Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Barcelona Design Week se pone a revalorar y reinventar

Soluciones sencillas y materiales pobres, ejes de la propuesta

Un aspecto de 'Basics', una de las muestras destacadas de la Barcelona Design Week.
Un aspecto de 'Basics', una de las muestras destacadas de la Barcelona Design Week.

“Me empapo de todo lo que me rodea: la luz, la naturaleza, la gente, los colores y pongo todas mis sensaciones en lo que diseño. No soy racional, me impulsan mucho más el estomago y el corazón que la cabeza. La intuición dirige el desarrollo de mis proyectos”. Lo afirma Humberto Campana, que con su hermano Fernando creó, a finales de los años 80, uno de los estudios más influyentes en el ámbito del diseño internacional. Desde su natal Sao Paulo (Brasil), los Hermanos Campana han difundido en todo el mundo una práctica llena de inventiva y recursos sorprendentes, basada en la idea de metamorfosis y reinvención y en el uso de soluciones sencillas y materiales pobres, a menudo reciclados. Una filosofía que anoche expuso en la conferencia inaugural de la Barcelona Design Week, que titula su 13ª edición Revalorar, en el sentido de observar con una nueva mirada lo que nos rodea para repensar actitudes, paradigmas y formatos.

“Los materiales me apasionan y tienen un papel fundamental en mi trabajo. A menudo son los que marcan el tipo y las características de un proyecto. No suelo tener una idea inicial, empiezo a coquetear con un material, busco entender su esencia, le pregunto en qué le gustaría convertirse y de ahí surge el proyecto”, explicó Campana. A diferencia de muchos artistas y diseñadores que, alcanzado el éxito, se trasladan a los centros neurálgicos del negocio, los Campana se han quedado en Brasil, involucrándose cada vez más con sus conciudadanos y las comunidades pobres, en riesgo de exclusión. “Amo Brasil. Sería el país de las oportunidades, si no fuera que está lastrado por la corrupción. Hacemos lo posible para que el diseño mejore la vida de la gente”, asegura Campana, que encarga los materiales y componentes para sus piezas a colectivos desfavorecidos. “Queremos actuar, marcar la diferencia aunque sea para grupos reducidos. Por ejemplo, compramos los cojines para nuestras sillas a un grupo de esposas de detenidos. El 80% de nuestras producciones se realiza de esta forma para ayudar las comunidades excluidas a recobrar su autoestima y una vida digna”, indicó el diseñador, sin ocultar su preocupación por el desgaste ecológico, la supervivencia del Amazonas y, sobre todo, la falta de conciencia de la gente.

Cuando el ensayo general es la obra

Uno de los grandes eventos de la Barcelona Design Week se titula La Rebelión de los Objetos, y es la tercera entrega de Ensayo General, propuesta atípica que plantea la relación entre personas y objetos desde perspectivas insólitas. A diferencia de las anteriores ediciones, este año, además de las charlas, habrá una suerte de happening de siete horas, desde las 17 a la medianoche del jueves, que culminará con una fiesta. Destaca la presencia de Madelon Vriesendorp, fundadora con Rem Koolhaas del estudio OMA, y la proyección de un filme de Agnieszka Piotrowska, que explora las relaciones amorosas no convencionales entre humanos y objetos.

 

Todos los premios juntos

 

La conferencia de Campana sirvió de pistoletazo de salida de un intenso programa de eventos que pretende aumentar la visibilidad de Barcelona en este ámbito, convirtiéndose así en una de las semanas del diseño de referencia internacional. Por ello se han incorporado al programa todos los grandes premios del sector, que ahora se darán bajo el paraguas de la Barcelona Dseign Week: los que el Fomento de las Artes y del Diseño (FAD) concede desde hace 60 años en sus diferentes categorías (los FAD de moda, arte y artesanía, arquitectura e interiorismo), los Laus de diseño gráfico y comunicación, los Deltas de diseño industrial y las Medallas ADI de cultura. Los 500 proyectos finalistas que concurren a los galardones, cuyos ganadores se darán a conocer a lo largo de la semana y en la fiesta final del día 14, se exhiben en la muestra El mejor diseño del año, que se mantendrá abierta en el DHUB, el Museo del Diseño de Barcelona, hasta el 14 de octubre.

No es la única exposición. El Barcelona Centre de Disseny (BCD), de la mano de Alfonso de la Fuente, propone Basics, que, cómo indica su subtítulo (Un paseo para cuestionarnos), interpela el visitante y su conciencia sobre la emergencia ecológica, a través de unos elementos de la máxima sencillez, como una bóveda catalana en ladrillos que demuestra que es posible ahorrar energía manteniendo una temperatura constante y contribuyendo a aislar de la contaminación acústica. Italia, país invitado de esta edición, presenta por su parte en Palo Alto una muestra sobre la relación entre naturaleza y artificio y un proyecto de investigación sobre la percepción cromática.