Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaForum apuesta por Velázquez y Toulouse-Lautrec

La entidad vuelve a las muestras de producción propia tras una temporada especialmente exitosa

Una litografía de Pierre Marie Louis Vidal que se exhibirá en el Caixaforum.
Una litografía de Pierre Marie Louis Vidal que se exhibirá en el Caixaforum.

Toulouse-Lautrec y Velázquez serán los grandes protagonistas de la temporada expositiva de CaixaForum Barcelona, que también revisará las vanguardias artísticas del siglo XX y las culturas del antiguo Oriente Próximo. Lo ha anunciado ayer la directora de la Fundación La Caixa Elisa Durán, en la presentación de la nueva programación, que como de costumbre ofrece un amplio abanico de propuestas desde el arte antiguo a la creación emergente.

A falta de unos meses para clausurar el año, Durán ha destacado el gran éxito de la temporada pasada que atrajo 850.000 personas (gracias también a la capacidad de convocatoria de Andy Warhol que recibió 228.000), siendo la más visitada desde la temporada del 10º aniversario del centro en 2012, que contó con pesos pesados como Delacroix y Goya. "Hemos incrementado las visitas un 20% y en total los ocho CaixaForum repartidos por España han organizado 43 muestras y recibido 2.713.000 visitantes", detalló la directora, destacando asimismo los logros de los centros de Madrid que cumplió 10 años y Sevilla que en su primer año superó las 400.000 visitas.

Tras los buenos resultados de su estrategia de gestión de públicos, centrada en la fidelización de los visitantes nacionales (el 76%), la institución vuelve a las grandes muestras de producción propia que le dieron solera internacional. Es el caso de Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre (octubre a enero), la primera exposición del otoño que arropará 50 obras del célebre artista francés con más de 300 piezas emblemáticas de la eclosión de este barrio como epicentro cultural de la París entre los siglos XIX y XX.

Los frutos del acuerdo con el British

Durán ha anunciado las cinco muestras programadas entre 2020 y 2024 en los CaixaForum de Barcelona, Madrid, Palma, Zaragoza, Sevilla y Valencia (que se inaugurará en 2020), gracias a la renovación del acuerdo con el British Museum: American Dream sobre grabados de arte moderno norteamericano, La imagen humana con obras maestras de la figuración, Oceanía de corte etnográfico y dos propuestas de éxito seguro Diosas. El poder de la mujer en la religión y el mito y Momias de Egipto. Vida y muerte en la antigüedad.

La colaboración con el Museo del Prado se consolida con la tercera muestra organizada conjuntamente por las dos entidades, dedicada a Velázquez y el Siglo de Oro (noviembre - marzo), que se desarrollará en siete ámbitos presididos por otras tantas obras del maestro sevillano que dialogará con los principales artistas de su tiempo tanto españoles (Ribera, Zurbarán o Murillo) como extranjeros (Tiziano, Rubens, Brueghel o Van Dyck). "En Barcelona nunca se han visto tantas obras de Velázquez juntas. Contaremos con préstamos excepcionales como los retratos de Felipe IV y del Príncipe Baltasar Carlos a caballo o la Adoración de los Reyes Magos", apuntó Ignasi Miró, director de CaixaForum Barcelona.

Es fruto de otra importante colaboración, la que se estableció en 2015 con el British Museum de Londres, Lujo. De los asirios a Alejandro Magno (abril a agosto), un recorrido por los objetos preciosos en las culturas del antiguo Oriente Próximo entre el 900 y el 300 a.C., que abarca desde las grandes esculturas asirias hasta las pequeñas y exquisitas joyas de oro del Tesoro del Oxus. "Los objetos de lujo reflejan la situación política y la estabilidad social del lugar de origen, así como los hábitos de fabricación y comercio y el valor simbólico como demostración de poder y estatus", indicó Miró.

Dos muestras se centrarán en las vanguardias históricas del siglo XX. Una, organizada junto con el Museo Thyssen, dedicada a Max Beckmann (febrero a mayo) es la primera retrospectiva que se dedica a este artista en España y refleja la escena bohemia alemana, más atormentada y problemática que su homóloga parisina. La otra Las vanguardias históricas 1914-1945 (junio a septiembre), realizada con los fondos del IVAM y de la Colección Alfaro, se propone mostrar los cimientos de la modernidad a través de obras poéticas y oníricas, especialmente relacionadas con los movimientos dadaísta y surrealista.

Los fondos de la colección de arte contemporáneo de La Caixa, que cuenta con un millar de obras, articularán las últimas dos propuestas: Poéticas de la emoción, que analizará la importancia de la emotividad para el arte y el conocimiento, poniendo en relación obras actuales con piezas de otras épocas y La pintura: el reto permanente, comisariada por la responsable de la colección Nimfa Bisbe, que se encargará de demostrar la vigencia de esta disciplina a través de las nuevas adquisiciones de la denominada pintura expandida.