construcción de la nueva república.<QF>

P. ¿Qué pasará si los empresarios no le acompañan?

R. Actuaremos en consecuencia. Si la mitad del empresariado que vota, de un censo representativo, nos dice que no debemos trabajar en eso, no entraremos.

P. ¿Qué es un censo significativo? En las elecciones votaron 19.000 empresas, el 4,5% del censo.

R. Para tomar decisiones de tipo político, un 4,5% [de participación] me parece poco. Tampoco tiene que ser un 50%. Lo dirán los técnicos.

P. ¿Trabajarán para que las empresas que se marcharon tras el 1 de octubre de 2017 regresen?

R. Es que no se ha ido ninguna empresa.

P. CaixaBank celebra su junta de accionistas en Valencia y antes lo hacía en Barcelona. Es solo un ejemplo.

R. 4.500 direcciones de sede cambiadas lo acepto, pero empresas que se hayan ido, hasta donde yo sé, cero.

P. ¿Descarta que se pierda poder por el traslado de sedes?

R. Lo que digo es que la repercusión de este cambio ha sido hasta ahora prácticamente cero. No sé si a la larga puede ser más. Es mentira que se hayan ido 4.500 empresas. Desde 2008 ha habido muchas empresas que se han ido y no había procés.

“La realidad es que el empresariado es más independentista que la sociedad”

P. ¿La Cámara de Comercio promoverá o apoyará un paro de país o una huelga general como los del 3 de octubre de 2017 en Cataluña en función de la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del procés?

R. No propondremos nada de eso, solo faltaría. Pero si el Estado sigue en esa posición de no sentarse a dialogar sobre un problema real que es el derecho a la autodeterminación de los catalanes, entenderemos que la sociedad civil se organice para hacer acciones en esa línea. Nosotros somos sociedad civil, pero empresarial.

P. ¿Participará, entonces?

R. En función de la situación veremos qué hacer. No hemos hablado con el equipo de ello.

P. ¿Le preocupa la parálisis del Gobierno catalán? No hay Presupuestos, no hay actividad legislativa en el Parlament...

R. Todo se ha de relativizar y no está teniendo impacto. La Generalitat está demostrando que, pese a no tener Presupuestos, está haciendo una buena gestión. El país va bien.

P. ¿Cree que hay parálisis legislativa estatal?

R. Hemos estado en un periodo electoral y ha estado todo parado. Hay una situación crítica en ese sentido.

P. ¿Es partidario de que los partidos soberanistas apoyen la investidura de Pedro Sánchez?

R. No quiero hacer ningún posicionamiento de este tipo, eso sí es hacer política.

P. ¿Ha financiado la estancia de Puigdemont en Bruselas?

R. No tengo capacidad. Mi aportación no pasa de cientos de euros. Como mucho.

P. ¿El procés no ha desgastado la imagen de Cataluña?

R. Seguramente, a nivel español, sí hemos perdido simpatías, pero a nivel internacional las hemos ganado.

P. ¿Ha hablado con la alcaldesa Ada Colau?

R. No, aún no. Creemos que hubiéramos tenido más afinidad con el equipo de Maragall. Aún no sabemos quién asumirá las concejalías económicas, si tendremos que interlocutar con los socialistas o los comunes. Por lo que me dicen será mejor si es con el PSC.

P. ¿Se mantendrá en la Cámara de Comercio de España?

R. Sí. Yo personalmente.

P. ¿Colaborarán con el Gobierno central?

R. Si para defender el interés del empresariado tenemos que pactar con ministerios españoles, lo haremos. No renunciaremos. Y le pediremos ayudas si es necesario, porque si la competencia es suya tenemos que hablar.

P. ¿Cuál es su empresario modelo?

R. Grifols, sin duda.

P. Tributa en Irlanda, trasladó parte de su negocio allí.

R. Es un grupo que tiene muchas filiales y una tributa en Irlanda. Se le ha criticado por eso, pero la mayoría de sus impuestos no tributan allí.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información