Carmen Avendaño será juzgada el 4 de julio por insinuar que Oubiña traficó con cocaína

La defensa de la activista de Érguete podrá interrogar en el juicio al denunciante y mayor transportista de hachís del palmarés gallego del narcotráfico

La activista y fundadora de la Federacion Galega de Axuda o Drogodependente, Carmen Avendaño, a la salida del juzgado.
La activista y fundadora de la Federacion Galega de Axuda o Drogodependente, Carmen Avendaño, a la salida del juzgado.OSCAR CORRAL

La dirigente de Érguete y el que fuera el mayor transportista de hachís paquistaní a Europa en la década de los noventa se enfrentarán por primera vez en un juzgado. Carmen Avendaño no ha podido (o no ha querido) evitar que un juzgado de Vilagarcía (Pontevedra) la siente en el banquillo el próximo 4 de julio para dictaminar si ha difamado a Laureano Oubiña al insinuar en una entrevista radiofónica que el excapo gallego también traficó con otras sustancias, supuestamente cocaína y heroína.

Más información
Oubiña amplía la demanda contra Carmen Avendaño por insinuar que traficó con cocaína
Oubiña logra sentar en el banquillo a la dirigente de madres contra la droga
Laureano Oubiña ya es libre

Avendaño se someterá al interrogatorio del fiscal y el abogado de Laureano Oubiña pero la juez instructora ha aceptado la petición de la defensa de la activista de las madres contra las drogas para que esta, a su vez, pueda también interrogar al denunciante. Será un cara a cara de dos enemigos acérrimos desde que Carmen Avendaño personalizó la batalla de las madres contra las drogas en Galicia, en 1990, a raíz de la Operación Nécora por la que Oubiña fue juzgado, aunque luego solo resultó condenado por delitos fiscales.

Desde entonces el exnarcotraficante no dejó de entrar y salir de las cárceles españolas cumpliendo sin interrupción más de 20 años por tres condenas por tráfico de hachís. En marzo del pasado año abandonó su cautiverio, decidido a dar un giro a su vida, escribir sus memorias y demandar a todo aquel que le llamara narcotraficante.

Unos meses después, en julio de 2017, en una entrevista que concedió Oubiña al programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, que dirige la periodista Pepa Bueno, Carmen Avendaño entró en antena para valorar al personaje y su nueva vida fuera de la cárcel cuando dijo: "Y sabemos que también traficó con otro tipo de drogas…”

Sin embargo, la presidenta de Érguete negó en un escrito que se estuviera refiriendo al tráfico de otras drogas, sino al tabaco con el que Oubiña, dijo, "ha reconocido que traficó y fue detenido por ello". "El tabaco es una droga con riesgo de graves enfermedades y un elevado índice de mortandad, tal y como señala la OMS", añadió en su defensa Avendaño.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La demanda del aludido no tardó en llegar y fue admitida a trámite por vulneración de su derecho al honor, intimidad e imagen. "Decir esto es perverso y dañino cuando ella sabe perfectamente que nunca fui condenado por otras drogas que no fuese hachís, pero aún está a tiempo de rectificar", había declarado Oubiña días antes de que Carmen Avendaño compareciese en el juzgado con la posibilidad de retractarse y parar la demanda civil. "Son años y años juzgándome y hablando de mis avatares penitenciarios por los medios de comunicación, sabiendo de buena tinta que el hachís o el cannabis no causan grave daño a la salud, pero la infamia ha continuado sin tregua", ha insistido Oubiña.

Pero Avendaño no ha pedido disculpas. "Yo no pienso llegar a ningún acuerdo ni a rectificar porque no tengo sentimiento de haber ofendido para nada a este señor", dijo Avendaño a las puertas del juzgado. "Si hice manifestaciones, desde luego no fueron ofensivas, sino basadas en hechos reales, esto está clarísimo y creo en la justicia", añadió.

La dirigente de Érguete ha insistido en que no dijo nada que pudiese desprestigiar a Oubiña y cree que esta demanda puede ser un intento de vengarse por el trabajo hecho desde la asociación. "Se sentirá frustrado porque estuvo mucho tiempo en prisión, pero yo no tengo la culpa de ello, siempre denuncié lo que estaba ocurriendo en Galicia para frenarlo, soy la portavoz de muchas familias que nos vimos afectadas y muchas dejaron a sus hijos por el camino, no es un tema baladí y si él no tiene conciencia de esto es que no tiene conciencia", incidió Avendaño.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS