Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La expropiación de pisos vacíos entra en la agenda política

Los candidatos de Barcelona debaten ante las entidades que defienden el derecho a la vivienda

Los candidatos a la alcaldía de Barcelona, antes del debate sobre vivienda.
Los candidatos a la alcaldía de Barcelona, antes del debate sobre vivienda.

Debate sobre vivienda este lunes entre los candidatos a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales del próximo domingo, organizado por las entidades que a diario defienden el derecho a la vivienda: la PAH, el Sindicato de Inquilinos, el Observatorio DESC o la Federación de Asociaciones de Vecinos. Un coloquio en el que han faltado los cabezas de lista del PP, Josep Bou, y de Barcelona pel Canvi - Ciutadans, Manuel Valls, pero que ha servido para bajar a propuestas concretas y constatar como la crisis de vivienda de la ciudad ha movido las posiciones de los partidos de un tiempo a esta parte.

Por ejemplo, todos los presentes (Barcelona en comú, Junts per Catalunya, ERC, PSC y la CUP) asumen la necesidad de regular los alquileres e incluso de recurrir a la expropiación de viviendas vacías de grandes propietarios (empresas o entidades financieras). Una medida que contemplaba un decreto ley del actual Govern que no tuvo apoyo del resto de partidos. Aunque sí está vigente la expropiación temporal del uso de pisos vacíos que son propiedad de grandes propietarios y no cumplen su función social.

A la pregunta de si aceptarían expropiar propiedades de grandes tenedores, como se está planteando la ciudad de Berlín, todos los presentes se han mostrado a favor. Por parte de Junts per Catalunya, el número cinco de la lista, Albert Civit, ha recordado que el decreto de medidas urgentes en materia de vivienda que no se llegó a aprobar lo contemplaba. Ernest Maragall (ERC) también se ha mostrado partidario, "si es necesario". Jaume Collboni (PSC) ha defendido "lo que permita la ley". La alcaldesa y candidata a la reelección, Ada Colau, también se ha mostrado favorable y más extrema ha sido la posición de la CUP, partidaria de "retirar la vivienda del mercado", en palabras de la candidata, Anna Saliente.

La regulación del precio de los alquileres, que el Gobierno de la Generalitat ha asegurado que aprobará este martes con la figura del decreto ley, también ha protagonizado parte del debate. Antes que nada, Civit ha situado la realidad del mercado y ha recordado que solo el 25% de los propietarios de los 204.000 contratos de alquiler que existen en Barcelona son empresas. "Tenemos un problema pero lo tenemos focalizado", ha celebrado. Civit ha recordado que el decreto que aprobará el Govern no tiene consenso entre los dos partidos socios (ERC y JuntsxCat), pero se ha mostrado resignado."Hubiese preferido consenso, pero si sale ahora, aprovechémoslo", ha dicho.

En cambio, Maragall ha presumido del decreto, anunciado desde el departamento de Justicia, que depende de ERC. A su turno, Colau cuestionado que la Generalitat tenga competencias para regular los alquileres y ha recordado que los juristas que lo han estudiado no lo tienen claro. Y en cambio, ha aprovechado para reprochar al presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que incumpliera la promesa de regular las subidas.

Maragall y Colau, máximos rivales en la pugna por la alcaldía se han enganchado en este punto. Colau ha echado en cara a Maragall que aprueben, "a cinco días de las elecciones" algo que los comunes llevan años planteando. "¿Por qué no lo han hecho antes? ¿Por qué han permitido desahucios si ya lo habíamos propuesto?", ha espetado tras recordar que durante décadas los gobiernos del PSC no hicieron vivienda pública de alquiler, y la Generaltiat tampoco. A su turno, Maragall ha acusado a la alcaldesa de "exhibir sucursalismo". "Parece que prefiera que Pedro Sánchez no lo haga antes de que sea el Govern quien lo haga", ha contestado el republicano.

El debate también ha servido para escuchar propuestas concretas de los partidos. Junts per Cat propone un plan de choque para comprar masivamente viviendas de segunda mano y calificar solares como protegidos para que los promotores puedan levantar alquileres fuera de mercado (un 25% más baratos). El PSC habla de crear un aval municipal "antidesahucio", una medida preventiva para las familias que no pueden pagar los alquileres o las cuotas.

Y también han surgido debates complejos, como la gestión de la bolsa de pisos de la mesa de emergencia, donde hay 450 familias esperando. ¿Qué hacer con los pisos que compra la administración y que están ocupados por familias que no pueden pagar? "Cuando compramos muchas veces hay personas en la vivienda. Si les dejamos quedar, dejamos a alguien en espera en la mesa. Si sacamos a la familia que ocupa y les ponemos en la cola también la alargamos... es extremadamente complejo", ha reconocido quien ya trabajó en el equipo técnico del ex alcalde Xavier Trias. Civit, ha sido también el único que ha hecho autocrítica tras las reiteradas alusiones de Colau a la falta de inversión de la Generalitat en vivienda en Barcelona: "La Generalitat no puede ir con la cara bien alta, pero el Ayuntamiento no ha cumplido lo que prometió hace cuatro años".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >