El fantasma del impago vuelve a la Fábrica de Tapices

El gerente afirma que las subvenciones del Ayuntamiento de la capital y del Ministerio de Cultura se han retrasado

Varias trabajadores tejiendo en la Real Fábrica de Tapices en julio de 2015.
Varias trabajadores tejiendo en la Real Fábrica de Tapices en julio de 2015.Santi Burgos

Los 57 trabajadores de la Real Fábrica de Tapices no han cobrado aún la nómina de mayo. Temen volver a la situación que vivieron en 2015, cuando permanecieron diez meses sin recibir su salario. La entidad vivía una época difícil, sin encargos y asediada por las deudas. La situación es distinta ahora, explica Alejandro Klecker, su gerente: “Es un problema puntual. No hemos pagado porque las subvenciones del Ayuntamiento de Madrid y del Ministerio de Cultura se han retrasado”. Estas Administraciones se excusan en que aún no han aprobado los presupuestos.

Más información

“Los problemas comenzaron en enero. Ha habido meses en los que nos ingresaban el 50% de la nómina el día 5 y el resto más adelante”, reconoce Pilar López, trabajadora de la fábrica desde hace 35 años. Esta restauradora de primera categoría, con un salario neto mensual de 1.300 euros, afirma que los representantes sindicales se reunieron el viernes con el gerente y que la solución parece encauzada. “Nos explicó que cobraremos ambas nóminas este mes”, señala López, delegada de UGT. Así lo ha confirmado Klecker a este periódico. En su opinión, se trata solo de un “desfase de tesorería” que no implica “riesgos de ningún tipo”.

La Real Fábrica de Tapices adeuda a sus trabajadores un total de 112.000 euros. Klecker confirma que la incidencia surge porque la institución no ha recibido un millón de euros en subvenciones. La Comunidad ha cumplido con los plazos, pero el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Cultura aún deben aportar 500.000 euros cada uno. Las tres Administraciones crearon una fundación en 2015 y se comprometieron a colaborar anualmente con esa cantidad para rescatar a los talleres, creados en el siglo XVIII por Felipe V. Estos acumulaban entonces pérdidas superiores a los seis millones de euros, lo que le llevó a solicitar el concurso de acreedores. Hoy la deuda está en cuatro millones y el curso pasado la entidad cerró con unos beneficios de 350.000 euros.

Pendiente de los presupuestos

Este lunes la concejal Mar Espinar (PSOE) ha solicitado en la comisión de Cultura que el Gobierno de Manuela Carmena tome cartas en el asunto. “Los trabajadores sufren retrasos constantes y en ocasiones son relegados a tareas ajenas a su cualificación”, ha subrayado la edil socialista ante la atenta mirada de varias empleadas. “Lamentamos la situación. Es posible que ese retraso se deba al impago del Ayuntamiento”, ha reconocido Carmen Rojas, coordinadora general de Cultura en el Consistorio. Rojas ha explicado que la próxima semana el Consistorio hará un pago directo de 200.000 euros a la Fábrica de Tapices, que también ha abierto una línea de crédito.

Una portavoz municipal asegura que “los recortes para cumplir con la regla de gasto han hecho imposible tramitar antes la subvención”. Explica que, este año, el Ayuntamiento realizará el pago en dos fases: una inicial, ya anunciada, de 200.000 euros, y otra partida nominativa con los 300.000 restantes, cuya fecha no ha precisado. Otra portavoz, esta del Ministerio de Cultura, recalca que la subvención estatal está pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que en este momento se tramita en el Senado. Klecker también lamenta los retrasos en cobrar los trabajos, como el encargado por el gobierno regional de Sajonia (Alemania) en 2016.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción