Albiol acaricia la alcaldía de Badalona tras fracasar un pacto de izquierdas

Sabater reprocha al PSC que haya despreciado cualquier acuerdo con Guanyem

Xavier Garcia Albiol, en la sala de plenos de Badalona.
Xavier Garcia Albiol, en la sala de plenos de Badalona.Albert Garcia

Xavier García Albiol será proclamado hoy alcalde de Badalona si se consuma el fracaso de una alianza de la izquierda. El alcaldable popular logró 11 escaños frente a los 15 que conjuntamente sumaron Guanyem, con siete, el PSC, con seis y los comunes, con dos. El pacto entre Álex Pastor, alcalde en funciones del PSC, y la exalcaldesa Dolors Sabater, de Guanyem, no ha prosperado al postularse los dos para el cargo y frustrar así una alternativa al PP. Guanyem acusó ayer al PSC de haber despreciado una propuesta para rotarse la alcaldía o que Sabater diera un paso al lado.

Más información

La candidatura la Badalona Valenta, formada por Guanyem y ERC, urgió al PSC a negociar in extremis un pacto que desbarate el regreso de Albiol a la alcaldía. Sabater aseguró que Pastor no se ha movido de posición desde la noche electoral cuando anunció que no la votaría ni a ella ni a Albiol y, por tanto, se votaría a sí mismo reivindicando el liderazgo de la izquierda pese a que fue tercero. Miembros del PSC aseguraron ayer que no pensaban modificar su estrategia.

Las asambleas de Guanyem y ERC han respaldado que Sabater se postule en el Pleno. La líder de la candidatura y Oriol Lladó, cara visible de ERC en Badalona y número dos de la lista, explicaron en el Ayuntamiento las concesiones que habían realizado para fraguar un pacto con el PSC. “Hemos sido generosos”, subrayó Lladó. Sabater desveló que sus propuestas cayeron en saco roto: tanto la de ostentar la alcaldía dos años cada uno —dos para Guanyem y dos para el PSC— como la de que ella misma pudiera dar un paso al lado si es que ese realmente era el escollo. “Ese escenario lo exploramos y el PSC lo despreció”, dijo.

Si la situación no da un vuelco de 180 grados, Albiol, ganador por tercera vez de unas elecciones, será, esta vez sí, alcalde. Hace cuatro años, toda la izquierda se conjuró para apartarle por sus políticas contra la inmigración —eran los tiempos de su campaña Limpiando Badalona— y otorgar la vara a Sabater. Pero ahora el clima está mucho más enrarecido tras el 1-O y la posterior moción de censura del PSC contra la alcaldesa por su implicación en el proces.

“Tendremos la puerta abierta hasta el último minuto”, dijo Sabater dispuesta solo ahora a la rotación en la alcaldía. Lladó reprochó al PSC que juegue “con fuego” y le responsabilizó del eventual éxito de Albiol de quien dijo que ha "blanqueado" su programa.José Tellez, exteniente de alcalde, invitó a los socialista a demostrar que no tenían un pacto ya sellado con antelación con Albiol.

David Torrents, de Junts per Catalunya, votará a Sabater. No así los comunes que lo harán por sí mismos si el pacto fracasa. Sabater agradeció a Torrents que se posicionara frente a la postura de Aïda Llauradó, de los comunes. “No estamos en ningún bloque en concreto”, dijo la concejal.

Con toda probabilidad, las tres fuerzas de izquierda presentarán a su propio alcaldable. Los comunes se votarán a sí mismos si la alianza fracasa. Horas antes, su portavoz, la concejal Aïda Llauradó, no aclaró a quien votarían. “No estamos en ningún bloque en concreto”, dijo. Badalona será el único éxito que podrá exhibir, junto a la alcaldía de Pontons, el PP. En Castelldefels, Manu Reyes, en una situación similar a la de Albiol, ha visto otra vez como la izquierda le desplaza del cargo. El PSC ha pasado factura a Dante Pérez, exsocialista que fichó por el PP, y le dejará sin la alcaldía de Gimenells, en Lleida, al unir sus votos a Som Poble.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50