Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey exhibe “confianza y apoyo” a los jueces en Barcelona

Felipe VI les recuerda que han de garantizar la "legalidad de la acción de los poderes públicos"

Felipe VI en la ceremonia de los nuevos jueces en Barcelona.

El Rey Felipe VI ha mostrado este lunes su "confianza y apoyo" a los jueces en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces (65, la mayoría mujeres) que se incorporan a la carrera judicial. En un discurso sin alusiones al contexto político en Cataluña, el monarca -que ha sido largamente ovacionado- les ha recordado, sin embargo, que son "garantes de la legalidad de la acción de los poderes públicos". "El juez que forma la escuela es el que se recoge expresamente en la Constitución: independiente, inamovible, responsable y sometido únicamente al imperio de la ley".

Arropado por toda la cúpula judicial española, Felipe VI ha recordado la "posición clave" que ocupan los jueces para "salvaguardar y garantizar los derechos y libertades de todos los ciudadanos". España, ha incidido, es "un país moderno" que está "en continua evolución", lo que "impone cambios legislativos para ajustar la realidad jurídica a los progresos y transformaciones sociales". En un acto de reafirmación de la justicia, el monarca ha transmitido el "compromiso" y "confianza" de la Corona en los jueces. Y ha invitado a los recién incorporados a actuar con "gran dignidad" para ejercer una labor "indispensable".

El monarca, que ya presidió este mismo acto en Barcelona en 2015 y 2016, ha felicitado a los jueces, ha destacado su "sacrificio" para lograr la plaza y ha aplaudido su compromiso para "velar por el bien común de todos los ciudadanos". En una mesa con menos autoridades de lo habitual por la ausencia de representantes políticos catalanes -solo ha estado presente el ministro de Justicia, Rafael Catalá-, Felipe VI ha recordado que la Constitución garantiza la "independencia del Poder Judicial" y que éste se basa en "los valores de libertad, igualdad, justicia y pluralismo político".

Al acto, convertido en una reivindicación de la solvencia y la autonomía de la justicia española, ha acudido toda la cúpula judicial. El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha felicitado a los 65 nuevos jueces (46, son mujeres) por haber superado un "proceso selectivo exigente" y les ha recordado su "compromiso con los ciudadanos" en "unos momentos especialmente convulsos y complicados". Sin mencionar de forma explícita la situación en Cataluña, Lesmes ha recordado que, "con gran profesionalidad y entrega", los jueces están "defendiendo el Estado de Derecho ante cualquier pretensión de menoscabarlo". "La función del juez, ejercida con independencia e imparcialidad", ha agregado, "asegura la supremacía del derecho en favor de quienes solicitan justicia" y "equilibra los poderes del Estado, contribuyendo a la gobernabilidad del sistema democrático". El presidente del Consejo ha animado a los nuevos jueces a actuar con "imparcialidad e independencia".

Presencia de Llarena

En medio de un clima de tensión por el desarrollo judicial de la causa contra los líderes independentistas del procés, ha tenido especial relevancia la presencia del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El juez ha asistido al acto para arropar a su mujer, Gema Espinosa, directora de la Escuela Judicial de Barcelona, la sede donde se forman todos los jueces españoles. Minutos antes del acto, Llarena ha estado conversando, sonriente, con colegas y con algunos de los nuevos jueces, que le han dado muestras de afecto. Centro de todas las miradas, el instructor de la causa del procés también ha conversado brevemente con el jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, y con el máximo responsable del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, Sebastián Trapote.

En las últimas semanas, Llarena y su mujer han sido víctimas de actos de hostigamiento por la detención, en Alemania, del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) han realizado pintadas cerca de la segunda residencia de la pareja en el Pirineo, mientras que también se han sucedido amenazas en redes sociales como Twitter.

En un discurso ajeno a esa tensión, Espinosa ha aplaudido la presencia del Rey y ha alabado la formación de los nuevos jueces. "Vuestra labor no va a ser fácil", les ha advertido la directora de la escuela, que les ha recordado el deber de ser "independientes" frente a otros poderes del Estado, pero también "sus propias opiniones experiencias personales". Tras citar a José Saramago y a Alexis de Tocqueville, Espinosa les ha invitado también a ser "imparciales" e "íntegros" para servir a los ciudadanos.

Protesta de los CDR por la visita del Rey

REBECA CARRANCO

Decenas de personas se han manifestado hoy contra la presencia del Rey en la entrega de despachos de la nueva promoción judicial. Convocados por los autodenominados Comités de la Defensa de la República (CDR), decenas de personas se han concentrado en el puente de la Marina. Posteriormente, han trasladado su protesta a uno de los laterales del Auditorio, fuertemente custodiado por Mossos.

En esa zona, se han sentado diversos estudiantes de la escuela de música ubicada en el mismo edificio del Auditorio, a modo de protesta. Los Mossos les han sacado uno a uno y en la puerta del edificio han seguido cantando a modo de protesta por la visita del monarca. A mediodía, cuando ha llegado la comitiva del Rey, han reaccionado con un sonoro abucheo. A la una de la tarde, todavía quedaban diversas personas protestando y pidiendo la libertad de los políticos catalanes presos.

Más información