Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último ‘Al vent’ de Raimon

Se edita un CD y un DVD del concierto de despedida del cantautor en el Palau de la Música

Raimon en el escenario del Palau, donde se han presentado el CD y el DVD de sus conciertos.
Raimon en el escenario del Palau, donde se han presentado el CD y el DVD de sus conciertos.

Hace algo menos de un año, el 28 de mayo de 2017, Raimon daba su último y apoteósico recital en público en el Palau de la Música Catalana. Ahora, aquel momento histórico, el último concierto de una tanda de doce realizados con todas las entradas vendidas con meses de antelación, acaba de ser publicado en un su doble vertiente de audio y vídeo: Raimon. L’últim recital (PICAP) incluye un doble CD y un DVD que con la totalidad del concierto y la filmación del mismo que TV3 ofreció en directo. Treinta y cinco canciones, entre ellas dos inéditas hasta aquel momento y el Al vent final que desató muchas lágrimas y representó el capítulo final de la carrera de Raimon.

L’últim recital se presentó ayer en el mismo Palau de la Música que acogió el evento. Raimon, controlando las emociones de volver al emblemático local en el que habrá cantado en solitario en 56 ocasiones, explicó que el disco podía haber salido antes pero ha preferido “dejarlo reposar y poder cuidar todos los detalles”. Por ejemplo, se han recortado aplausos, aquella noche fueron muchos porque las emociones se desbordaron ya desde el primer momento. “En el primer disco que grabé en el Palau [1967]había más aplausos que Raimon”, bromeó el cantautor retirado. “Una cosa es escucharlo en casa y otra en directo; en casa tantos aplausos llegan a molestar. Lo que sí he dejado son los comentarios. Fue una mezcla muy fuerte de emociones, tanto las mías como las del público. Intenté rebajarla con algunas bromas que he querido que quedaran en el disco”.

La portada de L’últim recital es también muy sugerente. Si la canción final de su carrera fue Al vent, la primera que había escrito y cantado, el frontal de su última obra presenta una foto de Oriol Maspons realizada justo antes de que se publicara aquel primer disco. El libreto se abre con una ilustrativa frase de T.S. Elliot, In my beginning is my end, recuerdo de sus lecturas poéticas de juventud. “Con este concierto cerraba una etapa de más de 55 años y comenzaba otra que, en realidad, aún no sé cuándo comenzará”. Raimon ha explicado que durante este año prácticamente no ha tenido tiempo para nada agobiado por el día a día: un incendio, una inundación, revisiones médicas, el disco-DVD... “No he tenido tiempo de añorar el escenario. A partir de ahora tal vez, no sé...”.

Raimon volvió a descartar cualquier tipo de regreso aunque de dejó una puerta abierta a un futuro disco. “Depende de mil cosas. Si escribo nuevas canciones y no encuentro al intérprete adecuado...”. Insistió en que no había escrito ninguna canción desde su retirada. “Tengo muchas cosas inacabadas y no sé si las acabaré. Me cuesta escribir, hay canciones que las inicié en 1970 y las acabé en el 2000. Estoy escribiendo un dietario pero no sé si alguna idea fructificará y si no en Valencia tenemos las Fallas”.

El tono distendido y con los habituales toques humorísticos de Raimon, se torció al hablar de la actualidad. Un Raimon con el talante mucho más serio afirmó que en política “muchas cosas han ido a peor. No soy un ser político pero siempre me ha interesado la vida social de este país y también de fuera. Actualmente vivimos una situación complicadísima. Se han realizado unas elecciones y los que han ganado están todos en la cárcel. Es incongruente, como los errores de los que han liderado el procés independentista, errores que no hay que enumerar porque ahí están. Como que haya gente en prisión preventiva que llevan seis meses sin juicio mientras que otros, con sentencias firmes, están en la calle. Y no solo aquí, en los Estados Unidos tenemos a un señor que quiere poner todavía más fronteras”.

Censuras actuales

Al hablar de los raperos condenados por sus textos y a punto de entrar en prisión, Raimon ha sido igual de contundente. “Parece que haya libertad, se deja publicar todo pero después los meten en la cárcel. Es un sistema de una hipocresía inmensa: o hay libertad de expresión o no la hay. Nadie obliga a nadie a escuchar una determinada canción”. Al hablar de censuras actuales y pasadas Raimon afirmó: “Yo he intentado siempre ser libre. Tenía la suerte de que, cuando aquí me prohibían grabar, podía hacerlo en Francia. Y sé que aquellos discos llegaban a través de Andorra”.

Joan Carles Doval, director de PICAP, explicó que a finales de mes L’últim recital estará ya digitalizado, incluido el grueso libreto, y presente en todas las redes.