Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte, al servicio del ‘procés’

La Generalitat inaugura, con una hora de diferencia, dos exposiciones sobre el 1-0

La obra de Franc Aleu en la exposición de urnas del 1-0 en el Arts Santa Mònica.
La obra de Franc Aleu en la exposición de urnas del 1-0 en el Arts Santa Mònica.

Son pocas las exposiciones que se inauguran los lunes en Barcelona, día en que la mayoría de museos y centros de arte cierran. También es anómalo que estas exposiciones arranquen sin una presentación, horas antes de la inauguración oficial, a los medios de comunicación. Ayer no fueron una, sino dos, las exposiciones que se inauguraron de esta forma anómala, con menos de una hora de diferencia; las dos sobre el procés: una con 55 urnas tuneadas por otros tantos artistas y otra con 155 fotografías que recorren la situación política catalana desde 2010.

La primera de las exposiciones, 55 urnas para la libertad, abrió sus puertas a las 19 horas en el Arts Santa Mònica (hasta el 25 de noviembre), equipamiento dependiente del Departamento de Cultura de Laura Borrás, a la deriva en los últimos años y que está sin director desde el 31 de diciembre. La inauguración contó con la presencia del president Quim Torra, el expresidente Artur Mas y la consejera Borràs, además de artistas y personalidades del mundo cultural. Con esta exposición, según palabras de Borràs, el centro de arte se convierte en “un memorial” del 1-0. Por eso han instalado 55 urnas “materialización de la dimensión épica de esta jornada” utilizadas en el referéndum de hace un año “como denuncia” para “hacer visible un grito y un compromiso en defensa de la libertad y la democracia”, según los comisarios Fina Duran y Esteve Sabench.

La urna de Gerard Sala en la exposición.
La urna de Gerard Sala en la exposición.

Antes de la inauguración se leyeron cartas que han recibido los políticos soberanistas presos desde entonces. Tras la lectura, Torra aseguró que el 1-0 fue “uno de los mejores momentos, de los más mágicos y eléctricos que ha vivido este país en años”. También que “veo imposible que los presos tengan un juicio justo. Esto lo sabe Europa”. Torra dijo también que ha pedido a Borràs que estas urnas de plástico de origen chino intervenidas “ingresen en la colección de arte contemporáneo de Cataluña”, arrancando un fuerte aplauso de los aproximadamente 150 personas congregadas en una de las salas del Santa Mònica.

Torra pide a Borràs que las 55 urnas pasen a formar parte de la colección de arte catalán

Con todo, esta muestra no es nueva. Ya se ha podido ver en Bruselas y Perpinyà, dos ciudades donde la exposición se ha utilizado para recaudar fondos para la caja del Comité de Solidaridad Catalana, entidad organizadora de la exposición, para la familia de los políticos presos y huidos. En Barcelona será gratis.

Cuando Borràs dio a conocer que se realizaría la muestra dijo que sería una conmemoración de la jornada de hace un año. Torra insistió ayer diciendo que “el 1-0 no solo es una jornada en la que considera que se sufrió represión, brutalidad y violencia injustificada”, “sino como un acto de victoria, porque Cataluña decidió determinarse, lo que requirió coraje y fraternidad”. La inauguración terminó con la interpretación de Lluís Llach de tres temas al pian: Despertar, Més lluny y Silenci. Torra no pudo quedarse. Tampoco fue a la inauguración de 155 fotos para la libertad, abierta en el Cercle Artístic Sant Lluc (hasta el 27 de octubre), organizada por el mismo Comité de Solidaridad Catalana de la Cataluña Nord. El president acudió a la ligera al Parlament a recibir a los manifestantes que desde las 18,30 recorrían la ciudad cargados con otras urnas utilizadas hace un año que no fueron intervenidas, no por artistas, sino por la policía.