Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sea de quien sea la culpa en la carretera, siempre pierde el ciclista”

Pasamontes, exciclista profesional, ha desarrollado su carrera como comentarista, conferenciante y mentor deportivo

El exciclista Luis Pasamontes.
El exciclista Luis Pasamontes.

Luis Pasamontes (Cangas del Narcea, 39 años) fue ciclista profesional durante más de 12 años. Participó en el Tour de Francia, la Vuelta España o el Giro de Italia, y se dio cuenta de que su fortaleza residía en trabajar para grandes líderes. Por ello se convirtió en un gregario brillante dentro del pelotón. Tras su retirada en 2012, Pasamontes ha desarrollado su carrera como comentarista, conferenciante y mentor deportivo. Asturiano, residente en Madrid desde joven, tuvo la oportunidad de disputar dos veces la Vuelta a la Comunidad, que disputa del 10 al 12 de mayo. Además, este año ha publicado el libro El liderazgo del gregario (Alienta Editorial), donde ensalza la figura del trabajador que empuja al líder en cualquier ámbito.

¿Cómo ha sido esta Vuelta a la Comunidad?

Tenía tres etapas bastante completas, aunque he echado en falta una contrarreloj. En la primera, con salida y final en Aranjuez, influyó el viento. En la segunda, con salida y final en San Martín de Valdeiglesias, hubo una ligera subida al final, y en la última, donde los ciclistas parten y terminan frente al Santiago Bernabéu, hubo un sprint masivo. Este recorrido daba posibilidades a corredores de muchos perfiles. El ganador fue el francés Clément Russo.

¿Cómo está el panorama de carreras en Comunidades Autónomas?

Desafortunadamente muchas han desaparecido y otras han reducido sus jornadas. Son necesarias y muy importantes porque sin ellas muchos ciclistas apenas tendrían calendario y también sirven para conocer a jóvenes valores. Se necesita un compromiso de los equipos grandes para participar porque todos los ciclistas le deben algo a estas carreras.

¿Cómo encuentra la Comunidad para recorrerla en bici?

Me vine a vivir con 18 años y toda mi preparación la hice por carreteras madrileñas. Me encontré un carril bici totalmente aislado, puertos de montaña increíbles y mucho aficionado al ciclismo.

¿Y a nivel urbano?

Meter las bicis en la ciudad no es fácil. Hay muchos vehículos diferentes y ordenar todo es complicado. Se pueden seguir mejorando cosas.

Como por ejemplo…

Carriles bicis segregados con una barrera de seguridad. Todo lo que sea delimitar físicamente la distancia con el resto de vehículos, mejora nuestra seguridad. Pero lo más importante es que se cuente con ciclistas en las mesas de trabajo, a la hora de pensar en un carril bici y donde hacerlo, porque son los que sufren en primera persona la inseguridad. Desde luego, un carril central por donde pasan vehículos por ambos lados no es lo más seguro, porque no todo el mundo está preparado para el rebufo de un autobús o un coche.

¿Y qué deben mejorar los ciclistas?

Soy el primero en reconocer que los hay que a veces se saltan semáforos, no llevan luces de noche o conducen con auriculares… Hay trabajo que hacer en formación y hay que hacerlo con los niños. También hay un vacío importante con las bicis eléctricas: no es normal poder comprar una y conducir a 30 o 40 kilómetros sin ninguna licencia o preparación.

¿Cómo ve el servicio público de BiciMad?

Es algo acertado y útil, pero yo no entiendo la bici sin casco. Sé que en este caso no es fácil implementarlo, pero sí que es posible. Existe tanto riesgo en la Castellana como una carretera secundaria. Es como si te exigieran el cinturón de seguridad por la autovía, pero no por la ciudad.

¿Tiene la ciudad espíritu de bicicleta?

Hay un espíritu muy chulo. Está plagado de tiendas y se está convirtiendo en un estilo de vida. Hay mucha gente que no entiende su día a día sin la bici, no solo los que suben puertos.

¿Qué le pediría al Ayuntamiento y la Comunidad?

Trabajar al máximo en la seguridad. Sea de quien sea la culpa en la carretera, siempre pierde el ciclista. La Comunidad debe ser un referente a nivel internacional.

¿De qué países o ciudades deberían tomar ejemplo?

A nivel urbano, Bélgica y Holanda son ejemplos. Han crecido con la cultura del ciclismo y ves a gente de todo tipo desplazándose por la ciudad y yendo al trabajo sobre dos ruedas.

Acaba de publicar el libro El liderazgo del gregario (Alienta Editorial), donde ensalza esta figura.

Hablo de la importancia que tienen los gregarios en cualquier equipo, sea deportivo o empresarial. No todos somos grandes líderes, pero somos fundamentales para estos ganen.

¿A quién pone de ejemplo como ciclista gregario?

A Imanol Erviti, Jonathan Castroviejo o Mikel Nieve. En España podemos presumir de ese tipo de corredor, que se lo rifan en equipos de fuera porque sabe cuál es su oficio y su rol. Ser gregario es también muy difícil.

El ciclismo español sufre por falta de apoyos y patrocinios…

La ley de mecenazgo está en un 40 %. Lo ideal sería que todo lo que invirtieran las empresas estuviera exento de impuestos. Es un dinero a la formación y a la educación.

 

32 años rodando por Madrid

La Vuelta a la Comunidad de Madrid, organizada por la Federación Madrileña de Ciclismo, se disputa desde 1983. El año pasado la ganó el ciclista portugués Edgar Pinto y este año, el francés Clément Russo. La prueba ha cumplido su trigésimo segunda edición con la participación de 19 equipos de diferentes países en un recorrido de 428,5 kilómetros en tres etapas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >