Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más caricias al perro, menos sedantes

Una terapia pionera con animales reduce el dolor y la ansiedad en niños ingresados en el Hospital 12 de Octubre

Inés, de 12 años, recibe la visita del perro Zenit en el Hospital 12 de Octubre.
Inés, de 12 años, recibe la visita del perro Zenit en el Hospital 12 de Octubre.

Inés, de 12 años, está ingresada en la UCI pediátrica del Hospital 12 de Octubre. Está tumbada en una cama junto a su madre, con la mirada algo apagada. En cuando ve acercarse a Zenit, su cara cambia. Esboza una sonrisa y estira su mano hacia el perro, que responde con un toque de morro. “Es muy calentito y muy peludo”, dice la pequeña, a la que ya no se le borra la risa de la cara. Como ella, 15 niños y adolescentes ingresados en este centro hospitalario han participado en una experiencia piloto que ha demostrado que la terapia asistida con perros puede reducir el dolor y la ansiedad en estos pequeños pacientes.

“Aplicamos este tratamiento terapéutico con perros a los niños cuando ya están en la fase de salida de la UVI. Hemos comprobado que pasar unos minutos con Zenit disminuye el dolor, la ansiedad y el miedo de los niños”, explica Juan Ignacio Sánchez, jefe de servicio de la UCI Pediátrica. “A los niños les cambia la cara cuando ven acercarse al perro. Y si es necesario sedarlos, hemos comprobado que si el perro está cerca, necesitamos una dosis menor”, añade el profesional a cargo de una UCI por la que pasan niños recién operados o con enfermedades como neumonía o meningitis que necesitan cuidados especiales .

La experiencia, pionera en este tipo de unidades en España, se lleva a cabo en el Hospital Universitario 12 de Octubre gracias a la colaboración con la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos y la Asociación PsicoAnimal. El proyecto se denomina Huellas de Colores y se viene desarrollando desde enero. Durante este periodo se han hecho 23 visitas a 15 niños y adolescentes ingresados en la UCI Pediátrica de este hospital, con una edad media de 14 años y que habían sido intervenidos quirúrgicamente o tenido complicaciones en la evolución de su enfermedad. Zenit, el perro que ha participado en la iniciativa, fue rescatado de situación de abandono y luego entrenado para ello.

Las tres entidades participantes han realizado un estudio sobre cómo esta terapia ha mejorado la situación de los niños y sus familias. Los resultados evidencian diferencias significativas positivas antes y después de la intervención, como disminución del dolor de hasta tres puntos y reducción del nivel de ansiedad y otros síntomas asociados a la patología. Además, una encuesta de satisfacción sobre el proyecto lo valora como muy positivo por las familias, con una puntuación de 9,71 puntos sobre 10.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, conoció el proyecto este martes durante una visita al centro hospitalario. “Es una experiencia que emplea perros de compañía que han sido abandonados o con discapacidad y se centra en niños ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos”, señaló. “La iniciativa permite avanzar en la humanización de la asistencia sanitaria, que podamos medir esta experiencia para frenar el miedo, la ansiedad y el dolor. Es importante que hablemos de humanización pero sepamos a qué nivel se produce ese grado de humanización. Los niños, que están ingresados en un ambiente un poco hostil, les permite encontrarse mejor, que ese momento de estar con la mascota sea reconfortante para ellos y para las familias”, añadió. El consejero destacó además que la UCI Pediátrica abre 24 horas al día para los familiares durante todos los días del año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información