Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El socialista Martínez vuelve a votar con el PP en la Diputación de Lugo

El vicepresidente del organismo se alinea contra la revisión y modificación parcial de la relación de puestos de trabajo

Manuel Martínez, al fondo, vota con el PP en la Diputación de Lugo.
Manuel Martínez, al fondo, vota con el PP en la Diputación de Lugo.

El vicepresidente de la diputación de Lugo, Manuel Martínez, ha votado junto con el Partido Popular en contra de la aprobación definitiva sobre la revisión y modificación “parcial” de Relación de Puestos de Trabajo (RPT). Afloran así las diferencias entre Martínez, presidente de Suplusa, la Sociedad Urbanística Provincial, y el grupo de gobierno socialista, que le retiró la encomienda de gestión a Suplusa de las residencias para mayores, que programa la diputación de Lugo, y que ahora dirigirá la propia junta de gobierno si no prospera el recurso presentado por el también alcalde de Becerreá.

Con el voto negativo del PP, 12 diputados, más Martínez, y la abstención del BNG (dos diputados) se rechazaba dicho punto que solo contó con la anuencia de diez de los once diputados del PSOE, lo que ahonda en las diferencias entre Martínez y el grupo al que regresaba luego de haber posibilitado, en su momento, la investidura de la popular Elena Candia. Luego apoyó la moción de censura, tres meses después, que reintegraría en el gobierno a los socialistas aunque aún tardó en incorporarse al gobierno provincial sujeto a la responsabilidad de vías y obras y con la presidencia de Suplusa.

Durante el pleno, el diputado de personal Miguel Ángel Sotuela, defendió que esta RPT obedecía y atendía a las reclamaciones de los cuatro sindicatos de la junta de personal. Además ha apelado a que solo se buscaba la “ratificación” del pleno anterior sobre este mismo tema. Además ha dejado claro que de 500 trabajadores (392 funcionarios más cien de personal laboral) tan solo se presentaron 25 alegaciones, de las que se estimaron siete y cinco “parcialmente”. Una premisa que desoían en el PP, donde Carlos Armesto corregía ese dato y mantenía que las alegaciones sumaban 34, incluso deslizó que una de esas alegaciones la ha suscrito la diputada de Medio Ambiente, Sonsoles López Izquierdo.

Además lo que ha planteado era que dicha RPT quedara “encima de la mesa”, aferrándose también a que para su buen desarrollo es preciso que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. Desde el BNG, Xosé Ferreiro, justificaba la abstención de su grupo en base a demandar un informe de la “secretaría”, con similares argumentos a los populares, y ponía en entredicho que “el salario más grande (de los funcionarios) multiplicaba por cinco el más pequeño”.

Al margen de esto, la sorpresa saltó en la votación, donde se repitieron situaciones del pasado donde el diputado Manuel Martínez llegaba a votar con la oposición aunque tras su integración de nuevo en el grupo provincial socialista trazaba una tregua que ahora se ve interrumpida. Desde los sindicatos provinciales, ya avanzan que recurrirán, lo que provocaría que en el plazo de un mes se volviera a debatir sobre la Relación de Puestos de Trabajo.