Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goya y Picasso muestran su habilidad con el grabado

La Galería A34 de Barcelona expone una selección de obras de estos dos pintores

Grabado de Picasso de la serie del Minotauro que se puede ver en la Galería A34
Grabado de Picasso de la serie del Minotauro que se puede ver en la Galería A34

Goya y Picasso, con permiso de Durero y de Rembrandt, son dos de los mejores grabadores de las historia del arte. El aragonés, pero, sobre todo, el malagueño fueron genios que cultivaron todos los palos del arte. También el del grabado, experimentando con técnicas como la punta seca, el aguafuerte y la aguatinta —técnica especialmente nueva en la época de Goya— y la técnica litográfica en el caso de Picasso. Los dos crearon piezas excepcionales que han acabado siendo, por su número y calidad, una parte fundamental de sus respectivas obras. La galería A34 (calle Aribau 34 de Barcelona, hasta el 19 de junio) una selección de estas producciones seriadas.

'El Asno literato' de Goya.
'El Asno literato' de Goya.

En el caso de Goya se pueden ver ejemplares de sus cuatro grandes series: los Caprichos, con su crítica mordaz a la sociedad de la época, satirizando vicios y conductas humanas; los Desastres, denunciando la irracionalidad de la violencia humana y sus terribles consecuencias; la Tauromaquia, la más popular, reflejando todo los relacionado con los toros y los Disparates, que recuerda, y muchos sus pinturas más misteriosas, las Pinturas Negras. Dentro del primer grupo, destaca el Capricho 39. Asta su abuelo, (el Asno literato) uno de los 26 dibujos que forman parte de la serie Los Sueños.

Por su parte, de Picasso, que realizó grabados desde el comienzo de su producción hasta poco antes de fallecer en 1973, pueden verse algunas de las estampas de la Suite Volard, de las series El escultor en su estudio, El Minotauro y de sus últimas producciones como grabador, realizadas entre 1968 y 1972, casi todas cargadas de una fuerte dosis de erotismo y grandes referencias a los maestros del pasado como Velázquez, Ingres, Delacroix, Manet y Degas, además de Rembrandt y Goya, con los que compartió pasión por este arte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >