Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras y otros políticos presos piden que haya Govern

Los tres exconsejeros del PDeCAT cierran filas con Puigdemont y piden "confianza"

Junqueras y Puigdemont, en el Parlament, en una imagen de archivo.
Junqueras y Puigdemont, en el Parlament, en una imagen de archivo.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, que está en prisión preventiva por rebelión, instó ayer a Carles Puigdemont a no dilatar más la formación del Govern. En una entrevista concedida a Catalunya Ràdio, exvicepresidente dijo: “Formando Govern no ganamos nada, [pero] sin formar Govern arriesgamos mucho para volver a la misma situación en el mejor de los casos”. Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, también presos y que se han mostrado igualmente partidarios de acabar con la inestabilidad, pidieron “confianza” en la decisión que tome Puigdemont.

Los dos mensajes llegan tras un fin de semana en el que la división entre el PDeCAT y el grupo Junts per Catalunya (del que aquel forma parte) volvió a ser evidente. Aumentan los nervios por la cercanía del 22 de mayo, la fecha en la que se disolverá automáticamente el Parlament y habrá que repetir elecciones. La portavoz de los neoconvergentes, Maria Senserrich, pidió el sábado que se tenga en cuenta la opinión de todos los diputados del grupo parlamentario a la hora de escoger al futuro president.

Automáticamente las voces de su propio partido más cercanas a Puigdemont que a la dirección del PDeCAT y otros diputados independientes criticaron a Senserrich y reivindicaron que Puigdemont —que permanece fugado de la justicia española— tiene la prerrogativa de escoger al candidato o candidata. El portavoz de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, defendió hace pocos días que su formación se había ganado la posibilidad de gestionar eltempo político, si bien aclaró que la voluntad no era agotar el plazo.

Rull, Turull y Forn, exconsejeros del PDeCAT que están en prisión preventiva, mediaron ayer en la polémica cerrando filas con el expresident y publicaron el mismo tuit en las cuentas que gestionan sus equipos. “Ante los días trascendentes que vienen, confiemos en el presidente Puigdemont y en sus propuestas”, decía el mensaje.

Pese al gesto, los exconsejeros discrepan de la estrategia que está siguiendo Junts per Catalunya, y en diversas cartas han asegurado que consideran necesario ya formar un Govern que permita poner fin a la intervención del autogobierno en Cataluña. Según Nació Digital, incluso plantearon hacer una carta pública, pero consideraron que el gesto ponía mucha presión sobre el expresident.

“Todos coincidimos”

Si bien ninguna carta ha trascendido, Junqueras certificó ayer esa tesis en la entrevista que respondió por escrito a la radio pública catalana. “Con todos los presos que he podido hablar coincidimos en que hay que formar un Govern”, afirmó. Junqueras, recluido en Estremera, comparte módulo con Forn. Turull, Rull y Romeva están en el mismo centro pero en módulos distintos.

“Cuando has ganado un partido en unas circunstancias muy difíciles, lo importante es aprovechar el resultado. Si en lugar de aprovechar el resultado lo que haces es jugártelo, lo mejor que te puede pasar es quedar en nada. La cuestión es qué ganamos no formando Gobierno. Y no ganamos nada perpetuando el artículo 155”, señaló Junqueras en la entrevista.

La repetición de las elecciones es un escenario que nadie dice querer pero que tampoco se descarta de plano. La falta de contundencia en ese aspecto preocupa dentro de ERC y del PDeCAT, e incluso a algunos independientes de Junts per Catalunya que, aunque defienden el liderazgo de Puigdemont y la necesidad de poner en evidencia lo que consideran abusos del Estado, ya creen que es tiempo de formar Govern.

Los partidos esperarán al pleno del próximo viernes, en el que previsiblemente se aprobará la reforma de la ley de Presidencia que busca permitir una investidura a distancia. Pujol aseguró la semana pasada que no obligará a los miembros de la Mesa a desobedecer al Tribunal Constitucional para investir a Puigdemont. Sin embargo, hasta después de ese último acto de reivindicación del expresident éste no desvelará quién es su elegido para ocupar la presidencia de la Generalitat.