Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de TV3 y Cat Radio se niegan a ser la “trinchera política” de nadie

El comité de empresa de la radio y televisión pública catalana insta a los parlamentarios a renovar el consejo de la CCMA con un amplio consenso

Roser Mercadé y Marc Olivé, del comité de empresa de los trabajadores de la CCMA, en la comparecencia en el Parlament.
Roser Mercadé y Marc Olivé, del comité de empresa de los trabajadores de la CCMA, en la comparecencia en el Parlament.

La comparecencia del comité de empresa de TV3 y Catalunya Ràdio en la comisión de control de la Comisión Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) del Parlament evidenció que las exigencias de los trabajadores de que la renovación del órgano de gobierno de la CCMA se haga con el mayor consenso político posible, con un mínimo de dos tercios de los diputados, son compartidas por algunos partidos, pero no con la misma intensidad. “Tenemos la oportunidad de que los medios públicos superen la coyuntura política, no queremos ser la trinchera política de nadie. Lo que queremos es ser un servicio público para la ciudadanía, como lo es la sanidad y la educación”, insistía Roser Mercadé, presidenta del comité de empresa.

Una comparecencia que fue instada en enero pasado ante los problemas financieros de los medios públicos por la obligación sobrevenida de hacer frente a un pago de 167 millones de euros por el pago del IVA a Hacienda. Y se planteó ante los recortes que estaba empezando a ejecutar la CCMA y la dirección de TV3 y Catalunya Ràdio que afectaban a la programación. Cinco meses después, el comité ha explicado a los diputados de la comisión su punto de vista y lo ha hecho de una forma muy crítica y exigiendo a los políticos que cumplan con su obligación.

La primera, instando a que se renueven al presidente y los otros cinco miembros del órgano de gobierno de la CCMA que tienen su mandato agotado desde marzo pasado: “Es completamente anómalo. Les pedimos que respeten el acuerdo que se alcanzó en las negociaciones que se iniciaron en la legislatura pasada –cuando se empezó a plantear una ley nueva- y que se nombren con un amplio consenso, como mínimo de dos terceras partes de la cámara, y siempre con criterios de profesionalidad e independencia”, afirmaba Mercadé. El comité quiere revertir la ley de 2012 que posibilitó el nombramiento de los consejeros por mayoría simple, una proporción que, entienden, les hace rehenes del gobierno de turno: “Hay que superar la concepción de que somos un medio al servicio del gobierno que toque”.

Algunas formaciones políticas del Parlament se mostraron a favor como Marta Ribas, de En Comú Podem: “hay que recuperar el consenso que rompió CiU en 2012, no puede ser un reparto de Junts per Catalunya y ERC” que se mostró partidaria de hacer una convocatoria de concurso y cogestión con los trabajadores. Carmen de Rivera, de Ciudadanos, también dijo estar a favor de buscar un amplio consenso "y evitar la vergüenza de lo que ha ocurrido con RTVE". “Estamos de acuerdo con que el mínimo sea de dos tercios aunque esa proporción no garantiza la despolitización del órgano de gobierno”, afirmó la diputada de la CUP Natàlia Sànchez que, además, se refirió a que esta semana el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró que la renovación de la CCMA se haría por lo que marca la ley vigente, mayoría simple. El PSC también comparte el consenso de dos tercios, una mayoría cualificada que también respalda ERC: “la ley parte de la mayoría simple y se debe ir a ampliarla”, afirmaba Gerard Gómez del Moral. Más cáustico fue el diputado de Junts per Catalunya, Josep Riera “los consensos amplios no serán fáciles ya que en esta cámara hay grupos- en referencia a Ciudadanos- que han querido cerrar TV3 o intervenirla”.

El comité también reprochó a los miembros de la CCMA no haber renovado el contrato programa, un marco financiero que se aprobaba de forma bianual hasta 2009 : “no hay excusas posibles”, sostuvo Mercadé. Ese contrato programa solía fijar las prioridades y las estrategias y evitaba tener que depender y negociar anualmente con el gobierno catalán el presupuesto.

Pluralidad del documental sobre el '20-S'

En la comisión, el director de TV3, Vicent Sanchis, defendió la pluralidad de los contenidos de la cadena autonómica y más concretamente del documental 20-S frente a las críticas de los socialistas y de C’s, una oposición que lo calificó de “publirreportaje de los Jordis” . La cinta, un documental de la noche frente al departamento de Economía en unos incidentes que les ha supuesto la acusación de sedición y la prisión preventiva a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, era “exhaustiva y reveladora de imágenes que no eran conocidas”, en palabras de Sanchis que matizó que, en todo caso, fue una compra a una productora ajena. Desde la oposición se le recriminó que en ese documental no se ofreciera la otra cara, la otra versión posible de los hechos.

Como ocurre en cada comisión de control, las críticas de la oposición a la gestión de Sanchis inciden en la falta de imparcialidad. “Ustedes se acogen a informes sobre el minutaje de las formaciones políticas que aparecen en TV3 que no son ciertos o, por lo menos, omiten cosas. Por ejemplo, que Jaume Alonso Cuevillas – abogado del expresidente Carles Puigdemont- ha aparecido 2 horas y 44 minutos de octubre a diciembre pasado, más que el PSOE, C’S y el PP juntos”.

Ni Sanchis ni Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio, avanzaron novedades sobre la parrilla de la programación de otoño que en el caso de Catalunya Ràdio se ven obligadas a buscar dos sustitutos de peso por la marcha de Joaquim Maria Puyal de las retransmisiones deportivas y la de Ricard Ustrell que no renovará en el programa de fin de semana El Suplement.