Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAROLINA PASCUAL / CONSEJERA VALENCIANA DE INNOVACIÓN Y UNIVERSIDADES

“En las ingenierías, las mujeres hemos ido hacia atrás, como los cangrejos”

Llegó por eliminación a Ingeniería de Telecomunicación, luego fue "sin buscarlo" la primera mujer decana de un colegio oficial del ramo y ahora es la mayor sorpresa del Consell

Carolina Pascual, el lunes en el Palau de la Generalitat.
Carolina Pascual, el lunes en el Palau de la Generalitat. EL PAÍS

La gran sorpresa del nuevo Consell del Botànic II ha sido la incorporación de Carolina Pascual Villalobos. Esta independiente, ilicitana de 44 años y profesora de Ingeniería de Telecomunicaciones en Alicante, coge las riendas de la Consejería de Innovación y Universidades, Ciencia y Sociedad Digital con la intención de establecer su sede en Alicante. Fue la primera mujer en España en ser nombrada decana de un colegio territorial de Ingenieros de Telecomunicación, en su caso, el de la Comunidad Valenciana. Ella llegó a la ingeniería un poco por eliminación, para distinguirse de sus tres hermanas mayores, y considera que la evolución de la sociedad le ha dado la razón. Su pareja también es ingeniero y su hija de 13 años empieza a mostrar interés por las matemáticas, aunque "elegirá lo que quiera, claro".

Pregunta. No tenía ninguna experiencia política, ¿no?

Respuesta. No, política, no. Sí que tenía experiencia en gestión y como profesora titular de la Universidad de Alicante he ocupado distintos cargos de gestión dentro de la Politécnica. Y desde hace dos años, decana del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana

P. ¿Tenía inquietudes políticas y sociales?

R. Siempre me he implicado en la parte de educación y gestión y cuando el presidente [Ximo Puig] me llamó pues me quedé muy agradecida, me pareció que podía aportar y participar. Con todo este tema de la visibilidad de la mujer tenemos que ser responsables, y aunque sea una cosa que pueda imponerte inicialmente, pensé: 'vamos a tirar adelante' y a hacerlo con ilusión.

P. Cursó una carrera con presencia de mujeres muy minoritaria.

R. La culpa es de mi madre, que era maestra. Soy la pequeña de cuatro hermanas y todas hemos estudiado ciencias. Mi madre nos motivó mucho de pequeñas. Elegí Telecomunicación porque quería hacer algo diferente a los que hicieron mis hermanas. Luego, lo cierto es que me gustó la carrera y me pareció interesante. Viendo la gran tecnológica que hay hoy creo que fue una buena elección.

P. ¿Ha sentido rechazo por ser mujer?

R. No he tenido ningún rechazo. Ni en la facultad ni después. Eramos pocas chicas, no llegaríamos al 25%, pero ahora incluso el porcentaje ha bajado y está en torno al 20%. Hemos ido hacia atrás como los cangrejos.

P. ¿Por qué?

R. En general, las ingenierías no son titulaciones que sean atractivas porque se perciben como muy difíciles; que necesitan un esfuerzo muy grande para tener una remuneración a corto plazo que sea importante. La gente huye, aunque es verdad que la parte de las TIC [tecnologías de información y comunicación] resulta muy atractiva pero a nivel de usuario. Pero no visto desde atrás, como el que diseña, el que implementa. Por una parte, hay pocas vocaciones tecnológicas, y en el caso de la mujer, menos aún. Hay que darle una pensadita a esto, y más hoy cuando las tecnologías son transversales en todos los ámbitos, en la salud, en la banca. Hay que explicar bien para qué sirve.

P. ¿Cree entonces que no hay discriminación?

R. No, digo que yo nunca la he sufrido. He ido tomando decisiones a lo largo de mi vida y he llegado donde las circunstancias me han llevado, pero nunca me he encontrado con un techo de cristal, una dificultad añadida por el hecho de ser mujer. Es mi caso concreto, porque sé y es cierto que otras personas sí lo han tenido y sufrido. Mi trayectoria me ha llevado a sitios donde sorprendentemente he sido la primera en llegar, a veces sin buscarlo, casi por casualidad.

P. ¿Cuáles son las primeras medidas que va a tomar como consejera?

R. Tengo muy claro que esta consellería es una apuesta muy impotante del presidente y representa el interés por vertebrar el territorio en la Comunidad Valenciana y la parte tecnológica es muy mportante. Pretendemos dar un impulso a esas tecnologías y a la transformació digital y mejorar la relación de la universidad con las empresas y la transferencia de conocimiento. Y hacerlo lo mejor posible.

P. ¿Dejar de ser una autonomía de camareros para empezar a ser una de ingenieros?

R. Bueno, el turismo es una fuente de ingresos muy importante Tenemos un clima privilegiado. Sería absurdo pretender no tener estos beneficios. Pero sí que es cierto que hay mucho talento como se demuestra esta semana en la conferencia europea de redes y comunicación Global 5G Event, muy importante, ubicada aquí. Tenemos dos operadores, Vodafones, que ya ha lanzado su red 5G, y Orange, que para este evento va a presentar pilotos y ya tiene parte de la red 5G aquí en Valencia. No estamos en abosluto a la cola, sino que hay muchas ganas y talento y debemos remar todos en la misma dirección.

P. ¿Qué opina del conflicto entre Trump y China a cuenta de Huawei?

R. Es complicado. Subyace un tema económico muy importante. Hay que ver los distintos países por dónde tiran. Las empresas están muy interrelacionadas. Hay fabricación de Apple en China y Huawei está en EE UU, un tema muy delicado con consecuencias económicas en todo los países y que podría retrasar la evolución tecnológica. Saldrán perdiendo los ciudadanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >