Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Valls estudia presentarse a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos

Albert Rivera confirma que el ex primer ministro francés, originario de la capital catalana, se está "pensando" formar parte de la lista municipal

anuel Valls con Albert Rivera en una manifestación de Sociedad Civil Catalana, el 18 de marzo en Barcelona. EFE-Quality

Sorpresa mayúscula este viernes en Barcelona a un año de las elecciones municipales previstas para mayo de 2019. El ex primer ministro francés, Manuel Valls, nacido en la capital catalana, reveló que baraja encabezar la lista de Ciudadanos. Una candidatura de Valls, contrario a la independencia de Cataluña, contribuiría a polarizar las municipales entre constitucionalistas y soberanistas y perjudicaría a las aspiraciones de la alcaldesa Ada Colau de repetir mandato.

El presidente de la formación naranja, Albert Rivera, confirmó en El Escorial, que la puerta de su partido está abierta a Valls. Rivera subrayó el perfil del ex primer ministro, su “talento y nivel” y el hecho de que es “un demócrata convencido, amigo de España y de Europa” y que sería, consideró, “mucho mejor alcalde que Colau”. “Me lo voy a pensar”, respondió Valls a la pregunta sobre la posibilidad de que sea “candidato a la alcaldía de Barcelona” en el programa Los Desayunos de TVE.

La irrupción de Valls, que en los últimos tiempos se ha mostrado prolífico en declaraciones sobre el conflicto en Cataluña y contrario al independentismo —participó en una manifestación de Societat Civil Catalana al lado de Rivera—, es todo un golpe de efecto.

Ciudadanos ganó las últimas elecciones autonómicas en Barcelona (el 21-D) y aunque en las municipales se vota en clave de ciudad, el discurso contrario a la independencia y partidario de la mano dura de Valls, obligaría al independentismo (PDeCAT, ERC y CUP) a coger musculatura. De hecho, Valls daría alas a la propuesta del filósofo y tertuliano afincado en Nueva York Jordi Graupera de que el independentismo concurriera bajo una sola candidatura.

En medio, resultaría perjudicado el partido de la alcaldesa, Barcelona en comú, que afronta el peor año del mandato gobernando con 11 concejales de 41 y seis partidos que han dejado claro en las últimas semanas que se lo pondrán todo menos fácil. En el partido, admitían hace unas semanas que lo único que temerían de Ciutadans en vistas a mayo de 2019 sería un candidato potente. Y Valls lo es.

Una candidatura de ex primer ministro francés descolocaría también al PSC, que actualmente tiene solo cuatro concejales en una ciudad que ha gobernado durante décadas. El PP tiene apenas tres concejales.

“Me he metido en este debate porque soy nacido en Barcelona, hijo de catalán, y porque también quiero dar a Cataluña y a España mis orígenes”, explicó Valls, que insistió en que España “es un Estado democrático” y que “no hay posibilidad para Catalunya de salir de España”. Pese a tener nacionalidad francesa, Valls podría presentarse a las municipales porque es ciudadano de la Unión Europea.

Las primeras reacciones a la propuesta de que Valls encabece la candidatura de Ciudadanos llegaron por parte del PDeCAT y ERC. El ex alcalde Xavier Trias consideró “un error” la idea. “Este tipo de experimentos se hacen pensando en los partidos, y no en los barceloneses”, sostuvo. Por parte de los republicanos, a jefe de filas y alcaldable Alfred Bosch, tampoco le gustó la idea: “Parece que Barcelona es una pista de paracaidismo [en referencia velada a Graupera]. Todo el mundo tiene derecho a hacer sus propuestas, pero en las elecciones nos jugamos hacer una ciudad mejor, no una carrera política mejor”.

En el caso del PSC, el partido tiene previsto proclamar este sábado a Jaume Collboni como alcaldable, un acto en el que también participará el primer secretario Miquel Iceta y en el que es probable que se refieran a la propuesta de Ciutadans.