Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isaki Lacuesta arrasa con ‘Entre dos aguas’ en los premios Gaudí de cine

‘Les distàncies’, de Elena Trapé, se impone como mejor película en catalán

Isaki Lacuesta con uno de los protagonistas de Entre dos aguas, Israel Gómez, la película triunfadora de los Gaudí 2019.rn  rn
Isaki Lacuesta con uno de los protagonistas de Entre dos aguas, Israel Gómez, la película triunfadora de los Gaudí 2019.

Isaki Lacuesta fue hace algo más de diez años a San Fernando, en Cádiz, a la caza del espíritu del cantaor Camarón de la Isla. Se sumergió en el ambiente de aquella tierra y conoció a dos hermanos que acaban de perder a su padre. Así nació La leyenda del tiempo, una película que abordaba los miedos y sueños de los dos chavales a los que no perdió de vista hasta decidir retomar sus vidas, diez años después, y llevarlas, de nuevo, al cine en Entre dos aguas. Esa historia que bebe de la realidad de la difícil vida de los dos hermanos y de esa deprimida zona de Cádiz y la mezcla con dosis de ficción ha sido la película que arrasó en la XI edición de los Premios Gaudí en una gala que se celebró ayer en el Palacio de Congresos de Barcelona.

El largometraje de Lacuesta ya partía como uno de los favoritos —tenía nueve nominaciones— y se alzó con siete estatuillas gaudinianas: mejor película en lengua no catalana, mejor dirección, mejor actor protagonista para Israel Gómez —uno de los hermanos—, mejor montaje, fotografía, sonido y música. Un paso más de la brillante trayectoria de la película que ya ganó la Concha de Oro en la pasada edición del Festival de San Sebastián y opta a dos de las nominaciones estrella —película y dirección—en los próximos premios Goya.

El otro nombre propio de los premios que organiza la Acadèmia del Cinema Català fue el de la directora Elena Trapé que con Les distàncies que se alzó con el Gaudí a la mejor película. El que ha sido el segundo largometraje de la directora catalana, que optaba a siete Gaudís, ha sido distinguido por la Academia que ha valorado el retrato generacional de un grupo de amigos que se reencuentran en Berlín que constatan el desencanto de las relaciones al pasar el tiempo.

Otra de las películas que triunfó fue la ópera prima de Celia Rico, Viaje al cuarto de una madre, premio Gaudí al mejor guión, premio del Público a la mejor película y, además, el reconocimiento a Lola Dueñas y Anna Castillo, las dos actrices que dan vida a la compleja relación entre madre e hija que relata la cinta, con los Gaudí a la mejor interpretación femenina y actriz secundaria, respectivamente.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al ministro de Cultura, José Guirao, Isona Passola, presidenta de la Academia, el president de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al ministro de Cultura, José Guirao, Isona Passola, presidenta de la Academia, el president de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent.

El trabajo de Rico, sevillana afincada en Cataluña desde hace más de una década y profesora de la ESCAC, era una de las cintas que partía con más nominaciones, como también lo fue El fotógrafo de Mauthausen, la película de Mar Targarona —todo un homenaje a la figura de Francesc Boix por haber logrado sacar fotografías de un campo de concentración— que ayer se llevó cuatro estatuillas: mejor dirección de producción, vestuario, dirección artística y maquillaje y peluquería.

En los Gaudís más paritarios de su historia, otros trabajos con firma de mujer premiados fueron Vida Privada, de Sílvia Munt, con el Gaudí a la película de televisión y La última virgen, de Bàrbara Ferré, mejor cortometraje. El actor Oriol Pla recogió su segundo Gaudí como mejor actor secundario. Si el año pasado fue reconocido con ese premio por su papel en Incerta Glòria, este año ha sido por su interpretación en Petra, la película de Jaime Rosales que partía con cuatro nominaciones, y en la que el actor catalán tiene una participación breve pero fundamental.

Los de ayer fueron unos Gaudí ambientados en un escenario de magia en una ceremonia que fue presentada por el Mag Lari entre grandes lámparas de lágrimas y espejos con unas primeras filas copadas por gran parte de los nominados, entre ellos, el actor Joan Pera, Gaudí de Honor, que confesó, entre bromas, que pese a estar toda la vida en los escenarios, no sabía muy bien qué decir: "y eso que es el gran premio de mi vida". Fuera bromas, el actor demandó una profesión auténticamente "libre".

Reivindicaciones

A diferencia del año pasado, no había sillones vacíos en la fila de autoridades —Cataluña estaba bajo la aplicación del artículo 155 de la Constitución y no se había formado gobierno tras las elecciones— ni lazos amarillos. Probablemente fue una de las ceremonias con una representación institucional más numerosa que contó, por primera vez en su historia, con la presencia del Ministro de Cultura, José Guirao, que compartió photocall y fila con el president de la Generalitat, Quim Torra, el del Parlament, Roger Torrent, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se presentó a la ceremonia con un look singular con una camiseta en la que se leía: “Desig de revolta, revolta del desig”.

En los discursos no faltaron las reivindicaciones del sector. La más contundente la de Isona Passola, presidenta de la Acadèmia, que exigió a Guirao y a Torra que destinen más recursos al cine y a la cultura “porque también somos sociedad de bienestar y ascensor social”.

Passola se despidió en su intervención con un recuerdo a los presos políticos. También en clave política se pronunció el actor Sergi López: “Seguiremos desobedeciendo a la injusticia”. Y no faltaron gritos y palmas de “libertad” —a las que se sumó el president Torra— , tras una interpretación de la canción de Raimon Nosaltres no som d'eixe món.

 

El palmarés

Mejor película: Les distàncies. Mejor película en lengua no catalana: Entre dos aguas. Mejor dirección: Isaki Lacuesta (Entre dos aguas). Mejor guion: Celia Rico (Viaje al cuarto de una madre). Mejor protagonista femenina: Lola Dueñas (Viaje al cuarto de una madre). Mejor protagonista masculino: Israel Gómez Romero (Entre dos aguas). Mejor dirección de producción: Eduard Vallès y Hanga Kurucz (El fotógrafo de Mauthausen). Mejor película documental: Petitet. Mejor cortometraje: La última virgen. Mejor película para televisión: Vida Privada. Mejor película de animación: Memòries d’un home en pijama. Mejor dirección artística: Rosa Ros (El fotógrafo de Mauthausen). Mejor actriz secundaria (Viaje al cuarto de una madre). Mejor actor secundario: Oriol Pla (Petra). Mejor montaje: Sergi Dies (Entre dos aguas), Mejor música original: Kiko Veneno y Raül Refree (Entre dos aguas). Mejor fotografía: Diego Dussuel (Entre dos aguas). Mejor vestuario: Mercè Paloma (El fotógrafo de Mauthausen). Mejor sonido: Alejandro Castillo y Amanda Villavieja (Entre dos aguas). Mejores efectos visuales: Laura Pedro, Lluís Rivera y Ricard Barriga (Superlópez). Mejor maquillaje y peluquería: Caitlin Achenson y Jesús Martos (El fotógrafo de Mauthausen). Mejor película europea: Cold War.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >