Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planes más allá de los belenes, los villancicos y los mercadillos

La comunidad registra más de 700.000 pernoctaciones durante la última semana de diciembre de 2017

Dos senderistas por uno de los caminos autorizados del Parque Natural de la Sierra de Grazalema.
Dos senderistas por uno de los caminos autorizados del Parque Natural de la Sierra de Grazalema.

Los establecimientos hoteleros andaluces registraron más de 700.000 pernoctaciones en la última semana de diciembre del año pasado. La oferta turística en estas fechas en la comunidad va más allá de comprar en los tradicionales mercadillos, admirar el alumbrado o visitar algún belén viviente. Naturaleza, gastronomía, patrimonio y cultura son la base de los planes alternativos que pueden hacerse en las ocho provincias. Estas son algunas propuestas.

Almería. La provincia ofrece esa doble opción de mar y montaña para una estancia de varios días. En el interior, una visita al desierto de Tabernas o a la comarca de los Vélez, la más septentrional de la provincia, siempre justifican el viaje. Asimismo, la espléndida luz almeriense ofrece unos paseos inolvidables por las numerosas playas del Cabo de Gata-Níjar, unos paisajes cuasi volcánicos. También se puede hacer senderismo o cicloturismo en rutas que van desde poco más de 20 kilómetros hasta las que duran una semana.

Cádiz. Si hay dos cosas de las que el pueblo de Medina Sidonia se siente orgulloso es de su historia y de su alfajor, un dulce de raigambre árabe. Entre su patrimonio, destacan sus cloacas romanas y la bella iglesia de Santa María la Coronada (siglo XV). También se puede visitar estos días Barbate. La localidad exhibe con orgullo su buen hacer con el atún rojo de almadraba. Se conserva vivas dos almadrabas, un arte milenario que hoy se puede saborear en Gadira (un punto de venta directa) o El Campero (el mejor restaurante que lo prepara). Además, Barbate posee un amplio patrimonio natural bajo la protección del Parque Natural de la Breña.

Córdoba. La capital levanta estas Navidades el telón con una oferta cultural que acerca a la capital espectáculos como Carmina Burana, de La Fura dels Baus, un espectáculo sensorial, musical y teatral que ya ha sido visto por más de 100.000 espectadores en todo el mundo. A esta producción, que estará en el Gran Teatro de Córdoba del 27 al 29, se suman Romero y Julieta, del Ballet imperial ruso; y La culpa, dirigida por Juan Carlos Rubio.

Granada. Esquiar o pasear por la playa parecen actividades de temporadas antagónicas. Pero no en Granada, donde es posible ponerse ropa de abrigo y calzarse las botas de esquí en Sierra Nevada un día para, al siguiente, bajar a pasear y comer un buen pescado en las playas de Motril, Almuñécar o Calahonda. En Sierra Nevada, hasta las cinco de la tarde hay que aprovechar el esquí, pero luego hay tiempo para acudir a los conciertos, cine o talleres infantiles. Y si aún quedan fuerzas para un rato de charla o de fiesta, no faltan bares de copas en la sierra.

Huelva. Juan Ramón Jiménez nació en Moguer un 24 de diciembre de 1881. Más de un siglo después, esta localidad exhibe guiños al poeta. Entre los lugares juanramoninanos protegidos están su Casa Natal, un bello edificio neomudéjar; y la Casa Zenobia y Juan Ramón, con diversos objetos personales del matrimonio. Para los amantes de la gastronomía, Aracena y Jabugo presumen de ser la Meca del Jamón con una ruta que arranca en el museo del primer pueblo. Entre ambas localidades se puede reconstruir su historia, el proceso de secado y el ritual del corte y la cata.

Jaén. Eterna tierra fronteriza, la provincia ha sido escenario de guerras púnicas, de la llegada de los romanos o de constantes enfrentamientos entre árabes y cristianos. Por eso acumula la mayor concentración de castillos de Europa. Una veintena de ellos forma la Ruta de los castillos y las batallas. Y quizás la mejor manera de conocerla es estableciendo un road trip para ver lugares como la fortaleza de La Mota, en Alcalá La Real; el castillo de Baños de la Encina o el de Santa Catalina, en la capital.

Málaga. Nada como el deporte para compensar los excesos navideños. Y qué mejor reto que subir al pico más alto de la provincia de Málaga. La Maroma se levanta a 2.069 metros de altura para dominar la comarca de La Axarquía. Las opciones para el ascenso son varias. Hay caminos que parten de las localidades de Sedella, Canillas de Aceituno y Alcaucín, así como desde Alhama de Granada. Son unas siete horas de paseo entre la ida y la vuelta.

Sevilla. Tras un paseo por el centro de la capital, puede visitarse la exposición Murillo. IV centenario. La antológica que acoge el Museo de Bellas Artes reúne 55 obras, de las cuales 20 no se habían visto antes en España, que permiten descubrir a otro Murillo con obras como Las bodas de Caná y La Natividad. Estos días también se puede dar la vuelta al mundo como Magallanes sin salir de la ciudad a través de su vegetación urbana. Hasta el día 29, el Real Alcázar acoge el proyecto participativo Jardín Cosmopolita, que a través de una docena de cartografías —una de ellas sonora— descubre las más de 300 especies vegetales que hay en la ciudad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >