Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un festival de música amenaza la estabilidad del tripartito de Móstoles

El PSOE ha permitido que el evento se celebre en el parque El Soto lo que ha provocado la crítica del resto de la corporación política y de los vecinos

Un grupo de excursionistas pasea por el parque del Soto, en Móstoles.
Un grupo de excursionistas pasea por el parque del Soto, en Móstoles.

El lugar elegido para celebrar el festival Amanecer Bailando en Móstoles ha provocado una agria polémica en el tripartito que gobierna el municipio (PSOE, Ganar Móstoles e IU-LV). El evento, que acogerá a 15.000 personas, según los socialistas, tendrá lugar en el parque natural de El Soto, de titularidad municipal y contiguo al parque regional del Curso Medio del Guadarrama. La propuesta ha partido del PSOE, mientras que sus socios de gobierno denuncian el destrozo que puede ocasionar. El PP, en la oposición, también rechaza la ubicación y las asociaciones vecinales han decidido abandonar los órganos de participación ciudadana en protesta.

El PSOE, grupo al que pertenece la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, se mantiene firme en su decisión de que el festival Amanecer Bailando abra sus puertas el 8 de septiembre en el parque natural El Soto. Una postura que le reprocha su socio Ganar Móstoles, que con seis ediles cuenta con el 40% del equipo de gobierno. Su portavoz, Gabriel Ortega, afirma que “el acuerdo peligra” y no se explica la razón por la que la regidora no cambia una opinión que puede “poner fin a este gobierno”. “No somos una organización política subalterna de nadie y creemos en la colaboración entre las fuerzas progresistas”, avisa.

Los técnicos advierten de posibles daños irreparables

Un informe técnico de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Móstoles de julio advierte de los problemas. Tal concentración de personas produciría “daños irreparables o que tardarían mucho tiempo en repararse en las praderas, por pisoteo y compactación del terreno, por acumulación de deyecciones, etcétera”, sostiene. Aparecerían zonas deterioradas que no estarían disponibles para “el disfrute del medio natural que los ciudadanos practican en este concurrido parque de la ciudad”, añade. El informe se refiere a una ocupación de 15 días. “En el convenio se marcan 12 días de explotación”, aclaran desde Ganar Móstoles. Otro texto municipal, también de julio, dice que no se puede emitir un informe medioambiental porque no cuentan con datos de ocupación ni descripción del uso.

Los socialistas sostienen, sin embargo, que El Soto “es el espacio adecuado para ello”, dado que se necesita un lugar que pueda albergar varios escenarios. La cita musical abrirá sus puertas a las 18.00 del sábado 8, y finalizará a las 10.00 del domingo. Serán 16 horas de música techno y electrónica, que nadie rechaza. Las críticas (de los grupos políticos, vecinales y ecologistas) se dirigen contra la ubicación, porque se ha elegido una zona con grandes valores ecológicos que puede resultar dañada, como advierten informes municipales y Ecologistas en Acción. El Soto, con 387.716 metros cuadrados, está catalogado por el Ayuntamiento como parque singular.

“Se encuentra a las puertas del parque regional del Guadarrama”, describe Sole Pacho, miembro de Ecologistas en Acción. Asegura que “es un vergel, con un lago, donde hay galápago leproso y no podemos descartar que europeo. También se ve a la garza real, al martín pescador y a diferentes anátidas”. Pacho indica que el parque tendría una protección mayor si se hubiera aprobado el plan rector de uso y gestión del curso medio del Guadarrama.

El portavoz de Ganar Móstoles corrobora las palabras de Pacho en cuanto a los valores naturales del lugar. Y añade la crítica de la forma en la que el PSOE contrató el festival. “Tuvimos conocimiento del evento por las redes sociales; evidentemente, hubo una voluntad de ocultación”. Su formación ha propuesto el uso de una parcela del polígono Móstoles Tecnológico con 100.000 metros cuadrados. “No es el pulmón verde de la ciudad, no hay viviendas y existe espacio para aparcar”, enumera.

El conflicto se ha tensado hasta tal punto que Ganar Móstoles apoyó una moción presentada por el PP en el pleno para cambiar de lugar al evento. El PSOE se opuso, mientras que de los dos concejales del otro miembro del tripartito, IU-LV, uno se abstuvo y otro se sumó al voto en contra. Ganar Móstoles explica que votaron con el PP debido a que el PSOE les impidió presentar su propia moción.

Emilio Gutiérrez, edil de IU que se abstuvo, se opone al evento por el emplazamiento y por el procedimiento empleado para la contratación de la empresa. “Se debería haber convocado una licitación pública, además de que no se ha consultado a nadie”, aclara.

La presidenta del PP de Móstoles, Mirina Cortés, mantiene que su grupo no está en contra del festival, sino que les preocupa el impacto medioambiental que se puede causar sobre la fauna y flora. Además, acusa a la alcaldesa de haber engañado a vecinos y colectivos. “Y, no contenta con eso, pretende incumplir el acuerdo aprobado por la mayoría del pleno (en referencia a la moción aprobada)”.

El promotor del festival, Eduardo Rivas, que ya ha puesto las entradas a la venta, evita entrar en los problemas políticos del municipio. Asegura que se ha puesto en marcha una comisión en el Ayuntamiento en la que están todos los grupos. “Solo ocupamos una pequeña parte del recinto una noche, además de que realizaremos mejoras en el parque, que está muy deteriorado”, informa.

Rivas remarca que “todo es legal”. En cuanto al aforo, el empresario no habla de una cifra concreta, aunque se refiere al plan de seguridad que “está hecho para 30.000 personas”. El PSOE arguye que El Soto está acostumbrado a albergar eventos a lo largo del año como el Día del Árbol, San Isidro, la romería o carreras populares. Asimismo, añade, el promotor destinará 97.000 euros a mejoras del parque y las bebidas se servirán en vasos reutilizables para reducir la generación de residuos plásticos.

 

 

 

Las asociaciones vecinales, contra el lugar elegido

El viernes, diversas asociaciones de vecinos de Móstoles decidieron abandonar todos los órganos de participación ciudadana en protesta por la ubicación del festival. Dejarán de asistir a los plenos de distrito, consejos sectoriales, debates municipales o reuniones con el ejecutivo local. Además, han convocado una manifestación el próximo jueves a las 19.00 en la plaza del Pradillo.

El presidente de las Asociaciones de Vecinos Coordinadas, Ricardo Zamora, considera que aglutinan al 95% del movimiento vecinal del municipio. Han tomado esta “difícil decisión” debido a las imposiciones del gobierno local. Zamora se queja de que en la comisión de seguimiento del festival que se convocó el lunes pasado no se planteó en ningún momento un espacio alternativo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram